El gobierno de la transparencia y el ajuste: el vergonzoso ocultamiento de los funcionarios

Compartir:

Si la provincia publicara la nómina, aparecerían los nombres de varios familiares, amigos, compromisos políticos como funcionarios, directores, coordinadores, por lo que las autoridades no dan a conocer quiénes componen el gobierno.

El gobernador de la provincia, Gustavo Bordet, lanzó un polémico proyecto de ley que prevé un fuerte ajuste sobre los salarios de los trabajadores y jubilados provinciales.

La pandemia que azota al mundo y que sufre el país fue la excusa perfecta para que el mandatario pusiera en marcha un plan de ajuste que tenía previsto desde principios de este año, pero que no implementó por temor al repudio social.

Hoy, con los empleados estatales sin concurrir a sus lugares de trabajo, el gobierno provincial impulsa esta medida que le permitirá seguir manteniendo la fiesta que esta gestión lleva adelante.

Las designaciones a mansalva de amigos y compromisos políticos como funcionarios, con sueldos exorbitantes, gastos reservados, viáticos, vehículos oficiales y demás, son una constante de este gobierno.

Sin embargo, esta es una de las tantas informaciones que deberían estar a disposición de los entrerrianos que el gobierno provincial oculta deliberadamente, para evitar la furia de los electores y contribuyentes, ya que como funcionarios, directores, coordinadores y demás, se verían varios apellidos de parientes, amigos y compromisos políticos de las autoridades provinciales.

Según pudo saber este Portal, el ex gobernador Jorge Pedro Busti terminó su mandato en 2007 con aproximadamente 300 funcionarios, tras dos gestiones de Sergio Urribarri, la cifra culminó en 540 en 2015.

Hoy, con Bordet comandando la provincia desde hace más de cinco años, el número trepa a 1200. El número es un aproximado, que se conoce por trascendidos y fuentes que, si bien son muy fidedignas, no son oficiales.

Cada entrerriano debería conocer con precisión en qué gasta el dinero la provincia y quiénes son las personas que gozan de exorbitantes sueldos gracias a los impuestos, que aumentaron notablemente este año, y al ajuste que el gobernador planea implementar.

Sin embargo, esta información no está a disposición de quienes con su voto confiaron en este gobierno para administrar los fondos públicos, ni de aquellos que buscan simplemente conocer cuántos y quiénes son los funcionarios provinciales.

La página oficial del gobierno de Entre Ríos le avisa a quienes deciden acceder a los datos de las autoridades, por fuera del gobernador y los ministros, que “esta Nómina de Autoridades se encuentra en proceso de reforma, debido a los cambios propios del inicio de un nuevo período constitucional de Gobierno”.

El nuevo período constitucional de Gobierno al que refiere comenzó hace más de medio año, un tiempo prudencial suficiente como para actualizar la información y cumplir con uno de los deberes primordiales de una gestión: la información pública, algo que las autoridades deberían rectificar a la brevedad.

El gobierno provincial no tiene tiempo para informarle a los ciudadanos quiénes y cuántos son los funcionarios que toman las decisiones en las diferentes reparticiones, pero sí encontró el momento para lanzar una ley de ajuste que golpeará fuertemente a los trabajadores.

Actualmente, la provincia cuenta con más de 1200 funcionarios, un número que es un trascendido, ya que oficialmente reina el ocultamiento como práctica de gobierno.

Todos ellos gozan de haberes altísimos, pero también tienen a disposición gastos reservados, cajas chicas, viáticos y demás beneficios que no serán tocados por la Ley de Emergencia.

Una vez más, este gobierno se meterá en los bolsillos de los trabajadores, pero si un entrerriano quiere acceder a la información que debería estar a disposición, las autoridades se hacen las distraídas.

Compartir:

1 comentario

Troxler 2 julio, 2020 at 11:37 am

Lo más indignante es el nombramiento de Gabás como representante del Gobierno en el Bersa. Un tipo inútil, soberbio, que nunca militó y que además cuando fue funcionario le regaló más de un dolor de cabeza a Bordet. Y lo premian así

Responder

Dejar Comentario