Con sueldos por debajo de la línea de pobreza, policías entrerrianos se las rebuscan como changarines

No les alcanza ni para llegar a fin de mes, por lo que varios prestan servicios de jardinería, cartonería y demás, mientras nos seguimos preguntando dónde están los 500 millones de dólares de la deuda.

500 millones de dólares de deuda contrajo Entre Ríos en 2017. En 2020 fue demandada por los bancos por no cumplir con el pago de los intereses acordados ante una corte de los Estados Unidos.

En el medio, ni un solo peso de esos 84 mil millones de la deuda se vio volcado para realmente mejorar la calidad de vida de los entrerrianos.

Uno de los sectores más postergados es la policía provincial, que tiene sueldos que están por debajo de la línea de pobreza, insumos insuficientes, materiales de prevención deshechos, vehículos rotos o sin combustible y demás.

En ese contexto de total desinterés de parte de las autoridades provinciales, los miembros de la policía de Entre Ríos, aquellos que no tienen el rango suficiente para percibir altísimos salarios, no pueden llegar a fin de mes.

En ese contexto, últimamente se ha visto a numerosos efectivos de la fuerza que ofrecen otro tipo de servicios para poder sumar un peso más a sus magros ingresos.

Quienes son menos honestos, pueden caer en la tentación de la plata fácil y desde su trabajo sumarse a negociados espurios que hacen que flagelos como la droga y la delincuencia ganen cada vez más terreno en la provincia.

La piojera llegó a la Policía de Entre Ríos

Hay quienes se la rebuscan de otra manera: “Corto pasto a domicilio…retiro chatarra…” publicó en sus redes sociales un policía que aseguró que “no alcanza ni para llegar a fin de mes” y aclaró que no se avergüenza por el hecho de tener que ser changarín para poder vivir dignamente.

La contracara son las autoridades de la policía, que viven en sus lujosas mansiones, con custodia policial, choferes y autos oficiales, vacaciones en lugares paradisíacos y demás lujos que pueden permitirse a costas de que haya otros que no pueden llegar a fin de mes.

A esas autoridades no les parece indignante que los miembros de la Policía de Entre Ríos, que deberían ser funcionarios respetados y cobrar sueldos acorde a la labor que prestan por sus comprovincianos, deban hacer changas para llegar a fin de mes.

Desde este Portal lejos estamos de cuestionar al changarín, a quien busca la manera de llevar el pan a su mesa y a la de su familia.

Lo que es repudiable es el hecho de que las autoridades de la Policía de Entre Ríos, desde la ministra Rosario Romero para abajo, miren para otro lado cuando son los miembros de la fuerza entrerriana los que deben recurrir a otras formas de ganar dinero, porque lo que les ofrece el Estado no les alcanza ni siquiera para llegar a fin de mes, mucho menos para darse un gustito de vez en cuando.

En sus ratos libres, los policías deben salir a rebuscársela como pueden, mientras las autoridades policiales se dan la gran vida, sin que les pese ni un poquito en la conciencia.

Los entrerrianos seguimos preguntándonos dónde están los 500 millones de dólares de la deuda por la que la provincia fue demandada, lo que es seguro es que no están en los bolsillos de los miembros de la policía, al menos no de aquellos que no llegan a fin de mes, porque las autoridades les dejan como sueldo las migajas de los que a ellos les sobra.

1 comentario

ISABEL BASTIDAS 31 enero, 2021 at 11:04 pm

LO FELICITO POR NO DARSE POR VENCIDO, OJALA LOS POLITICOS Y LESGISLADORES CORRUPTOS VIERAN ESTO PARA QUE TENGAN UN POCO DE VERGÜENZA

Responder

Dejar Comentario