Crece el malestar en IAFAS: Trabajadores se agolpan en la puerta de la sede central exigiendo la presencia de Vivas

Tras casi el año entero de ausencia en el organismo los estatales buscan que el presidente los reciba.

Bajo el lema “Queremos que nos reciba Silvio Vivas” un nutrido grupo de trabajadores se agolpó en las puertas de la sede central de IAFAS exigiendo la presencia de su presidente.

La autocovocatoria fue anunciada este lunes, luego de que este PROTAL informara que, tras casi el año entero de ausencia en su despacho, Vivas regresaría a prestar funciones con un retorno polémico ya que con su arribo se harían inminentes medidas laborales drásticas.

El anuncio de las acciones contra los trabajadores, que generaron una fuerte división interna entre los administrativos y los casineros.

El lunes fueron los empleados administrativos quienes se comunicaron con este medio para aclarar su postura y para anunciar la convocatoria que se desarrolló este miércoles, con el fin de que Vivas los reciba.

Según aclararon, los trabajadores de casinos actualmente perciben un 80% de la productividad, que está cubierta con un prorrateo que se hizo el año pasado, mientras que los empleados de la central no cuentan con esa cobertura y durante los meses en que estuvo paralizado completamente el juego no percibieron ningún tipo de productividad.

Con la reapertura de las tómbolas y quinielas, pasaron a percibir esa productividad, que en algunos casos llega a los 15 mil pesos.

En cuanto al código 248, aclararon que es de doble productividad y que los trabajadores de casinos pretenden que se divida por todos los empleados de la provincia, a pesar de que ellos tienen cubierta parte de la productividad y que, en tiempos normales, tienen doble turno los fines de semana y demás beneficios que los administrativos no tienen.

Sin embargo, el argumento de los trabajadores de la central es que esa propuesta no sería una solución y que no ayudaría a nadie, ya que los administrativos son apenas 250, frente a 950 empleados de casinos.

Es por ello que los primeros verían seriamente reducidos sus ingresos y casineros no verían mejoras significativas.

Según aseguran los administrativos, las autoridades le han hecho creer a los empleados de casinos que ellos cobran menos y que necesitan otros códigos, aunque en la realidad se equipara con los diferentes códigos que tiene cada uno.

Es por ello que exigen una propuesta de parte del directorio que sea satisfactoria para todos, sin comprometer los ingresos de los administrativos.

 

Dejar Comentario