“Yo vi todo”: El audio clave de un testigo del asalto a Ferreyra que no es tenido en cuenta en la causa

Un testigo de identidad reservada conoce los pormenores del caso, mientras sigue ocultándose la proveniencia del dinero que el contador habría retirado de la escribanía de un importante funcionario provincial.

Llamativamente, la proveniencia del dinero que los delincuentes le robaron a Pablo Ferreyra, que tras el violento asalto continúa en un delicado estado de salud, sigue siendo ocultada por las autoridades judiciales y políticas.

Hermetismo en el gobierno y la Justicia por la salidera que sufrió Ferreyra

Este Portal pudo acceder a un audio de un testigo de identidad reservada que podría resultar clave en la causa, pero que, llamativamente, no ha sido llamado a declarar, para aportar información vital sobre quiénes perpetraron el hecho.

Según comienza relatando el testigo, este se acercó hasta el corralón para retirar materiales, pero al llegar observó la confusa situación en la que se dio el violento asalto:

“Cuando íbamos por la colectora le digo mirá, era un quilombo”, relata y continúa: “(Pablo Ferreyra) se bajó del auto con un bolso, vinieron los dos (asaltantes), lo venían siguiendo seguramente, le robaron, empezó a forcejear con el vago y le pegaron dos tiros, en la panza encima”.

“Al toque bajé y lo fui a ayudar, encima tardó mucho la ambulancia”, prosigue el testigo, quien remarca que no llegó antes al lugar porque ese día la camioneta no le arrancó, y comenta la suerte que tuvo de no haber estado cerca de los disparos en el momento en que estos se efectuaron.

El testigo también narra que por la neblina, en ese momento la visibilidad era muy escasa.

En un tramo del audio, el testigo desmiente la primera versión que circuló que sostenía que uno de los dos balazos había sido en el brazo: “Estaban los dos marcados, no fue ninguno en los brazos, fue en la panza, porque el vago no le quiso dar el bolso, se pusieron a forcejear y para sacárselo de encima le tiró”.

 

En cuanto a los pormenores del hecho, la persona afirma: “Venían los dos del banco (Pablo Ferreyra y su hermano), de dos bancos distintos, los vendieron porque fue al toque”, asegura, al dar cuenta de que apenas descendieron de los vehículos fueron abordados por los delincuentes.

“Llegaron los dos hermanos, uno en la camioneta y el otro en el Audi casi juntos, cuando se bajó Pablo (Ferreyra) había un auto esperándolo de frente y los vagos que estaban ahí esperándolo que él llegue”.

“Bajó el bolso del baúl y lo agarraron, lo vendieron que venía con plata, le venían a robar”, señala.

Por el violento asalto actualmente hay cinco detenidos, pero la investigación no ha podido determinar quién efectuó los disparos, por lo que la declaración de este testigo podría ser clave, pero hasta el momento no fue citado a declarar, llamativamente.

Se trata de una causa que generó conmoción en la ciudadanía de Paraná y de la provincia, al igual que el crimen del contador Gonzalo Calleja.

En ambos casos surge la incógnita acerca de las cuantiosas sumas de dinero que manejaban los contadores y, particularmente en el caso Ferreyra se pudo saber que este habría sido retirado de la escribanía de un importante funcionario del gobierno provincial, tercero en la línea del poder.

Este dato clave no ha sido comentado oficialmente en el marco de la causa, por las fuertes vinculaciones políticas que traería aparejadas.

En ese contexto, un testigo que podría brindar datos claves sobre los pormenores del asalto, todavía no fue citado a declarar.

 

Dejar Comentario