Llamativo contraste: Paraná y Concordia pagan los sueldos en tiempo y forma

A diferencia de la Provincia, los estatales de las ciudades entrerrianas más importantes, este viernes tendrán acreditados sus haberes.

Uno de los caballitos de batalla o banderas del gobernador Gustavo Bordet desde que asumió allá en diciembre del 2015 fue el pago de los sueldos a los trabajadores estatales al día.

La escuela de Bordet, comandada por el ex gobernador Jorge Busti, así lo determinaba, manifestándose esta bandera con el pago a los empleados y jubilados.

Durante el inicio de su gestión, Bordet pudo cumplimentar esta premisa bustista, algo que al ex mandatario provincial hasta el día del hoy se le reconoce.

La intangibilidad de los estatales, tanto para Busti como Bordet,  no solo incluía los sueldos, también estaban comprendidos el resto de los derechos conquistados o adquiridos por los activos y pasivos estatales.

Busti, se animó un poco más, y también reconoció la labor de aquellas mujeres que durante toda su vida se hicieron cargo de sus hogares, naciendo así la jubilación de amas de casa que se solventa con aportes del IAFAS.

Con el correr de los meses de la primera gestión de Bordet, las finanzas, luego de haber conseguido ordenarlas, se empezaban nuevamente a desbarajustar. No era para menos, comenzó a hacerse notorio que los fondos públicos de los entrerrianos se estaban destinando a cumplirles deseos de ventajas y privilegios a funcionarios, como también a privados.

Millones y millones de pesos que debían aplicarse a obras, servicios y al funcionamiento del Estado en beneficio de todos los entrerrianos, se malgastaban en viajes, choferes, autos, viáticos, desarraigos, sueldazos, gastos de representación, etc., para colmo, crecía exponencialmente la planta de funcionarios, con lo cual aquellos gastos, lógicamente, se agigantaban.

Como no podía ser de otra manera ante el exorbitante gasto que viene demandando la fiesta de los funcionarios, la única consecuencia posible fue, el desmadre de las finanzas y economía de las arcas provinciales.

Y frente a este deplorable panorama, los afectados fueron los estatales, quienes comenzaron a ver como se dilataba el cronograma de pagos provinciales.

Desde noviembre del 2019, la situación comenzó a hacerse más que evidente, con cronogramas que terminaban entre el 13 y el 17.

El gobierno, producto del despilfarro, desde hace varios meses no tiene los fondos para pagar ni siquiera los sueldos, aquel caballito de batalla, ya no existe, cayéndosele el relato al mandatario provincial.

Hoy los sueldos de los estatales se han dilatado, extendiéndose su percepción por más de 40 días, en el caso de este mes, trece días posteriores al último día que deberían estar liquidados.

En el medio de todo este embiste al bolsillo de los trabajadores, jubilados y sus familias, el Gobierno provincial anuncia, bajo la excusa de “garantizar la sustentabilidad”, que también atacará los derechos previsionales ya adquiridos.

El contraste con Bordet proviene ni más ni menos de los Municipios más importantes de la Provincia, ambos gobernados por dirigentes de su propio partido, Adan Bahl y Enrique Cresto

Paraná de Bahl y Concordia de Cresto, aunque hoy comandada por Alfredo Francolini, pagaraá los sueldos de sus empleados este viernes 28, es decir, el último día hábil del mes.

No parece ser ninguna virtud si se tiene en cuenta que es lo que ni más ni menos corresponde, pero, si se lo compara con el tratamiento de la gestión provinciales con sus empleados, los méritos de Bahl y de Cresto aparecen notorio.

Más aún si se tiene en cuenta la crisis económica general del país e individual de cada uno de estos estados municipales, los más grandes de la Provincia.

 

 

1 comentario

Antonio 27 febrero, 2020 at 11:39 pm

Gustavo tiranos un centro y firmamos los contratos de servicio… hace dos meses que no cobramos y la cosa se está poniendo dura….

Responder

Dejar Comentario