De comprarse un asado con fondos públicos al manejo de millones de dólares: Benedetto el hombre de Bordet para la CTM

El ministro, también incluido en la nómina de dirigentes de la ciudad más pobre del país que han incrementado su patrimonio tras su paso por la función pública, a pesar de las denuncias por el lamentable estado de las rutas provinciales y la ausencia de obras, es impulsado por el gobernador

El ministro de obra pública, Luis Benedetto, fue designado por Gustavo Bordet al frente de la CAFEGS, y ahora se está resolviendo quien quedara en la conducción de la CTM, el gobernador impulsa al mismo hombre.

El tipo que maneja la caja más grande la provincia, con la obra pública, ahora resuena en las intenciones de Bordet para que maneje la otra gran caja entrerriana.

Un Benedetto que pasara a manejar millones y millones de dólares, cuando es conocido en toda la provincia que fracaso rotundamente con la obra pública, las constantes denuncias por el estado de las rutas provinciales recientemente inauguradas o próximas a inaugurarse son una muestra.

La denuncia por la ruta 38 es el tipo caso, 249 millones destinados, fue inaugurada y al poco tiempo asediaban las denuncias por su estado deplorable.

Revuelo por el asado del ministro.

Obras ausentes en localidades claves. ¿Cuáles son las obras que ha realizado Bordet en Paraná?, un piletón en el parque Berduc, dos mástiles, la puesta en valor de la Plaza Mansilla, abren y cierran la nómina.

Un acceso muy promocionado de la ruta 11 que aún no está terminada y ya la están emparchando, un ejemplo claro de la corrupción estructural que denuncian los vecinos.

Hoy la Provincia es un desastre en cuanto a la obra pública, en todos los casos esta presente la corrupción estructural, los negociados con los empresarios de la construcción, montos descomunales por caminos que no se pueden transitar y, lo que es más grave, donde mes a mes pierden la vida los ciudadanos.

Un tipo, Benedetto, que, por decisión de Bordet, direccionará los millones de dólares cuando fue denunciado en su función como ministro por haber desviado fondos para pagar un asado.

El hecho fue un escándalo y revolucionó a toda la Casa Gris por la factura que presentó Benedetto y que recorrió varias dependencias.

En la misma se podía observar la compra de un asado, facturado y todo, suscripta por el ministro por el precio de 2500 pesos.

La factura de la carnicería aun avergüenza a todos los contribuyentes entrerrianos, aunque algunos comentan que también lo habría hecho en la panadería y en la vinoteca, inclusive hasta con los vales de nafta.

Si en lo más simple, un asado pagado los entrerrianos, Benedetto falló, es imaginable que pasara ahora si el ministro pasa a manejar los fondos de otra de las cajas más acaudaladas.

Sin embargo, a pesar de las denuncias y las irregularidades,  acá no renuncia nadie, sino que se los premia.

Estos son las razones que enferman a la sociedad, a ciudades como Concordia, donde la sociedad está mal.

Desde el retorno de la democracia a la fecha, todos los ejemplos que han dado los de arriba en la ciudad del citrus es nefasto.

Sino no se explica como a las pocas horas del arribo del ministro de desarrollo social nacional, Daniel Arroyo, ya tenían montado un sistema para lucrar con el hambre de la gente a través de las tarjetas alimentarias.

Plásticos que se implementaron para, primero combatir el hambre, segundo para combatir con los vivos de siempre que lucran con la pobreza, en un muy breve lapso de tiempo un sector de Concordia transformó aquello que intentaron desterrar.

Negocios que cobrar un  plus, personas o empresas dedicas a los préstamos en dinero que aceptaban la tarjeta de los alimentos como forma de pago, fueron algunas de las denuncias en una sociedad que está enferma por culpa de sus gobernantes.

En los últimos días, tanto desde el Gobierno Provincial como del Municipio de Concordia intentaron instalar en el colectivo social que la pobreza en la ciudad es de ahora, que lleva unos pocos meses.

Nada de esto es real, ninguno de los gobiernos anteriores hizo nada para combatir la pobreza, ni Bordet en estos cuatros años, ni sus antecesores, tampoco Bordet cuando fue intendentes por dos periodos la ciudad fue pujante, todo lo contrario.

Lo real y concreto es que la capital del citrus es la ciudad más pobre del país, números que duelen a todos los entrerrianos, pero que no son nuevos, en la intendencia de Gustavo Bordet superó ampliamente los actuales porcentajes trepando el 73%.

Las razones de estas cifras lamentables, penosas, indignantes y que lastima es una sola, Concordia ha sido enfermada por sus políticos, la pregunta consecuente que hay que hacerse es si realmente no saben gobernar o si buscan que la ciudad sea pobre porque le sirve el clientelismo político, la pobreza, porque la manipulan, obteniendo resultados electorales favorables.

3 comentarios

laura 23 diciembre, 2019 at 1:16 pm

que vergüenza, en México al embajador que se quedo con un libro le costo la cabeza, aca te premian

Responder
Adri Wndler 25 diciembre, 2019 at 2:20 am

Viejo rata en Concordia hacia lo mismo…

Responder
RODOLFITO 27 diciembre, 2019 at 8:57 am

PERO SI EL QUE LO CONOCE UN POQUITO AL MENOS SABE QUE ES UN INCOMPETENTE CON UNA CAPACIDAD MUY LIMITADA, ES DECIR NO SIRVE PARA NADAAA

Responder

Dejar Comentario