¿Fuerte operación política para que la causa de corrupción de Multimedio Regional, Bruffal y Kueider no avance?

Compartir:

Hasta aquí, la investigación de Ramírez Montrull se nutrió de pedidos de informes a distintas reparticiones y organismos, marchaba; el no rotundo del fiscal al Portal sobre brindar declaraciones sobre la causa de interés público, aviva las sospechas sobre maniobras de paralización.Las sospechas son fuertes, y se reavivan cada vez que este Portal pretende conocer los pasos del fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull en la investigación.

Semana tras semana, periodistas de este medio se acercan a calle Santa Fe, sede del Ministerio Público Fiscal de la Provincia para mantener algún diálogo con el fiscal o su personal a cargo, en todos los casos las respuestas se ciñen a las medidas judiciales iniciales.

Hasta aquí el Dr. Ramírez Montrull solicitó informes a distintas reparticiones o funcionarios, la secretaría general de la gobernación, la secretaría de comunicación e incluso el Tribunal de Cuentas.

Todos contestaron, aunque tampoco quiso darse a conocer a la prensa el tenor de las respuestas.

Se trata de una causa penal de sumo interés público, no solo porque la sospechas indican la posible comisión de delitos contra la administración pública, sino porque entre sus vinculados se encuentra el hombre más cercano al gobernador Gustavo Bordet, el secretario general de la gobernación y senador electo Edgardo Kueider.

Los hechos denunciados se produjeron desde el inicio de la gestión provincial hasta mediados o fines del 2017, cuando la empresa denunciada como receptora de un beneficio millonario irregular comenzó a ser investigada por la causa que salpica al intendente Sergio Varisco por narcotráfico.

Según el escrito inicial, millones y millones de pesos provenientes del erario público se direccionaron irregularmente en favor de la firma Multimedio Regional SRL en concepto de publicidad oficial.

La publicidad oficial desde el 10 de diciembre es manejada pura y exclusivamente por Kueider y, no solo con las contrataciones a través de la gobernación o los ministerios, sino también es quien ordena, al menos es vox populi, las contrataciones en los organismos y empresas del Estado.

El 10 de diciembre, también Adrián Bruffal, hasta allí conocido por el negocio de los préstamos de dinero a intereses altísimos rayanos a la usura, adquiría el medio de comunicación.

Sin ninguna trayectoria en el rubro periodístico por parte de Bruffal como tampoco de la empresa en la provincia, a principios del 2016 la firma comenzaba a recibir órdenes de pago por parte del Gobierno, a través de contrataciones directas y por vía de excepción.

Millones de pesos por dos periodos consecutivos, al menos es lo constatado en la prueba documental del escrito inicial, a dichos elementos se sumaron los pedidos de informes requeridos por el fiscal.

Fuentes del Tribunal de Cuentas aseguran que de lo que ellos han podido constatar al tener que dar respuesta al requerimiento fiscal, surgen elementos contundentes para llevar la investigación a otro nivel, es más, sostienen que ya existen certezas que avalarían un pedido de elevación a juicio.

Sin embargo, la investigación se encuentra paralizada, inacción a la cual hay que adicionarle un condimento extra, según la contestación oficial e institucional proveniente de la Justicia “el fiscal Ramírez Montrull, por el momento, no va a brindar declaraciones públicas”.

Las personas involucradas y una faltante de millones de pesos ameritan otra actitud por parte del fiscal frente al sumo interés público de la causa, ya que estamos hablando de un senador nacional electo e incluso, si se hila más fino, por la firma de los decretos hasta del propio gobernador, sin embargo el fiscal eligió el silencio.

Las consecuencias fueron rotundas, desde los pasillos de tribunales se habla de una fuerte embestida en Fiscalía, una fuerte operación política para que la causa no avance, mantener la investigación parada hasta más no poder.

Desde la Casa Gris se acentúan las sospechas, los comentarios así lo indican y los movimientos en la Justicia empiezan a mostrarlo notorio, surgiendo evidente el blindaje del oficialismo provincial exclusivamente para dos funcionarios, por un lado Kueider, por otro, la vicegobernadora electa, Laura Stratta.

Compartir:

1 comentario

teresa 1 diciembre, 2019 at 7:53 am

Los citados en este tema serán, mañana POBRES PRESOS POLÍTICOS…!!!

Responder

Dejar Comentario