A pesar de que la provincia no tiene plata ni para los sueldos, la planta de funcionarios políticos no decrece

Compartir:

El esfuerzo es para los privados, no para el Estado, la plata política es de más de 1200 funcionarios y el gobierno se niega a publicar los nombres y la cantidad real, que es mayor al doble que en provincias como Santa Fe o Córdoba.

La provincia de Entre Ríos está en Emergencia “emergencia económica, financiera, fiscal, sanitaria, administrativa y previsional”, según la ley que diputados y senadores aprobaron a principios de este mes.

De todos modos, la planta de funcionarios políticos con los que cuenta esta gestión no solo no decrece, sino que sigue en aumento, a pesar de que la provincia no tiene plata ni para pagar los sueldos.

Ese problema, que data de mucho antes de la pandemia, lleva al gobierno provincial a pagar los sueldos con significativas demoras y en etapas, algo sin precedentes en la historia de la provincia.

Recientemente se anunció el cronograma de pagos de julio, en el que, una vez más, se pagarán solamente los haberes de hasta 75 mil pesos el 8 de agosto y, a quienes superen ese monto, se les abonará esa cifra y el resto por etapas, con fecha incierta.

Pero el gobierno no solo le debe parte de los sueldos a una mayoría de la administración pública, sino que tampoco terminó de pagar el aguinaldo de junio, que se terminará de abonar por completo en septiembre, en algunos casos.

Las dificultades económicas son evidentes y se agravan permanentemente. La pandemia no las provocó, sino que solamente desnudó y agravó la situación.

En ese contexto, con la administración púbica funcionando a media máquina, con la economía y las finanzas provinciales seriamente complicadas, las designaciones de funcionarios políticos con abultados sueldos no se detuvieron.

Familiares, amigos y compromisos políticos de funcionarios y legisladores pudieron lograr su puestito en el Estado con exorbitantes salarios, más allá de la cuarentena y del aislamiento.

Entre los tantos coordinadores, directores, delegados y demás que se designaron en plena pandemia, recientemente fue nombrada una nueva funcionaria en Victoria, la ciudad de la vicegobernadora Laura Stratta.

Hoy, la administración pública de Entre Ríos tiene una planta política de unos 1200 funcionarios, más del doble que en provincias más desarrolladas y pobladas como Córdoba y Santa Fe, que sin dudas, funcionan mejor.

Sin embargo, el número real de cargos políticos que hay en la provincia es un secreto guardado bajo siete llaves.

El gobierno provincial se niega a dar a conocer a los entrerrianos la información acerca de cuántos funcionarios hay hoy en la gestión, la oculta.

Al igual que hace más de un mes y que desde que comenzó esta gestión, en el anexo “transparencia” de la página oficial de internet del Gobierno de Entre Ríos, falta la información acerca de uno de los pilares de la transparencia: la planta de funcionarios.

“Esta Nómina de Autoridades se encuentra en proceso de reforma, debido a los cambios propios del inicio de un nuevo período constitucional de Gobierno”, sigue anunciando a quienes buscan saber quiénes son las personas que toman las decisiones y administran los fondos públicos en esta provincia.

Casi ocho meses han pasado desde que inició el “nuevo período constitucional de Gobierno”, pero la información todavía no está disponible en la página, y en tanto, claro, las designaciones siguen.

Hoy hay una ley de Emergencia vigente pero también siguen vigentes los cientos de funcionarios que se han nombrado en pandemia y previo a ella, que generan gastos millonarios al erario público provincial con sus sueldos, gastos de representación, reservados, y alquileres, como el trámite que recientemente inició el subadministrador de Vialidad, nombrado en plena cuarentena.

La provincia no tiene plata para pagar los sueldos, ha venido utilizando los fondos enviados por la nación para hacerlo y tuvo que sancionar una Ley de Emergencia para poder solventar los costos del Estado.

Sin embargo, hoy el mayor gasto se va en la abultada planta política, cuyos números reales el gobierno mantiene ocultos porque sabe que si salieran a la luz sería un escándalo.

Ocho meses pasaron de gestión y los entrerrianos siguen sin poder saber quiénes son las personas que manejan los fondos públicos, los encargados de decidir en qué se gasta cada peso que, con gran esfuerzo, los contribuyentes aportan para seguir manteniendo el despilfarro.

En medio de esta profunda crisis, los privados tienen que hacer descomunales esfuerzos para no fundirse.

El gobierno provincial, totalmente indiferente a las enormes dificultades de los privados, propone, apenas, una prórroga de los vencimientos de impuestos que, para quienes todavía no han podido volver a la actividad o quienes recientemente lo han hecho, no hace más que prolongar la agonía, pero no les permite mantenerse a flote.

Cientos de negocios, comercios, emprendimientos de los más varios sectores de la economía han tenido que cerrar sus puertas por las consecuencias de la cuarentena y por la incapacidad del gobierno de proponerles medidas que les permitieran evitar la quiebra.

En ese camino va también la provincia de Entre Ríos. En plena crisis, sin plata ni para los sueldos, las designaciones no cesaron, la planta de funcionarios políticos no decrece, las nominaciones siguen.

Lo pagan los trabajadores, jubilados, privados y contribuyentes entrerrianos.

 

Algunas de las designaciones en pandemia:

Apareció otra designación para combatir la pandemia: Bordet nombró a Bordet

Benedetto tiene cuatro designaciones nuevas en plena pandemia

Otra designación en Vialidad: nombraron vicepresidente en plena crisis

A pesar de la cuarentena, un diputado designó a su sobrina en el IAFAS

El Gobierno de familiares, amigos, la pesca y la joda: Otro “buen encarnador” designado en un importante cargo

Otra designación de la agencia de colocación de Romero

Bordet hizo designar a su sobrina en Enersa con 160 mil pesos de sueldo

Se conocieron nuevas designaciones y contratos en el Estado, burlando la Ley de Emergencia

Otra designación, ahora insólita de Bordet y Grané: un contador sumariado por la faltante de cheques a controlar que no exista evasión

Tres sueldos, incompatibilidades, camuflajes en los ingresos para burlar la ley, lo que deja las 44 nuevas designaciones “solidarias” de Bordet

Más designaciones en la provincia: crearon una nueva área en ATER, con sueldos de 150 mil pesos

Compartir:

3 comentarios

Julio 30 julio, 2020 at 3:38 pm

MUY SIMPLE REBELION FISCAL!

Responder
Mariel 31 julio, 2020 at 12:14 am

Estos serían 🤔🤔🤔 los CHUPA SANGRE???

Responder
Jose 31 julio, 2020 at 1:45 am

No pagar impuestos. De ninguna índole sl estado

Responder

Dejar Comentario