¿Una nueva vacante en la justicia?

Según fuentes bien informadas en los pasillos de Tribunales, el actual Vocal de la Sala Civil del Superior Tribunal de Justicia después de favorecer con un fallo  a la vicegobernadora stratta,  habría anunciado su voluntad de iniciar en breve plazo los trámites de jubilación.

El beneficio le sería concedido sin mayores problemas por cuanto cuenta con la edad requerida y con una extensa carrera de cerca de 40 años en el Poder Judicial de la Provincia.

Ello significa que, sumado al retiro más o menos forzado del Dr. Castrillon, y el próximo, acordado con el Dr. Salduna, serían tres las vacantes a cubrir en el más alto Tribunal de la Provincia. La racionalidad más elemental indica que lo más conveniente sería no cubrir esos cargos y volver al tradicional cuerpo de cinco jueces.

Entre Ríos es una de las pocas provincias que tiene un Superior Tribunal de nueve integrantes, algunos absolutamente innecesarios, pues la Sala Penal, desde que se crearon las Cámaras de Casacion y se le quitó por ley la competencia en amparos, no tiene razón de existir. Así lo deja entender  Bordet, y a ello respondería el no nombrar reemplazantes de Castrillon a varios meses de su relevo.

Pero la posibilidad de poder llenar tres altos cargos, resulta demasiado tentadora y así se mueven oficiosos gestores soplandole al oído al primer mandatario provincial la necesidad de dejar bien cuidadas sus espaldas, ante el posible «juicio de residencia » que se le pudiera venir, finiquitado su mandato.

De ahí la necesidad de buscar amigos, o mejor «amigas», (por ley de género tienen que ser mujeres) para cubrir esos claros. Muchos se acuerdan sin embargo que esa «precaucion» al Pato no le sirvió de mucho que digamos.

Es que muchos se olvidan del Martín Fierro «siempre el amigo más fiel, es una conducta honrada»

2 comentarios

Rodolfo 20 octubre, 2021 at 8:13 pm

Hola, se puede saber de quien se trata (el futuro jubilado)?

Responder
Claudio Melchiori 21 octubre, 2021 at 12:46 pm

Tiene que ser smaldone

Responder

Dejar Comentario