Feliciano busca reactivar la economía entre la preocupación y el optimismo de los vecinos

La ciudad todavía no presentó casos de coronavirus y este sábado se organizó una feria, con críticas y elogios, luego de que el municipio aumentara los impuestos de casinos y bancos y sin directivas claras de la provincia.

El municipio de Feliciano lleva adelante este fin de semana una feria de artesanías, con patio de comidas y bandas en vivo, para estimular la economía local en medio de la crisis sanitaria que se vive.

Sin embargo, la iniciativa recibió duras críticas de parte de quienes consideran que, en plena pandemia, es necesario preservar la salud y tomar medidas preventivas a raíz del fuerte brote de casos positivos que hubo en Paraná.

Otros, en cambio, celebran que, con los recaudos necesarios, los pequeños emprendedores de Feliciano puedan comercializar sus productos y los vecinos tengan un paseo para hacer.

Entre el primer grupo, están quienes sostienen que lo hecho hasta el momento en materia de prevención y cuidado de la salud, no debe desperdiciarse, mientras que el segundo sector reclama con urgencia reactivar la economía.

El municipio de Feliciano, al igual que tantos otros de la provincia de Entre Ríos, se vio seriamente afectado por la merma de la coparticipación tanto provincial como nacional y también una disminución en el pago de los impuestos locales.

Es por ello que el Concejo Deliberante aprobó esta semana un proyecto del Ejecutivo que busca mejorar la recaudación municipal sin cargar sobre los contribuyentes, mediante el aumento de la alícuota que se cobra a los bancos, empresas y cooperativas de créditos.

A través de esta iniciativa, se pasó de un 2,75% a un 6%, y se estipuló una alícuota de un 9% para las actividades de explotación de juegos de azar, sala de juego, bingo, máquinas tragamonedas y otros juegos electrónicos.

Sin embargo, con esas actividades todavía trabajando de manera reducida o sin funcionar, el impacto en las arcas municipales se verá a futuro.

Es por ello que el municipio optó por comenzar con la reactivación económica mediante los pequeños comerciantes y emprendedores que todavía no han podido comercializar su producto, o que lo han hecho con serias dificultades por la cuarentena.

A pesar de eso, la feria organizada este fin de semana tuvo sus detractores y críticos, ya que hay quienes consideran que es fundamental preservar la salud y que mientras se pide a los vecinos que se queden en sus casas y se cuiden, no tiene sentido realizar este tipo de eventos.

Uno de los momentos más controversiales del encuentro se dio cuando el propio intendente, Damián Arévalo, tomó el micrófono y se puso a cantar temas folklóricos junto a una banda. Mientras algunos lo aplaudían, otros le rogaban que se bajara de la tarima.

Lo concreto es que, sin directivas claras de parte del gobierno provincial, que esta semana decidió volver a la fase 1 con la administración pública pero no brindó mayores detalles acerca del resto de las actividades, los municipios buscan reactivar sus economías de la manera que creen convenientes.

La semana pasada fue el municipio de Paraná el que tuvo una iniciativa similar con gran concurrencia en calle Racedo, aunque fue suspendida luego del brote de casos que se produjo en la capital provincial.

Hoy esto se traslada a Feliciano, un municipio que hasta el momento no ha sufrido en carne propia el virus y que, según su intendente, extrema las medidas de precaución.

La iniciativa fue igualmente celebrada como criticada por un lado por quienes sostienen que es momento de poner en marcha la economía, y por el otro, por quienes apuntan a cuidar la salud.

Al respecto, el gobierno provincial no se ha expedido y, dadas las marchas y contramarchas de las autoridades provinciales, la decisión recae en los intendentes.

Dejar Comentario