El escándalo de las islas fiscales de Victoria: varias en manos de legisladores provinciales y funcionarios

Compartir:

Los terrenos en el ejido del que es oriunda la vicegobernadora están en el foco de una millonaria denuncia contra el Estado provincial por el otorgamiento de los permisos y la falta de control que permitieron las quemas que provocan un enorme perjuicio al medioambiente y la salud.

Localidades de Entre Ríos y Santa Fe sufren desde hace varios días las consecuencias de la quema de pastizales en las islas del Delta del Paraná.

El gobierno santafesino ya denunció que los incendios son intencionales y que a esa provincia le cuesta 10 millones de pesos diarios el combate contra el fuego, que se origina en territorio entrerriano.

A raíz de ello, las autoridades santafesinas le exigieron a las entrerrianas que verifiquen si los incendios son intencionales, ya que desde la vecina provincia sostienen que es así.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti pidió la intervención de la Justicia Federal de forma “urgente, frente a la causa penal por la quema de pastizales que inició el Ministerio de Ambiente de la Nación, y arbitre los medios para garantizar la medida cautelar que dispuso la prohibición absoluta de la quema de recursos naturales”.

La provincia de Entre Ríos deberá afrontar el costo millonario de la demanda santafesina, los gastos en la Justicia y demás, a raíz de la negligencia y la desidia de las autoridades provinciales, lo que permitió que el fuego se propagara.

Una gran parte de los incendios se registra en la zona de las islas que pertenecen a Victoria, de donde es oriunda la vicegobernadora Laura Stratta.

Esos terrenos, originariamente tierras fiscales, son explotados hoy por privados con plantaciones de soja y ganado, entre los que se encontrarían funcionarios y ex funcionarios provinciales, legisladores actuales y legisladores mandato cumplido, algunos mediante testaferros.

Es más, hay una llamativa anécdota que cuenta que uno de estos testaferros, que tocaba la guitarra en las peñas de un ex legislador, de un día para el otro se apoderó de los terrenos, dejando sin acción a quien lo había contratado.

Según se comenta fuertemente en la ciudad de las Siete Colinas, uno de los grandes explotadores ganaderos sería el ex diputado provincial Juan Carlos Almada, de quien también se comenta que tendría una importante cadena de farmacias con un jugoso acuerdo con el Iosper y el ex legislador José Ángel Allende, que afronta una causa por enriquecimiento ilícito.

Otro de los grandes explotadores sería nada más ni nada menos que el sindicalista Herme Juárez, recientemente investigado en una megacausa por lavado de dinero.

Se trata de terrenos que son propiedad del Estado provincial, que se convirtieron en botín de guerra y que estos legisladores actuales y mandato cumplido y funcionarios se habrían adjudicado para sí mismos, o para poderosos privados, durante su tiempo en el gobierno para poder explotarlos.

Las quemas intencionales son utilizadas en la agricultura para despejar el terreno y poder cultivar y, en el caso de la ganadería, para alimentar a los animales con los nuevos brotes verdes.

Sin embargo, en temporadas de sequía y bajante del río como la actual, las llamas se propagan y esparcen muy velozmente por el terreno, lo que trae serias consecuencias medioambientales.

En la provincia de Santa Fe, en ciudades como Rosario y las zonas aledañas, además, reportaron una gran contaminación en el aire por el humo y las cenizas, al punto tal que denuncian que literalmente no pueden respirar, al igual que ocurre en Victoria y, en estos días, también en Paraná.

Lo que faltaba: La desidia del Gobierno en materia ambiental llegó a Paraná, alarma por elevadisímos indices de contaminantes en el aire

Las consecuencias en la salud de las personas a raíz de esa contaminación son muy serias y pueden acarrear problemas respiratorios graves, principalmente para quienes tienen alguna patología previa.

La desidia del gobierno provincial, en primer lugar el gobernador Gustavo Bordet, y luego el secretario de ambiente, Martín Barbieri y el ministro de Producción Juan José Bahillo, permitieron que las quemas se utilizaran como método cuando se dejó vencer la resolución que prohibía los incendios. También se acusa a la Policía de Entre Ríos, dependiente del ministerio de Gobierno que conduce Rosario Romero, de no llevar adelante los controles para evitar las quemas.

La negligencia e irresponsabilidad del Estado provincial llevó a que hoy el fuego sea prácticamente incontrolable y que tanto la nación como las provincias gasten sumas millonarias para intentar sofocarlos.

A raíz de la denuncia que realizó el gobierno de Santa Fe, que directamente acusa a Entre Ríos por la responsabilidad de las quemas, la provincia deberá afrontar una millonaria causa judicial y sus respectivas costas, que deberá pagar Bordet o el gobernador que venga, pero, en todo caso, saldrá de los bolsillos de los entrerrianos.

Además de un grave daño ambiental y de serios problemas en la salud de las personas que se ven afectadas, estas quemas producirán un gran perjuicio en las arcas públicas entrerrianas.

Ahora, el gobierno provincial, el gobierno provincial encontró la salida de presentarse como querellante para evitar la condena pública y social que existe actualmente, aunque difícilmente podrá lograrlo.

Lo más grave del asunto es que los incendios serían provocados de manera intencional por los privados que pretenden sacar un millonario rédito económico de las tierras.

Entre esos explotadores se encontrarían funcionarios y legisladores actuales y mandato cumplido, que habrían utilizado su poder en el gobierno provincial para adjudicarse esas tierras fiscales y explotarlas.

Las consecuencias de la desidia del gobierno y de los desmanejos están a la vista. La padecen los santafesinos y entrerrianos que literalmente no pueden respirar, y la pagarán los contribuyentes de la provincia.

Compartir:

4 comentarios

sergio 22 julio, 2020 at 9:02 am

Almada y Allende ambos sindicalistas de estatales..ex diputados peronistas con mucho poder..mega millonarios..pero los kumpas que algunos comen salteado cantando la marchita y gritando combatiendo al capital¡¡¡

Responder
teresa 22 julio, 2020 at 6:52 pm

¿ALLENDE…??? No puede ser…

Responder
1010 24 julio, 2020 at 11:10 am

Son los nuevos ricos, y se cubren entre ellos, se turnan en el poder, lamentablemente. Qué bueno sería que se hiciera justicia.
Habrá manera de relevar todos los terrenos fiscales? Seguro ahí nos llevamos varias sorpresas esperables.

Responder
Incendios en las islas: ecologistas piden acciones inmediatas de Bordet y los legisladores - El Portal Ricardo David 31 julio, 2020 at 1:09 pm

[…] El escándalo de las islas fiscales de Victoria: varias en manos de legisladores provinciales y func… […]

Responder

Dejar Comentario