Bordet reasume en el declive y con un futuro alarmante para el Justicialismo Provincial

El gobernador se ha mantenido cercano solo a su séquito, con los “jóvenes de” y las “mujeres de” que militan exclusivamente a través de las redes sociales, sectores cuyos referentes nada tienen que ver con el peronismo, en medio de este clima que se avecina, muy caluroso, comienza su cuenta regresiva, dejando un PJ sin compromiso y que empieza a hartar a la gente.

El golpe dado por la gente ha causado destrozos en la dirigencia-funcionaria, no tienen autoestima, les ganó la inseguridad, se les metió internamente, ya no se valoran, no creen en sí mismos, conduciendo a que se replieguen en sus cargos.

Una unidad que se rompió por la soberbia manifiesta en el armado de la lista de legisladores nacionales.

Hoy Bordet, internamente, es tenido por quien no respeta los acuerdos, en Nación por este pecado político hoy le están pasando factura y nadie lo recibe.

Un ejemplo claro: en el momento en que se definía el armado nacional, el gabinete de Alberto y cada provincia peronista hacia lo imposible por posicionarse para obtener un lugar, el gobernador decidió irse a pescar.

Su ausencia en el país en el momento clave fue leída de dos maneras, ambas preocupantes: o no le dio importancia a una inserción de la Provincia en Nación o, bien, intuía que no veía bien la mano para la Provincia pero tampoco se quedó para pelearla y prefirió irse del país.

La falta de conducción interna también tiene claros ejemplos: en la historia de los gobiernos provinciales nunca había sucedido que un intendente pasara por sobre el gobernador para gestionar en Nación, ahora Entre Ríos en eso es vanguardia.

Un Bordet que ha roto, por su falta de compromiso, todas las relaciones con los Fernández, fueron una decena los mensajes enviados por él y Kueider para que Alberto los atienda, nunca fueron respondidos, Fernández lo atendió el viernes, en la previa de anuncio del gabinete nacional, en un intervalo que tuvo, quedó claro que para el presidente reunirse con Bordet no resultaba importante, ni siquiera publicitó el encuentro.

Lo de este martes en la asunción de Alberto y Cristina fue lastimoso, una foto forzada que fue difundida vergonzosamente por el propio Gobierno provincial para mostrar una estrechez que no existe y que tampoco se vio.

Fernández fue mucho más efusivo en el abrazo con Mauricio Macri que con Gustavo Bordet.

Más lastimoso es lo del acto de reasunción, un gobierno provincial operando de todas las maneras habidas para que Alberto Fernández este presente.

Un Fernández que no tenía previsto venir a la Provincia al acto de Bordet,  al menos desde protocolo presidencial nadie confirmó la visita, si a la vecina Santa Fe al acto de asunción de Omar Perotti.

Con Santa Fe la relación de Fernández es distinta, a pesar de la derrota electoral en las nacionales, el presidente le dio una fuerte inserción, de importancia,  con dos ministerios y una infinidad de cargos de menor rango.

En un lazo estrecho con la vecina provincia llega Fernández, respecto de Entre Ríos no existe confirmación presidencia, aunque por la cercanía, todos los entrerrianos esperamos que venga, necesitamos ese gesto, la provincia necesita de toda la ayuda que Nación nos pueda otorgar.

Sería alarmante que ante tan pocos kilómetros, el presidente muestre su no acompañamiento a Bordet como gobernador.

Frente a este escenario reasume su segundo mandato, en el peor momento de su carrera política, en el declive como funcionario y dirigente, en su cuenta regresiva con un peronismo que ya no acompaña y que  lo espera con el cuchillo y el tenedor.

Una dirigencia peronista que para colmo que no genera expectativas, que no renueva, justo cuando se dan las posibilidades emprende el camino contrario, la consecuencia es el hartazgo, al cual le sigue los fracasos electorales.

Un peronismo que de los de los 36 años del retorno de la democracia, 28 gobernó la provincia y 16 en forma consecutiva, sin interrupciones, en todos estos periodos nunca renovó.

Años tras años se repiten los nombres en los cargos, y si esta situación produce un cansancio en el mismo peronista, imagínese puertas para afuera.

Un peronista que ha encontrado un partido totalmente cerrado,  indiferente ante la crisis social y económica, que no ha brindado contención, desmovilizado, como quedó demostrado en la última elección.

La historia no varía: ante un marcado cansancio y su consecuente cachetazo electoral, si no hay reacción en el gobierno, los cachetazos continúan.

Bordet, ante el fracaso en las urnas no solo continúo inerte, sino que ratificó a la mayoría de sus principales funcionarios, no produjo cambio sustanciales, con un agravante, los ingresantes, los nuevos de su segundo mandato nada tienen que ver con el peronismo, todo lo contrario y son resistidos.

Una gestión que es vista como de puertas cerradas,  con organismos y reparticiones que no atienden las necesidades, Bordet solamente se ha mantenido cercano a su séquito, con los “jóvenes de” y las “mujeres” de que movilizan y militan exclusivamente a través de las redes sociales.

Sectores, los bordetistas que son conducidos por referentes que nada tienen que ver con el peronismo, que no provienen de sus filas, surgieron, nacieron con Bordet, de historia en el PJ no tienen un solo antecedente.

En medio de este clima que se avecina, muy caluroso, Bordet reasume, comenzando su cuenta regresiva, institucionalmente con un gasto enorme en funcionarios y jerarquizados, con exorbitantes gastos reservados y con una relación nula con Nación y, políticamente,  dejando un peronismo sin compromiso y que empieza a hartar a la gente.

Un Bordet que viene cayendo notoriamente en su imagen, pero que no reacciona, en una provincia que necesitará mucho de una ayuda extra de Nación  y es muy difícil con estas circunstancias que lo obtenga.

Un dirigente que, con su cuenta regresiva, se le termina la conducción, ya no será el referente de la provincia, no se sabe quién lo será, alternativas hay varias, pero lo seguro es que Bordet no lo será

En este alarmante estado de cosas reasume Bordet.

 

3 comentarios

anibal 11 diciembre, 2019 at 11:27 am

Hartos de los vivos y compromisos con corruptos !!!….BALLESTENA es el primero con causas pendientes.

Responder
Pelado Orejon 11 diciembre, 2019 at 1:01 pm

Tanto les duele el Colorado? Construyan y demuestren, que excusa tienen ahora?

Responder
Dani 11 diciembre, 2019 at 10:23 pm

LA PROXIMA ELECCION UCR !!

Responder

Dejar Comentario