Fuerte acusación de Cullen: “La Administración de lo público debe volver a las manos de quienes fueron elegidos democráticamente y dejar de estar en manos del Poder Judicial»

El juicio penal contra el ex intendente Varisco reabrió el debate la injerencia de la Justicia en la política para eliminar adversarios o proteger a los aliados.

En la jornada de este lunes comenzó un nuevo juicio oral y público contra el ex intendente Sergio Varisco, en esta oportunidad por delitos contra la administración pública.

Puntualmente se lo acusa de fraude a la administración pública y negociaciones incompatibles en favor de la Mutual Modelo, en el momento de los hechos, presidida por Miguel Ángel Picazzo, también llevado a los estrados aunque en calidad de participe.

Todo el juicio girara, ya se anticipó, en torno a conceptos jurídicos, no sobre los hechos que ninguna de las partes contradijo, sino de sobre su valorización.

Sin embargo, de las pruebas de la defensa y de su merituación, ya se prevén que se traerán a colación hechos idénticos de anteriores gestiones municipales que no fueron considerados ilícitos.

“Se trata de usos y costumbre del municipio”, sostuvo Miguel Cullen, agregando “que se realizaron en varias gestiones anteriores mediante el mismo sistema informático que tenía un item determinado denominado “adelanto a mutuales”, apuntando al ex intendente José Carlos Halle.

Dichas circunstancias fueron el aumento de Cullen para manifestar, que respecto de esta causa, no existe igualdad ante la ley.

La diferencia en el trato de la Justicia, según el abogado defensor, lo dijo expresamente “hace porque Varisco era el intendente”, dejando  en claro los contrates entre los hechos similares de gestiones distintas.

Lo que continúo no fue más que la reapertura de un debate que viene suspendiéndose en la Provincia, en torno a lo que se ha denominado “judicialización de la política”.

Lo hizo a través de un pedido dirigido a las fiscales Cecilia Goyeneche, segunda al mando en el Ministerio Publico Fiscal y su colega Patricia Yedro, ambas a cargo de la acusación.

“La Administración de lo público debe volver a las manos de quienes fueron elegidos democráticamente y dejar de estar en manos del Poder Judicial», exigió Cullen a las fiscales.

No es la primera vez que se escucha una crítica en este sentido, recientemente quien ejercía –ni más ni menos- la presidencia del máximo órgano de Justicia de la Provincia, Emilio Castrilón, habló en este sentido y cuestionó la injerencia de lo judicial en lo político.

Son recordadas sus palabras denunciando manipulación de causas, investigaciones penales, favores políticos.

“No puede ser que alguien que no tiene acuerdo no podía investigar ni pedir un allanamiento a nadie. Algo hay, porque no pasó nada. Y evidentemente el que molesta es Castrillón, porque tiene personalidad y se anima a hablar”, decía el hoy vocal del Superior Tribunal.

Castrillón le ponía nombre y apellido a las críticas, refiriéndose a la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero, y sus nexos con la Procuración General que conduce Jorge García.

A diferencia de Castrillón, Cullen no apuntó a ningún sector político, aunque todos en la sala, en su gran mayoría periodistas, entendieron a la fiscal Goyeneche, segunda de García, y también al espacio del justicialismo entrerriano sindicado como responsable de operaciones con la prensa y luego con fiscales y jueces para que prosperen ciertas causas contra funcionarios adversarios y que se paralicen aquellas que tocan a afines.

 

1 comentario

Ingeniero energético 10 febrero, 2020 at 2:30 pm

“Se trata de usos y costumbre del municipio”, sostuvo Miguel Cullen, agregando “que se realizaron en varias gestiones anteriores mediante el mismo sistema informático que tenía un item determinado denominado “adelanto a mutuales”, apuntando al ex intendente José Carlos Halle, se olvidó decir q con el gobierno de blanca Osuna los consejal es eliminaron el código de descuento a las mutuales, a llorar al cementerio

Responder

Dejar Comentario