ATER tierra de nadie: Un pedido de renuncia que no fue acatado, un cargo inventado y el vaciamiento con expedientes de “grandes” contribuyentes

Compartir:

Las irregularidades se han vuelto costumbre en el organismo tributario, la dirección de fiscalización tributaria, el inconmensurable botín de guerra donde habrían desaparecido deudas de mutuales y financieras.

El pasado 10 de julio bajo el título “Otra designación, ahora insólita de Bordet y Grané: un contador sumariado por la faltante de cheques a controlar que no exista evasión”,  este Portal exponía un nuevo inminente nombramiento en la Provincia a pesar de la emergencia económica, financiera, previsional, administrativa y sanitaria establecida por la Legislatura.

Una nueva muestra de las contrariedades de la gestión provincial, que, por un lado ajusta a trabajadores y jubilados, excusándose en la crisis de las arcas, pero por otra no cesa con la generación de cargos y funcionarios.

El caso de ATER traía una gravedad más, entre los antecedentes del funcionario que se pretendía designar figuraba un sumario y su pertinente sanción administrativa haciéndolo responsable de una sustracción de cheques sucedida en el año 2012 cuando el mismo tenia asignadas funciones en el Instituto Portuario de la Provincia.

Vale decir, el rector de ATER, German Grané y el gobernador Gustavo Bordet tenían intenciones de designar en la dirección de fiscalización tributaria, área de suma importancia en relación al cumplimiento de las obligaciones y la prevención de la evasión, a un funcionario con antecedentes constatables de protagonizar serias irregularidades en otra repartición estatal.

La noticia del Portal provocó un gran revuelo que se expandió por toda la Provincia, el resultado fue la marcha atrás en la designación.

Quedaba al descubierto, asimismo, la importancia del área de fiscalización tributaria, la cual ahora se sabe es una suerte de “botín” de guerra por los beneficios o ventajas que pueden extraerse de la misma.

Y es que, todas las obligaciones tributarias, de chicos, medianos y grandes contribuyentes, tramitan en la ponderada repartición, como también los “arreglos” que se practican para aquellos que posean deudas impagas o, si no existe arreglo, la dirección es quien ordena la ejecución.

En otras palabras, el manejo es inconmensurable, como también, las sospechas de irregularidades en torno a las obligaciones, quitas, condonaciones y demás herramientas previstas respecto a las deudas.

Hasta julio la dirección de fiscalización estaba en manos del Contador, Román Adalberto Escobar.

El hombre pertenece al sector del antecesor de Grané, el hoy concejal Sergio Granetto, quien, a pesar del cambio de conducción del organismo, continua en el manejo del mismo a través de directores que el mismo designo y continúan en sus puestos.

Durante la cuarentena, se estima que en virtud de distintas publicaciones de este Portal dando cuento del desmanejo en la repartición y de la consideración interna que existe dentro de la ATER sobre Grané, a quien lo califican incuso de “títere”, por su imposibilidad de conducción, lógicamente porque todas las reparticiones continúan están encabezadas por afines y7o cercanos a Granetto, empezaron a verse movimientos en a planta de funcionarios.

Fue así que le pidieron la renuncia a Escobar en la dirección de fiscalización, muy lejos de acatar la solicitud de arriba, el hombre se negó a presentar su dimisión.

Cuentan los propios trabajadores de la ATER que para no confrontar, Grané le creó un nuevo cargo, la palabras que utilizaron que los fue “le inventó un cargo”, denominándolo “dirección preventiva”.

Aquellas fuentes internas agregan que este invento es una especie de dirección de fiscalización paralela, vale decir, donde tramitan casos puntuales de obligaciones tributarias, curiosamente, las de “grandes contribuyentes”.

Es más, sostienen que Escobar se hizo crear este cargo, sino que a su vez se llevó a todo el personal afín a su nuevo puesto, no sería lo único que se trajo a su novedosa función en la ATER.

Indican que también varios expedientes de grandes deudas ya no corren más por la dirección de fiscalización, donde deberían, sino, precisan aquellos, en esta nueva área cerrada para Escobar.

Entre los ejemplos de grandes contribuyentes que ahora están en manos de Escobar, estas fuentes internas aseguran que se encuentran las deudas de las mutuales, las cuales son de las más ponderadas, estimándose, que dichas asociaciones representan una recaudación de 80 millones de pesos.

Se desconoce quien dio la orden del vaciamiento, pero estas deudas que deberían tramitar en la dirección de fiscalización, ahora están en manos del funcionario que se negó a renunciar y como premio a su negativa, accedió a un puesto inventado.

 

Compartir:

4 comentarios

Jesus 10 agosto, 2020 at 11:55 am

Galeano (el del problemita con los cheques), Escobar (con su carguito inventado, hombre de boliches nocturnos), Sigura (el mas caro de todos, la verdadera marioneta de Granetto, con dos carguitos por mas de 500 mil mensuales), Jacob (con antecedentes no muy limpios en cooperativas de la zona diamantina), todos personajes impresentables manejados por el ahora concejal y que no hacen mas que trabajar para su beneficio.

Responder
Juan Pueblo 10 agosto, 2020 at 4:30 pm

Pero ahi no hay nadie de mayor jerarquia que controle estas cosas? o es tierra de nadie y todos hacen lo que quieren? que desastre por favor total paga juan pueblo

Responder
Angel Carmelo Rossi 11 agosto, 2020 at 6:31 am

Lo que me gustaría saber que dicen los gremios, y en este caso de ATER donde A.T.E. tiene el manejo interno, con injerencia en las posibles contratación de empleados que reemplazan a los que se acogen al beneficio jubilatorio porque previo a que un hijo/a de los ex empleados ellos filtran o colocan el dedo, *(ver en P/D) es decir cumplen las dos funciones del mostrador, dicen que por un lado defienden los derechos de los trabajadores, pero también están del otro lado del mostrador convirtiéndose en patrón estado, como me gustaría que todos lo que fueron afectados en distintas gestiones desde que asumió Marcelo Casaretto como marginaron a varios compañeros que reúnen las condiciones que solicita el estado provincial, poniendo normas que históricamente le llamamos el dedo del jefe, es así como los gremios dejaron de ser las entidades para defender derechos y son solo voceros del gobierno de turno o funcionarios que con su manejo oscuro como es el de A.T.E. han convertido en un negocio su actividad, como me gustaría que por este medio se realice una investigación de la connivencia que existe entre gremios y estado provincial, gracias.-
P/D. *(Ver en los registros oficiales del estado provincial) Nro. de expediente Único 686445- Mesa de Entrada- D.G.R., fecha de inicio 16-05-2006 Reiteración del Expediente numero Único 686445, que fuera presentado el 15 de marzo del 2012-R 148, en ATER, que se presentaban con los antecedentes de estudios que avalaba que era apto para poder ocupar la vacante que se producía y de esta forma otros casos iguales, de los cuales nunca se recibió una respuesta formal.-

Responder
Benito Sábiolla 11 agosto, 2020 at 7:33 am

Que tremendo!

Responder

Dejar Comentario