Escondidos detrás de la pandemia no hay obras y las que hay son por los “me llevo”

El ejemplo son los trabajos de reparación en calles y rutas que en apenas meses o semanas ya están otra vez intransitables.

Vecinos de calle Balbín de Paraná denunciaron ante este Portal el deplorable estado en que se encuentra la arteria en estos momentos, a pesar de que en mayo del año pasado la Dirección Provincial de Vialidad realizó trabajos de reparación en la zona.

Por el gran despliegue de maquinarias y materiales, se estima que la cifra invertida fue millonaria, aunque es casi imposible acceder al número real del gasto realizado.

Sin embargo, poco más de medio año después, la calle, en el tramo que va entre Avenida Zanni y Caputo, ya está nuevamente intransitable.

Este es apenas un ejemplo de la precariedad e irregularidades en las obras que lleva adelante la provincia, como aquella sobre el cruce de Ruta 127 y 32, en donde apenas días después de que se inauguraran los trabajos, se produjo un grave accidente.

Corrupción estructural: hace unos días “inauguraron” una ruta y ya hubo un accidente gravísimo en un cruce fatal

En el 2020, con la excusa de la pandemia, el gobierno provincial no hizo más que ajustar sobre los trabajadores y jubilados, recortando los salarios y jubilaciones, sin otorgar aumentos, limitando los recursos e insumos.

Bajo el escudo de la crisis sanitaria, prácticamente no se llevaron adelante obras públicas y las pocas que hubo sirvieron para inflar los bolsillos de los privados y de los funcionarios a cargo de las compras, contrataciones y demás, pero no tuvieron ningún impacto en la calidad de vida de los entrerrianos.

Más allá de ello, no faltaron las publicaciones en la página oficial del gobierno o en las redes sociales de los funcionarios en las que se hablaba de “articular”, “coordinar”, “diagramar”, “disponer”, “ordenar”, y otras palabras que en la práctica no significan nada para los vecinos de la provincia.

Además, se firmaron convenios y se anunciaron obras, que por el momento brillan por su ausencia.

El martes 13 de octubre, en la página oficial del gobierno provincial se vio el anuncio de la firma del gobernador para lareparación de la Ruta 11, en el departamento Victoria, en la zona de acceso a la ciudad cabecera.

Según el anuncio, el plazo para finalizar la obra era de 12 meses, aunque más de cuatro meses después ni siquiera se ha visto por la zona una carretilla.

Así, vecinos de diferentes puntos de la provincia, como los de Paraná en calle Balbín, los de Paraná Campaña con el cruce de la Ruta 127 y la 32, o los de Victoria con la anunciada obra del acceso, pueden ser testigos de la preocupante falta de inversión en obra pública que, o no se hace, o se hace para los conocidos “me llevo”.

La gran excusa que pone el gobierno provincial es la de la pandemia, que se usa como escudo para justificar la falta de obras o como motivo de celebración cuando se anuncia que “a pesar de la pandemia hacemos tal y cual cosa”.

Lo concreto es que las obras no se ven o son de pésima calidad y, mientras la calidad de vida de los entrerrianos se deteriora a la par de la infraestructura pública, los bolsillos de los encargados de firmar, aprobar, contratar, y demás se siguen llenando.