Indignante: Decomisaron en un supermercado chino los alimentos de Desarrollo Social

Compartir:

Con rótulos alterados y fechas de vencimiento borrados se ofrecían al público los productos destinados a la ayuda social, a pesar de la leyenda de “prohibida su comercialización”.

Vecinos de la seccional octava de Paraná denunciaron que en un supermercado de la zona, cuyos propietarios son de origen chino, se vendían alimentos de manera ilegal, provenientes de la compra que realizó el gobierno para la ayuda social.

La situación se viene denunciando desde mediados de este año, cuando vecinos del barrio San Agustín dieron a conocer que en un precario galpón se almacenaban en manera totalmente irregular alimentos del ministerio de Desarrollo Social.

Los coordinadores de comedores y merenderos de Paraná, habían denunciado también que los productos que les corresponden no llegaban a destino y que los módulos alimentarios no eran repartidos por el gobierno provincial.

A raíz de las denuncias de los vecinos, publicadas en este Portal, la Justicia ordenó allanar el galpón y se constató que efectivamente allí se almacenaban los alimentos, en condiciones totalmente antihigiénicas y sin ninguna garantía de salubridad.

Pero los alimentos, que serían comprados tanto por la provincia como por la nación, no llegaban a quienes los necesitaban no solo por estar almacenados precariamente, sino también porque, según denunciaron los vecinos, se comercializaban de manera ilegal.

Las redes sociales eran una de las herramientas utilizadas, ya que allí se publicaban productos que componen los módulos para vender por unos pocos pesos.

Además, señalaban los vecinos, los productos se ofrecían al público en comercios de la zona, que adquirirían las mercancías de manera ilegal a precios muy bajos.

La confirmación llegó de parte de los ciudadanos del barrio Mercantil, que enviaron a este Portal imágenes de los productos expuestos en las góndolas de un supermercado chino, ubicado en calle Álvarez Condarco Nº1816.

Las marcas de alimentos publicadas en las licitaciones realizadas por el gobierno provincial y el ministerio de Desarrollo, y las que se encontraron en los supermercados, coinciden.

Es más, algunos de los productos tienen la leyenda de “prohibida su venta”, sello obligado que debe llevar la mercadería cuando se deben distribuir para la ayuda social, lo que hace que su comercialización sea totalmente ilegal.

Otra irregularidad es que algunos de los alimentos, según puede apreciarse en las imágenes enviadas por los vecinos, presentan tanto la fecha de vencimiento como el número de lote borradas.

La denuncia de los vecinos llegó al municipio de Paraná y las autoridades se presentaron en el supermercado y constataron que la mercadería que estaba a la venta en las góndolas presentaba varias irregularidades, por lo que fue decomisada y la causa quedó en manos del juez Barbagelata.

A la investigación que conduce el fiscal Juan Malvasio, que pretende conocer concretamente qué destino tienen esos miles de kilos de alimentos que la policía detectó en el allanamiento del galpón, se sumará ahora el procedimiento sobre los alimentos secuestrados en el supermercado chino.

Mientras tanto, el gobierno de la provincia mantiene un absoluto silencio acerca de la situación, en la que también están involucrados referentes de movimientos sociales vinculados a funcionarios provinciales de alto rango.

Una muestra clara del “ocultismo” fue le respuesta dada por la ministra Laura Stratta ante un pedido de acceso a la información pública presentado en fecha 04/07/2019 sobre el destino de los alimentos adquiridos por el Gobierno mediante licitación pública 31/18.

Totalmente evasiva, en fecha 22/07/2019, la ministra no quiso precisar quiénes han sido los beneficiarios de los 62.500 módulos alimentarios adquiridos, expresando que los mismos se entregan a organismos, municipios, juntas de gobierno, coordinaciones departamentales, legisladores e instituciones intermedias, sin detallar ningún nombre.

Además del hermetismo, y más grave aún, el gobierno intentó por todas las maneras tapar y blindar las medidas judiciales ordenadas por fiscalía en torno a esos alimentos.

