Stratta conducirá un bloque de senadores sin representación de Victoria, su pueblo

Compartir:

Con la cuenta regresiva de Bordet, la vicegobernadora electa deberá verse las caras con los senadores que ganaron en sus departamentos, en plena lucha por la sucesión.

La vicegobernadora electa, Laura Stratta, deberá conducir a partir del 10 de diciembre un bloque de senadores justicialistas en el que su ciudad natal, Victoria, no tendrá representantes.

Stratta deberá conducir a un grupo de senadores que vienen de haber ganado los comicios en su departamento, algo que ella misma no ha podido lograr nunca, ya que la intendencia seguirá en manos de Domingo Maiocco, y la senaduría será para Gastón Bagnat, ambos de Cambiemos.

Los candidatos de Cambiemos se impusieron claramente frente a los alfiles de Stratta, Adrián Díaz, que perdió en la localidad por más de 2000 votos, algo que en Victoria es prácticamente una paliza; e Isa Castagnino, que no logró recuperar la intendencia que la hoy ministra perdió en 2015 contra Maiocco.

Castagnino había llegado a la concejalía con la lista que conformó Stratta en 2015, cuando fue en busca de la intendencia, sin éxito, y hoy su nombre aparece en la investigación contra el sindicalista portuario Herme Juarez, porque su sector habría recibido aportes para la campaña provenientes del lavado de dinero.

Pero no solo los alfiles de la ministra vieron la derrota en la localidad, la propia Stratta lo vivió en carne propia cuando se presentó para la intendencia, con la protección del entonces gobernador Sergio Urribarri.

La derrota de 2015, se replicó este año, nuevamente con su nombre y su cara en la boleta, en este caso junto a Gustavo Bordet como candidata a vicegobernadora.

A pesar de conducir un ministerio como el de Desarrollo Social, Stratta no pudo lograr que los candidatos de su riñón tuvieran aceptación de la ciudadanía.

Cada vez que la ministra se puso a disposición de la gente, le fue muy mal, aunque contaba en todos los casos con la estructura gubernamental a su favor.

De esa manera llega Stratta a la conducción de un Senado en el que deberá verse las caras con los legisladores que se impusieron en sus departamentos, y en plena cuenta regresiva de Bordet.

Aunque el nombre del gobernador sonaba para integrar el gabinete nacional junto con Alberto y Cristina Fernández, él mismo se encargó de desmentir y de confirmar que se quedará en la provincia, por lo que Stratta quedará al frente del Senado y no del gobierno provincial, como se especuló en su momento.

Es sabido que las disputas políticas por la sucesión y el poder en el Partido Justicialista, son muy fuertes y el Senado será uno de los campos de batalla.

Ya lo sufrieron los dos gobernadores concordienses anteriores, Jorge Busti y Sergio Urribarri, que fueron perdiendo poder político al alejarse del centro de la escena, y todo parece indicar que ese es el camino que seguirá Bordet.

La disputa quedará en manos de los representantes y referentes del gobernador en los diferentes territorios, algunos de los cuales estarán sentados en el Senado durante los próximos cuatro años.

El comentario que se oye entre los mentideros legislativos y de Casa de Gobierno es que Stratta llegará a la presidencia de la Cámara debilitada tras la dura derrota en su localidad, a pesar de haber contado con la estructura del ministerio de Desarrollo Social.

El bloque de senadores del PJ estará integrado por Juan Carlos Kloss (Paraná); Amílcar Genre Bert (La Paz); Claudia Gieco (Diamante); Flavia Maidana (Nogoyá); Horacio Amavet (Uruguay); Jorge Maradey (Gualeguaychú); Daniel Olano (Islas); Adrián Fuertes (Villaguay); Armando Gay (Concordia); Nancy Miranda (Federal); Mauricio Santa Cruz (Colón); Ester González (Feliciano); y Marcelo Berthet (San Salvador).

Cambiemos, por su parte, tendrá cuatro representantes. A Gastón Bagnat, de Victoria, se suma, Francisco Mochio, de Gualeguay; Rubén Dal Molín, de Federación; y Omar Migueles, de Tala.

El otro gran representante de Bordet en la provincia es Edgardo Kueider, a quien solo una catástrofe electoral podría impedirle llegar al Senado de la Nación, arrastrado por la fórmula de los Fernández.

Quizás la suerte del hoy secretario de la gobernación hubiera sido otra si se hubiera permitido que se armaran otras listas para competir en la interna del justicialismo.

Sin dudas, a Bordet le echarán en cara el no haber sido democrático tal y como se había comprometido, y no permitir el pegado de boleta con la oficial.

En política, se suele pasar factura de ese tipo de acciones y más aún cuando comienza la cuenta regresiva hacia el final de la gestión.

Con ese panorama, Stratta deberá verse las caras frente a todos los senadores que se impusieron en sus departamentos, algo que ella misma no pudo lograr. Una derrota que la hace llegar debilitada a la presidencia de la Cámara.

Además, la pelea tendrá lugar también en otro pulmón político, la Cámara de Diputados.

Compartir:

2 comentarios

estela 1 octubre, 2019 at 12:19 pm

perdidosa de donde la ires. fin de su carrera que no se haga rulos gobernadora nunca sera

Responder
Flor 4 octubre, 2019 at 7:10 am

GUSTAVO ESPERO ESTES ANALIZANDO Y PENSANDO MUY BIEN A CADA UNO Y EN CADA LUGAR DE PODER VAS A PONER EN DE DESARROLLO SOCIAL. AHORA YA NADIE SE CALLA MAS. NO DEJES MAS QUE EL LORO TE COMA EL OIDO. (NO SEAS COMO MADURO QUE ESCUCHA LOS PAJARITOS)

Responder

Dejar Comentario