La soberbia de Casaretto en su máxima expresión: “Anda a pedirle a otro”, ante el desesperado pedido de un entrerriano enfermo

Compartir:

El diputado nacional que nunca ganó una elección se negó a hacer una gestión diciendo “yo no nombré a los funcionarios”.

El diputado nacional que más cortes sufrió en las elecciones del año pasado, Marcelo Casaretto, volvió a hacer de las suyas al actuar con la soberbia que lo caracteriza.

Sin embargo, en esta oportunidad no tiene nada que ver con sus costosos y ostentosos viajes a destinos codiciados del exterior para seguir a la selección de básquet, sino que se trata de un categórico menosprecio a un pedido relacionado a la salud de un entrerriano.

El representante de los entrerrianos ante el Congreso de la Nación fue contactado por un vecino de Hasenkamp, que casualmente es militante peronista, para hacerle un pedido referente a la salud de su nieto.

Según explica en el mensaje que puso a disposición de este Portal, un vecino militante peronista contactó al diputado con el fin de obtener ayuda en un trámite en la ANSES para su nieto, un niño menor de edad con una enfermedad sensible.

Sin dudas, la respuesta que recibió no fue la esperada, ya que el propio Casaretto respondió y aseguró “no me ocupo de trámites personales”, con lo que ya estaba totalmente descartada la ayuda, pero no se quedó allí, sino que continuó.

“Tampoco nominé a los funcionarios nacionales en ER, seguí el trámite en la ANSES nomás” agregó Casaretto, y finalizó con un tajante “yo ni conozco a los compañeros que han puesto”.

Evidentemente, el vecino que con todo respeto lo contactó, lo hizo con la esperanza de que el representante del pueblo entrerriano ante la Cámara de Diputados de la nación pudiera ser un nexo para resolver su problema, como históricamente hicieron los diputados y senadores nacionales.

Hasta no hace mucho tiempo, un vecino de nuestra provincia que tuviera algún inconveniente para resolver en Buenos Aires, sabía que podía contar con los legisladores entrerrianos, sin importar si eran radicales o peronistas, para lo que fuera y que las puertas de sus oficinas estaban abiertas para escuchar los problemas.

Siempre estaban a disposición de los entrerrianos que lo necesitaran para conseguir algún pasaje, para posibilitar el acceso a una internación compleja, para dar una mano en la Casa de Entre Ríos y demás.

Pero ese no es el caso de Marcelo Casaretto, quien llenó de promesas a los entrerrianos durante la campaña, aunque solo lo escuchara un perro en Santa Elena, pero una vez que se sentó en la banca deja claras muestras de que se olvidó del pueblo que lo llevó nada más ni nada menos que al Congreso de la Nación.

Además, como si eso fuera poco, Casaretto fue durante la gestión del intendente Rubén Velek asesor contable del municipio de Hasenkamp, en donde también recuerdan cuando durante la pasada campaña hablaba de que los vecinos tendrían un amigo a quien recurrir en Buenos Aires.

Lejos de ser un apoyo para un vecino desesperado, lo que el honorable miembro de la Cámara de Diputados de la nación parece haber afirmado es que él está en Buenos Aires solo para participar de las actividades legislativas, recibir su suculento sueldo a fin de mes, gozar de las dietas, gastos y demás, y volver a su lujosa casa en la zona del Centro-Parque de la ciudad de Paraná.

El legislador que nunca ganó una elección, con la frase “tampoco nominé a los funcionarios nacionales en ER”, con un absoluto desprecio por el problema ajeno, mandó al vecino, en otras palabras, a pedirle a otro.

Quizás el legislador considera más conveniente que el vecino recurra al propio gobernador Bordet, o a quien sea que haya nominado en Entre Ríos a los funcionarios de organismos nacionales.

Lo concreto es que, en lugar de actuar como un representante del pueblo y de bregar por los el bien de los entrerrianos, el diputado que sufrió el mayor corte en las elecciones pasadas demostró que sus intereses quedan en él mismo.

Después de sacarse una foto con un manojo de libras esterlinas en Londres en pleno cepo cambiario, o de mandar “a alquilar” a los beneficiarios de las deplorables casas que el IAPV que él conducía construyó, o de mostrarse en el mundial de Básquet en China en plena campaña, Casaretto no necesitaba dar más muestras de su soberbia y de su total y absoluta falta de empatía para con el prójimo.

Sin embargo, lo hizo otra vez. A Casaretto cada vez le queda más chico aquello de “honorable”.

 

Compartir:

10 comentarios

Natalia 21 julio, 2020 at 9:43 pm

Este es un sorete con todas las letras! Es casorete, hablan de la solidaridad y del peronismo y lo que menos tiene es de solidarios y peronistas. Son unos delincuentes y corruptos seriales. Este infumable siempre fue un prepotente.
Nunca más voten están lacras de mierda.

Responder
Panchosusanti 21 julio, 2020 at 9:58 pm

Y la solidaridad?, y los que más necesitan?, je je (como embaucan a los distraídos.-

Responder
Mauricio 21 julio, 2020 at 10:11 pm

Un negro asqueroso que se cree más de lo que es. Repugnancia es lo que trasmite esta lacra

Responder
Tito sueldo 22 julio, 2020 at 6:50 pm

Desafiliación ya y repudio.

Responder
juansalvador 22 julio, 2020 at 12:08 am

Por favor que quieren o pretenden de ese engreido piojo resusitado

Responder
juansalvador 22 julio, 2020 at 12:09 am

Esto ocurre p.que cuando se vota no se tiene en cuenta la estirpe o la personalidad

Responder
Juan Pindonga 22 julio, 2020 at 12:49 am

Ahí tienen, manga de mamertos! Eso votan, eso se merecen! Agua y ajo!

Responder
Tito sueldo 22 julio, 2020 at 6:53 pm

Echagüe descendió con Casaretto,mufa.

Responder
Facundo 25 julio, 2020 at 8:32 pm

Sin sorete no tenías dónde caerte muerto siempre fuiste un sorete…..nunca le diste una mano a nadie ..únicamente a la gente que salió a pegar papeles cuando fuiste director de ater y llevaste a todos esos contadores hdp…….
Casareyo SOS un garca…………te acordás que no tenías dónde dormir …

Responder
Marisa 29 julio, 2020 at 9:39 pm

Esa es la gente de Bordet…

Responder

Dejar Comentario