Indignante: La cuna de Bordet, la primera asistida del plan nacional contra el hambre, la manipulación de la pobreza para llegar a la gobernación

40 millones de pesos por mes para reactivar el mercado de la capital del citrus, la otra cara del proyecto del Gobierno Nacional para tratar de salvar a la ciudad gobernada por 36 años ininterrumpidos por el peronismo.

Durante el primer semestre del 2019, el INDEC le puso una cifra a una situación penosa e indígnate harta conocida en el ámbito político  respecto de la ciudad de Concordia.

La ciudad que venía de ser gobernada por Gustavo Bordet durante 8 años, pero ahora como mandatario provincial, alcanzaba el estigma que ninguna localidad quiere tener, convirtiéndose en la ciudad más pobre del país.

El 52,9 por ciento de la población de Concordia, según el INDEC, es pobre.

No es la primera vez que las estadísticas cubren con una sombra a Concordia y la sitúan en la cima de la pobreza.

En el primer semestre de 2004 ese índice alcanzó el 71,6 por ciento de la población, en momentos en que la ciudad era gobernada por Bordet y la provincia por otro concordiense que también fue intendente, Jorge Busti.

Tal vez producto de la indignación o el rechazo, o simplemente inquietud, de tener  una ciudad que es conocida como “capital del peronismo”, que ha sido cuna de la gran mayoría de los mandatarios provinciales coincidentemente todos del PJ,  Concordia aparece como protagonista principal en los planes del presidente Alberto Fernández para combatir el hambre en el país.

El “Plan nacional contra el hambre” será presentado oficialmente el viernes próximo por el presidente y si equipo de desarrollo social que encabeza el ministro Daniel Arroyo, también allí el mandatario formalizará el Consejo Federal Argentina Contra el Hambre junto con empresarios, sindicalistas, dirigentes políticos, sociales y religiosos.

A grandes rasgos, se implementará una tarjeta alimentaria, una especie de tarjeta de crédito solventada por el gobierno, que busca revertir los índices de pobreza y beneficiar a 2 millones de personas entre embarazadas y madres de chicos menores de seis años, de los sectores más vulnerables.

La tarjeta, emitida por el Banco Nación, permitirá a las familias beneficiadas comprar alimentos (excepto bebidas alcohólicas), pero no extraer dinero de los cajeros, como los plásticos tradicionales o la Asignación Universal por Hijo.

Así, las familias podrán acceder a 13 rubros de la canasta básica, con fuerte predominio de carnes, frutas y verduras.

Habrá dos tipos de credencial en función de su monto: una de 4 mil pesos, que será entregada a las madres embarazadas a partir del tercer mes y familias con un solo chico; y otra de 6 mil pesos, que tendrá como destinatario a los padres de dos o más hijos. En ambos casos, se recargarán el tercer viernes de cada mes.

Arroyo indicó que la distribución del plástico comenzará por las zonas «más críticas», oficializándose que será Concordia una de las primeras, no es para menos, es la más pobre del país.

La tarjeta también pretende reactivar sensiblemente la actividad en todo el país en lo relativo al consumo», ya que el dinero que el gobierno destine para el plan ser una inyección de consumo.

Para la ciudad de Concordia ya existen previsiones sobre las cifras que reportara la tarjeta para el mercado local, por mes se estima 40 millones de pesos de inyección.

La situación en Concordia hace años viene siendo alarmante mas de la mitad de los concordiense pasa hambre, mientras tanto Bordet, que nació en la ciudad y vivió hasta su desembarco en Paraná, parece sumergido en el negacionaismo, manifestándose sobre el crecimiento de su localidad.

Una ciudad que hace 36 años es gobernada por el peronismo y, ni los intendentes ni los gobernadores del PJ de los pagos, han podido revertir las cifras que duelen, sacar a Concordia de la pobreza.

Da la impresión de que existe una gran manipulación de la pobreza, de compra de voluntades. Una Concordia con dirigentes que se unen y de esa unión emerge el gobernador que logra llegar al sillón de Urquiza por el voto del hambre.

Una Concordia que quiere seguir estando en el poder y el análisis obligado es porque llega a estarlo.

El comentario es claro en este sentido, Concordia llega a la gobernación por la manipulación desnudan la manipulación de la pobreza, mientras tanto se lo escucha a Bordet decir públicamente que la prensa intenta estigmatizar a una de las ciudades más pujantes del país.

 

 

3 comentarios

ELISEO BLANCO 17 diciembre, 2019 at 11:40 am

CIUDAD DE DIRIGENTES RICOS Y PUEBLO HAMBREADO

Responder
Dario 17 diciembre, 2019 at 3:49 pm

Sabían que la flamante ministra de desarrollo se fue del copnaf dejando una nota firmada con fecha 9 de diciembre del 2019 (No entendemos como porque al organismo dejo de venir el mismísimo 30 de noviembre) donde le pedia a la ex directora de personal –joven pairista- Lucia Vidal que lleve a cabo el proceso correspondiente para realizar el descuento a los mas de 400 empleados que durante noviembre realizaron 3 paros provinciales y propios del organismo.
No solo que se fue dejando esta noticia sin ser informada al gremio avalante y al personal del organismo, sino que este lugar es una desidia con autoridades nombradas en la oscuridad, con desaparición de direcciones y traslado de personal a otras áreas.
Pasaron 7 dias de la nueva gestión y hasta ahora nadie dio una presentación formal con los empleados, no hay director de personal tampoco.
MARISA PAIRA sos una cinica que como Licenciada dejas mucho que desear en materia de niñez, aceptaste el cargo de presidenta manteniendo un super sueldo de la justicia porque te parecía una miseria para manejar este organismo. SOS UNA ESTAFADORA para con tu titulo y la universidad que te lo otorgo al seguir vulnerando los derechos de les niñes.
FIRMAR EL DESCUENTO A LOS TRABAJADORES ES VULNERAR DERECHOS Y DEJAR A ESTOS BAJO LA LINEA DE LA POBREZA.-

Responder
Delia 18 diciembre, 2019 at 3:32 pm

Pongamos nombre a la pobreza Bushti, Urri, Bordet

Responder

Dejar Comentario