Se cree que tanto el silencio como el blindaje mediático se debe justamente a que varios de los vinculados con el grave hecho objeto de investigación son funcionarios provinciales y a su vez referentes sociales.

Peor aún, alguno de los dirigentes sociales denunciados por esta causa y por aprietes a beneficiarios de planes sociales, son los mismos que se sientan con la ministra a diagramar la forma en que serán distribuidos los alimentos y a qué instituciones.

Sin embargo, la vicegobernadora electa evitó dar precisiones al respecto y hoy las marcas que adquiere tanto la provincia como la nación se venden por las redes sociales y en supermercados de manera totalmente irregular.

En medio de la investigación judicial, con las evasivas de Stratta sobre a quién se entregaban los alimentos que la provincia adquiría y quiénes eran los encargados de su distribución, se entorpece la oportunidad de determinar quienes están detrás de la comercialización con algo tan sensible como los alimentos que deben ser destinados a la ayuda de los más pobres.

Las cifras de la pobreza fueron difundidas recientemente por el INDEC, frente a dichos números, huelgan las palabras.

Actualmente la demanda de los comedores y merenderos crece día a día, según informan los coordinadores, mientras la contracara es el lucro inescrupuloso con los alimentos destinados a la ayuda social.

Los productos que se ven en las góndolas de un supermercado chino o en las redes sociales son los que la provincia dice destinar a los más necesitados pero que son comercializados de manera ilegal por unos pocos que hacen del hambre de los entrerrianos un negocio.

Con nuevas pruebas, la investigación judicial avanza y apunta a dar con los culpables de una causa que es indignante porque se está lucrando con la necesidad más básica de una familia: el alimento.

Aunque el gobierno provincial y la ministra Stratta miran para otro lado e intentan tapar la situación, los vecinos quieren conocer la verdad y aportan ellos mismos las pruebas a la Justicia.

Por ahora, los responsables de paliar el hambre de los entrerrianos siguen en silencio. En tanto, la Justicia avanza.

Compartir:

8 comentarios

MOVEVITA 3 octubre, 2019 at 12:56 pm

LLAMADO DE ATENCION PARA EL JOVEN PROMESA DEL PJ EMILIANO GOMEZ TUTAU Y SUS ALLEGADOS

Responder
Evita 3 octubre, 2019 at 1:01 pm

SANDRA BALLA Y GUSTAVO CISCLAGHI SABRAN ALGO DE ESTO

Responder
teresa 3 octubre, 2019 at 4:57 pm

Cómplices: los ladrones, el supermercado y los FUNCIONARIOS QUE GUARDAN SILENCIO…

Responder
La Negri 3 octubre, 2019 at 5:57 pm

INDIGNANTE, Y ALA INEPTA LA PREMIAN CON UNA VICE GOBERNACION, NADA MAS NI NADA MENOS.

Responder
La Negri 3 octubre, 2019 at 5:58 pm

MINISTERIO DE DESARROLLO DE CHORROS, DEL PRIMERO AL ULTIMO

Responder
DANI 3 octubre, 2019 at 7:06 pm

Este peronismo corrupto ,no me representa para nada mi voto lo voy hace valer en octubre

Responder
Sanciones 4 octubre, 2019 at 8:54 am

La Ministra de manera urgente debería salir a aclarar la situación. Acá no se puede acusar a un beneficiario de vender uno o dos bolsones. Al chino unos tranfugas le vendieron grandes cantidades de mercadería que era para paliar el hambre y la Municipalidad constato esto. Acá deben rodar cabezas de funcionarios y multar o clausurar al supermercado.

Responder
Martin 4 octubre, 2019 at 9:25 am

El peronismo no tiene nada que ver, es gente que dice hacer politica, con la plata del piueblo.
Con la plata de los demas todos somos inteligentes y dadivosos, como la ultima generacion de dirigentes que viene teniendo la provincia

Responder

Dejar Comentario