Alberto Fernández asumió la presidencia de la Nación: «Convoco a la unidad de toda la Argentina»

Junto con Cristina Fernández, prestó juramento, y habló de la «inseguridad alimentaria» como una «catástrofe social». Tuvo gestos destacados como un abrazo con Mauricio Macri y la ayuda a Gabriela Michetti con su silla de ruedas

Alberto Fernández asumió la presidencia de la Nación esta mañana luego de que Mauricio Macri le entregara la banda y el bastón presidencial y de que ambos se dieran un abrazo.

En su discurso, el presidente tuvo palabras conmemorativas sobre el regreso a la democracia, pidió «compromiso democrático que garantice la convivencia en el respeto a los disensos».

«Convoco a la unidad de toda la argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano social, que sea fraterno y solidario».

También se dirigió «a los que me votaron y los que no lo hicieron» y les advirtió «no cuenten conmigo para seguir transitando el camino del desencuentro».

Citó además al ex presidente Néstor Kirchner y habló de «inseguridad alimentaria», y pidió que «toda la Argentina unida le ponga un freno a esta catástrofe».

Se refirió además a la inflación, al desempleo, atraso social y productivo, y lanzó una convocatoria a trabajadores, empresarios, representantes del campo, organizaciones sociales, para establecer «acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia para volver a poner la economía en marcha».

Fue crítico de la gestión saliente con respecto a la deuda externa, a la que calificó de «insostenible». Sin embargo, aclaró que la Argentina tiene «voluntad de pagar pero carece de la capacidad de pagar».

Desempleo:
«La cultura del trabajo se garantiza creando trabajos formales. Por eso pondremos en marcha acciones que faciliten que todos los titulares del salario social complementario puedan insertarse en el mundo laboral y cobrar por su trabajo. Hoy el desempleo afecta casi a un 30% de los jóvenes y aun en tasas más altas a las mujeres jóvenes. La idea de un nuevo contrato de ciudadanía social supone unir voluntades y articular el Estado con las fuerzas políticas, los sectores productivos, las confederaciones de trabajadores y los movimientos sociales, que incluyen al feminismo, la juventud y el ambientalismo. Vamos a sumar también al entramado científico tecnológico y a los sectores académicos. Estoy seguro de que vamos a coincidir en que hemos llegado a esta situación porque se han aplicado muy malas políticas económicas».

Sobre el hambre:
«Más de 15 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria en un país que es uno de los mayores productores de alimentos del mundo. Necesitamos que toda la Argentina unida le ponga un freno a esta catástrofe social. Uno de cada dos niños es pobre en nuestro país. Sin pan no hay presente ni futuro. Sin pan la vida sólo se padece. Sin pan no hay democracia ni libertad».

Sobre la Justicia:

«Sin Justicia independiente no hay república ni democracia. Hemos visto el deterioro en los últimos años. Hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias, inducidas por quienes gobiernan y silenciadas por cierta complacencia mediática. Nunca más a una Justicia contaminada por servicios de inteligencia, por operadores y linchamientos mediáticos».

Ministerios:

El presidente confirmó que restituirá el Ministerio de Salud, basado en «la calidad, el acceso y el talento humano».»Arbitraremos las medidas pertinentes para que nuestros hijos sean vacunados en tiempo y forma, y para que los remedios lleguen a los abuelos de menos ingresos», subrayó al hablar ante la asamblea. Además recordó que Ambiente y Desarrollo Sostenible también tendrá ese rango.

En desarrollo

Dejar Comentario