Llamativo: en el mismo día, le modificaron cuatro veces el Presupuesto al Registro Civil

Compartir:

Mediante cuatro decretos diferentes, a pesar de la Ley de Emergencia, contará con más de 4,5 millones de pesos más.

La Dirección General del Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas tuvo una modificación presupuestaria por más de 4 millones y medio de pesos, con algunos datos llamativos.

El primero, es que la modificación se produjo mediante cuatro decretos diferentes, pero todos con fecha del mismo día.

El segundo tiene que ver justamente con la fecha: el 7 de julio, a pesar de lo cual los decretos fueron publicados recién en septiembre, en dos ediciones diferentes del Boletín Oficial.

El decreto 1029 del Ministerio de Gobierno y Justicia, que conduce Rosario Romero y del cual depende el Registro Civil, modifica el presupuesto y amplía los créditos por la suma de setecientos diez mil ciento setenta y tres con setenta y centavos ($ 710.173,73).

Ese documento fue publicado este 2 de septiembre en el Boletín Oficial, dos meses después. Una dilación que resulta llamativa, aunque el gobierno provincial suele publicar con significativa demora algunos decretos, principalmente aquellos que tienen que ver con presupuesto y designaciones.

El 3 de septiembre, en cambio, se publicaron otros tres decretos, todos referentes al presupuesto y todos firmados por el gobernador Gustavo Bordet y la ministra Romero.

Se trata de los decretos 1035, 1036 y 1037, que modifican y amplían los fondos con los que cuenta el Registro Civil para el ejercicio de este año.

En total, son más de cuatro millones y medios de pesos más, 4.538.312,59 precisamente, los que podrá disponer esta repartición para diferentes gastos.

Esta repartición, al igual que otras de la administración pública provincial, se vio afectada por la pandemia y por el aislamiento social preventivo obligatorio y prestó solamente los servicios esenciales y bajo estrictos protocolos para evitar contagios de coronavirus.

Sin embargo, esta es una de las direcciones desde la cual se enviaron a este Portal denuncias por la falta de insumos con que los trabajadores contaban para desarrollar su labor y preservar su salud.

Es más, tal fue la desidia de la provincia con respecto al cuidado de sus empleados que hasta tuvo un resultado desfavorable en el amparo presentado por un trabajador de salud contra el Estado provincial, obligándolo a proveer los elementos de prevención necesarios.

A pesar de ello, el gobierno provincial modificó y amplió el presupuesto para el Registro Civil, mientras el personal de salud lamenta la falta de insumos para combatir el virus desde la primera línea de batalla.

Ha habido incluso manifestaciones frente a hospitales, frente al ministerio de Salud e incluso frente a la casa del gobernador para que la provincia provea elementos de protección, mejoras salariales, el bono de 5 mil pesos que Bordet garantizó y demás, ante los oídos sordos del gobierno.

Más allá de los numerosos reclamos del personal sanitario, el Registro Civil recibe estos fondos, aunque trabaja a media máquina.

Lo mismo ocurrió con la dirección provincial de Hidráulica, que no hizo ni una obra en todo el año, pero recibió una ampliación presupuestaria de 55 millones de pesos.

¿En qué se gastaron la plata?, millonaria ampliación presupuestaria para una dirección provincial que lleva seis meses sin trabajar

En este caso, llama la atención el hecho de que los decretos, aunque fueron publicados en las ediciones del 2 y del 3 de septiembre del Boletín Oficial, llevan todos fecha del 7 de julio.

La ley de Emergencia “económica, financiera, fiscal, sanitaria, administrativa y previsional” fue sancionada definitivamente por los senadores entrerrianos el 2 de julio.

Esta normativa, en el marco de la pandemia, recorta los ingresos de jubilados y trabajadores estatales con fin de asegurar el cumplimiento de las funciones inherentes al Estado provincial y la normal prestación de los servicios públicos.

En otras palabras con la Emergencia se sinceraba la gravísima situación de la provincia, pero los fondos recabados con esta ley hasta el momento no se han visto reflejados en el combate del coronavirus.

Además, tal es la necesidad del Estado provincial de contar con más fondos, que comenzó a intimar a los contribuyentes a pagar los impuestos atrasados, sin moratoria, para poder recaudar más.

Después de declarada la Emergencia, la provincia modificó y amplió el presupuesto del Registro Civil, por una suma que supera los 4,5 millones de pesos, mientras salud sigue reclamando insumos.

 

 

Compartir:

Dejar Comentario