Misterioso hecho en el Túnel: Un hombre a caballo habría sustraído expedientes sensibles del organismo

A pesar de la presencia permanente de personal policial y del material fílmico, ni la importante documentación ni el autor del robo, pueden ser hallados, hermetismo total por parte de las autoridades del ente.

Una curiosa sustracción se habría producido en las oficinas entrerrianas del Ente Túnel Subfluvial.

Según sostienen, desaparecieron expedientes de la oficina de compra, que contendrían información sensible acerca de las adquisiciones que se realizaron en el organismo en el último tiempo y de los proveedores.

Si bien hasta el momento no hay mayor información, reinando un total hermetismo por parte de sus actuales autoridades,  acerca de quién se llevó los documentos, el curioso episodio habría quedado filmado por las cámaras de seguridad.

Según indicaron a este Portal se trataría de un hombre que se conducía a caballo, y resulta particularmente llamativo el interés que el mismo podría tener sobre la mencionada documentación.

Lo llamativo del hecho es que las oficinas cuentan con presencia policial permanente, pero a pesar de eso el efectivo que se habría estado presente en el momento no actuó o no se enteró de lo ocurrido.

El material sustraído, además, contendría información sensible acerca de las compras realizadas por el ente, como así también sobre los proveedores y los montos que se abonaron.

Pero esa no es la única faltante que se registró en el Túnel. Los trabajadores también comentan que faltan herramientas y maquinarias, particularmente del lavadero.

Concretamente, nadie sabe a dónde fue a parar o qué fin tuvo un compresor, aunque se comenta que esta falta se registra ya desde la época de Juan José Martínez al frente del Túnel.

Más allá del costo que significa para el Ente la faltante de esta maquinaria, lo que mayor preocupación genera es la sustracción de los expedientes.

Un hecho muy peculiar y doblemente gravemente, primeramente por la sustracción en sí de documentación publica, en segundo lugar por el contenido de la misma.

Por ahora, en el organismo reina el silencio y el hermetismo total.

1 comentario

Cirilo 21 febrero, 2020 at 11:23 am

Volvimos (o nunca nos fuimos) a la época del “far west” (lejano oeste)

Responder

Dejar Comentario