Una nueva concentración en Tribunales exigiendo la aparición de Fátima y otra vez la falta de empatía de las autoridades

Continúa la bronca, indignación, preocupación y desolación por la desaparición de la joven paranaense que el Estado libró a su suerte a pesar de las gravísimas denuncias realizadas.

No es el ánimo o espíritu de la redactora de esta noticia ni de sus compañeras de trabajo convertir a la misma en política, lejos esta exponer este gravísimo hecho que hoy protagoniza Fátima Florencia Acevedo con morbo u oportunismo.

Las palabras de la presente son producto exclusivo de la indignación, del miedo y de la bronca como madres, hijas, tías, sobrinas, amigas, conocidas, colegas y compañeras de trabajo que provoca nuevamente elaborar y cubrir este tipo de noticias, donde una mujer, que fue víctima de actos atroces y viles de machismo y que denunció los mismos, fue nuevamente violentada por el Estado que no escuchó o no actuó con todos los recursos que tiene para evitar su desaparición.

Hoy el Estado nuevamente llega tarde, esa es la crítica. Hoy se encuentra realizando rastrillajes, desde ayer, pero Fátima está ausente desde el domingo, cuando salió del hogar donde debían cuidarla, cuando salió sola cuando debían acompañarla, cuando debieron ponerle a disposición un botón antipático, un custodio, o cualquier otra herramienta que le impida a su acechador, al violento, acercarse.

La ausencia del Estado también es manifiesta por la falta de empatía de las autoridades, y sin dudas, esta falta de solidaridad duele más de las funcionarias, de aquellas que hace dos semanas se encuentran haciendo reuniones y jornadas sobre el género, entregándose reconocimientos mutuamente, plaquetas y premios, sin ejecutar ninguna medida concreta para combatir la violencia machista.

La sensación no es otra que la utilización de la violencia y el género para justificar reuniones y posteos en las redes sociales, banalizar este terrible flagelo que seguramente hasta las mismas han sufrido en algún momento de su vida.

Será por eso que este viernes provocó una gran repercusión la publicación del medio que daba cuenta del lamentable contraste por los festejos organizados por el Gobierno por la semana de la mujer en Plaza Mansilla, mientras enfrente –en la puerta de Tribunales- mujeres reclamaban por la aparición de la joven paranaense.

Este sábado a las 11 horas, nuevamente las mujeres se concentraron en el Palacio de Justicia con la misma exigencia.

Y nuevamente la imagen fue la misma, vecinas, amigas, familiares y desconocidas de Fátima Florencia y ninguna funcionaria o funcionario acompañando el reclamo, otra vez la falta de empatía o  solidaridad, son los que priman, el abandono estatal.

Ni siquiera se los ve en los operativos de rastrillaje y de búsqueda, hoy la máxima autoridad de toda la policía entrerriana, el comandante en jefe de las fuerzas de seguridad de la provincia, Gustavo Bordet, se encuentra pescando en La Paz, la mayor muestra de la falta de empatía.

Indiferencia a pesar de la indignación, del miedo, y de la bronca que es generalizada, porque ninguna está exenta de esta doble violencia, la primera la directa, la física o psicológica, y la segunda, la del abandono estatal.

Como madres, hijas, hermanas, amigas, tías y trabajadoras interpelamos al Estado presencia, que ponga a disposición todos los recursos para que Fátima Florencia Acevedo aparezca con vida, y desde la redacción de este Portal exigimos que no falte ni una menos.

Para cualquier dato sobre su paradero al 911, a la Mesa de Información Permanente del Poder Judicial (0800 444 6372) o a la División Trata de Personas (4344726).

4 comentarios

Mariana de Concordia 7 marzo, 2020 at 4:23 pm

ME ADHIERO TOTALMENTE A LO REFERIDO EN LA NOTA. FATIMA HIZO LO QUE DEBÍA HACER. FRACASO TODO LO QUE EL GOBIERNO DEBÍA HACER.

Responder
Manjon maria 8 marzo, 2020 at 5:50 pm

Cuantos cargos pagamos referidas a la MUJER y no hicieron NADA. Son unos SIN VERGUENZAS

Responder
Manjon maria 8 marzo, 2020 at 5:51 pm

Quien va a RENUNCIAR???

Responder
pablo 8 marzo, 2020 at 6:34 pm

no les importa nada..a nadie..menos a los funcionarios que viven en una burbuja..solo cobrando sueldazos y viaticos…

Responder

Dejar Comentario