Intendentes y vecinos denuncian que la provincia libera las rutas y no controla el virus

En las rutas entrerrianas, la policía no acompaña los controles que realizan los municipios y gendarmería, por orden del gobernador, incluso en ciudades fronterizas como Colón, Gualeguaychú, mientras a nivel nacional se cierran las fronteras.

Una gravísima denuncia llega desde distintos municipios entrerrianos, ya que la policía de la provincia retiró este miércoles el acompañamiento a los controles que realizan en las rutas provinciales gendarmería e inspectores municipales, para evitar la propagación del Coronavirus.

Entre los que hicieron pública la denuncia se encuentran los intendentes de Gualeguaychú, Martín Piaggio; Colón, José Luis Walser; y Damián Arévalo, de San José de Feliciano.

En las rutas de acceso a esas localidades, como en otras de la provincia, Gendarmería Nacional e inspectores municipales realizan controles en el marco de las medidas preventivas dispuestas para afrontar la pandemia del Coronavirus con vistas al fin de semana largo que se avecina.

Hasta la noche de este miércoles, los operativos eran acompañados por efectivos de la Policía de Entre Ríos, pero súbitamente esta fuerza retiró el apoyo, algo que se habría producido por orden del gobernador Gustavo Bordet y de la ministra de Gobierno, Rosario Romero.

En Colón, el municipio decidió suspender todas las actividades relacionadas al turismo y restringir el ingreso de turistas, relegando así una importante oportunidad económica con el fin de evitar la propagación del COVID-19 y para ello el intendente acordó realizar un procedimiento en conjunto entre inspectores municipales, policía provincial y gendarmería nacional.

Sin embargo, según expresó el proprio intendente Walser, pocos minutos después de comenzado el operativo, desde la fuerza policial le informaron que se retiraban “por orden del gobernador”, que además retiró el apoyo en el resto de los municipios.

Walser informó que tuvo esa confirmación de parte del Jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, quien le aseguró que la disposición le llegó de parte de la ministra Romero, que a su vez le señaló al intendente que la determinación provenía del gobernador Bordet.

El intendente de Colón expresó su preocupación y la de los vecinos ya que afirmó que el argumento desde la provincia fue que los ministerios de Salud de la nación y de la provincia son los encargados de controlar esta pandemia y no los municipios.

Sin embargo, Walser denunció que “la provincia no está teniendo el termómetro de lo que pasaba en las comunidades”.

Lo mismo sucedió en Gualeguaychú, donde la policía retiró el apoyo a los controles que acompañaba desde que el municipio declarara la Emergencia Sanitaria, que estipulaba, entre otras medidas, prohibir el acceso a la ciudad a personas que no residan allí.

El intendente de San José de Feliciano, Damián Arévalo, también pretendió imponer medidas de restricción de acceso a la ciudad, atento a la preocupación de los vecinos, sin embargo, allí también se le retiró el apoyo de la policía de Entre Ríos.

En estos tres casos, y en otros municipios de la provincia, se tomaron decisiones con el fin de proteger a los vecinos y al resto de la ciudadanía, pero el gobierno provincial, no acompaña estas disposiciones que tienen como fin resguardar la salud de los entrerrianos ante la pandemia.

Según denunciaron estos intendentes,  no hubo un anuncio oficial de la medida, como tampoco declaraciones de algún funcionando sobre el tema.

La falta de apoyo de la policía provincial fue tomada con preocupación por los intendentes y autoridades, en momentos en que el país decidió cerrar las fronteras para restringir la circulación de personas y limitar la propagación del virus.

 

Dejar Comentario