Ante el desamparo de las autoridades, hospitales de toda la provincia denuncian la falta de insumos para afrontar el Coronavirus

Compartir:

Personal de salud muestra su preocupación y en la costa del Uruguay hasta pidieron ayuda y donaciones a la ciudadanía; en tanto, las autoridades no aparecen o lo hacen solo para desinformar.

Mientras las autoridades provinciales manejan la información que comparten con los entrerrianos y piden atender solamente las comunicaciones “oficiales”, los hospitales de toda la provincia son víctimas de la desidia del gobierno y el personal de salud está expuesto por el abandono que sufre este sector vital en las horas que se viven actualmente.

El hospital San Martín de Paraná, el centro de referencia en toda la provincia, vive horas críticas ante el avance del Coronavirus por la falta de insumos necesarios para afrontar la pandemia.

Fueron los mismos empleados del nosocomio los que denunciaron esta penosa y preocupante situación y señalaron que no cuentan con los barbijos específicos, camisolines impermeables ni antiparras.

El reclamo está dirigido al director del Hospital, Carlos Bantar; la ministra de Salud, Sonia Velázquez; y a las demás autoridades provinciales, a quienes acusan de no brindar la protección adecuada al personal, dejándolos expuestos al contagio del virus.

Según remarcan, para prevenir la expansión del COVID-19, los barbijos de uso común no sirven, sino que son necesarios los número 95, con los que no cuenta el nosocomio.

Ante esta situación, denuncian que la jefa del departamento, en lugar de exigir a las autoridades correspondientes la compra de los insumos indispensables, confecciona ella misma mascarillas que no son las adecuadas.

Lo que los profesionales de salud del San Martín reclaman es que se cumpla con la cadena de responsabilidades para la adquisición de los insumos necesarios para preservar la integridad física de los trabajadores, que son quienes luego deben cuidar de la ciudadanía.

En ese sentido, el personal de salud afirma que se sienten abandonados por las autoridades provinciales, pero este no es el único caso que se registra en Entre Ríos de desesperación por el desamparo que viven los médicos, enfermeros y demás.

Tal es la preocupación que viven quienes están en la primera línea de batalla contra el virus, y la desidia de las autoridades, que este domingo, la directora del hospital San Benjamín de Colón, Dra. Norma Hernández, tuvo que salir a pedir ayuda a los vecinos.

La doctora protagonizó un video que se viralizó en el que solicitaba a los colonenses donaciones de dinero para poder adquirir los insumos que hacen falta en la institución y hasta informó el número de cuenta para depositar las ayudas.

Sin dudas, una insólita situación que pone en evidencia el abandono de parte de las autoridades provinciales hacia los trabajadores fundamentales en esta lucha contra la pandemia, y a todos los entrerrianos en general.

Algo similar ocurre en el hospital Justo José de Urquiza, en donde los empleados pidieron a la ciudadanía colaborar donando “con friselina, hilo, elástico fino” y colchones, para poder tenerlos a disposición en caso de que sea necesario.

En medio de la desesperación del personal de salud, las autoridades provinciales solo aparecen para brindar conferencias de prensa en las que son ellas mismas quienes eligen qué información compartir con la ciudadanía.
Es más, este domingo, la ministra de Gobierno, Rosario Romero, encabezó el encuentro con los medios y pidió a los entrerrianos que se atengan solamente a las comunicaciones oficiales y que no difundan noticias que tengan otro tipo de proveniencia.

En otras palabras, la intención de la funcionaria y del gobierno es administrar la información que se proporciona a la ciudadanía, en momentos en que la desinformación contribuye a propagar el virus y el pánico.

La semana pasada, el gobernador Bordet se molestó con la prensa porque tomó estado público el vacío que le hizo la policía provincial, por orden del mandatario y de Romero, a los intendentes que pretendían imponer bloqueos en los accesos a los municipios.

Marcelo Benítez: “Bordet estaba enojado con el intendente y con la prensa porque esto tomó estado público”

Luego de que se viralizaran los reclamos del personal de salud, sin dudas se vendrá otra bronca de parte de las autoridades provinciales, al quedar una vez más expuesta la desidia y el desinterés que demuestran por la población a la que deben proteger.

Tras años de despilfarro de los fondos públicos, el sistema sanitario provincial no está preparado para hacer frente al pico de casos que se presentarán en los próximos días.

Los profesionales de la salud en la provincia, que son quienes lo viven en primera persona, son muy conscientes de eso y, hartos de reclamar a las autoridades y de que les den la espalda, recurren directamente a la ciudadanía.

Quienes son los encargados de combatir este virus desde la trinchera saben que no encontrarán en las autoridades provinciales las respuestas que necesitan y por eso apelan a la solidaridad de los vecinos.

Hoy por hoy, en los hospitales de toda la provincia no hay barbijos, camisolines impermeables, antiparras, guantes, ni demás insumos imprescindibles para proteger a los profesionales que deben cuidar del resto de la ciudadanía.

La provincia de Entre Ríos no está preparada para afrontar la pandemia, quédate en tu casa.

 

Compartir:

Dejar Comentario