Usurpadores: vocales del CGE desalojan de una oficina a trabajadores que pusieron plata de sus bolsillos para arreglarla

Compartir:

Como el Estado provincial no puso un peso, los empleados se hicieron cargo de las refacciones y hoy son desplazados por las nuevas autoridades.

Los pasillos del Consejo General de Educación arden con la bronca de un grupo de trabajadores que recibieron el anuncio de que deben desalojar la oficina en la que actualmente trabajan para darles lugar a las nuevas autoridades.

El edificio conocido como Palacio de Educación, es uno de los tantos en los que funcionan reparticiones provinciales que se encuentra en un estado lamentable en muchas de sus oficinas.

Fue por eso que los empleados en cuestión, todos de carrera, en algunos casos con más de 30 años en el CGE, elevaron numerosos reclamos al Estado provincial para que hiciera arreglos en la oficina en la que trabajaban, que sostienen que se caía a pedazos.

Sin embargo, sus persistentes pedidos no fueron escuchados y por eso, hartos de tener que cumplir sus funciones en condiciones deplorables, tuvieron que poner plata de sus propios bolsillos para reparar la oficina, ya que el Estado provincial no puso un peso.

Así, poco a poco fueron juntando lo necesario para renovar el mobiliario, desde sillas y escritorios hasta computadoras, y también para pintar las paredes y realizar todo tipo de reparaciones.

Una vez terminadas las refacciones, el despacho era el gran orgullo de esos trabajadores estatales que tuvieron que sacar dinero de sus propios sueldos para arreglar una dependencia pública.

El comentario de todos es que la oficina quedó “impecable” y, sin dudas, es la que presenta mejores condiciones en el palacio de Educación, ubicado en calle Córdoba de la capital provincial, porque las nuevas autoridades ahora quieren apropiarse de ese despacho.

Bajo la presidencia de Martín Müller, llegaron con esta gestión a la vocalía Exequiel Coronoffo, Griselda Di Lello, Perla Florentín, y necesitan un despacho para ejercer sus funciones.

Por eso, los flamantes funcionarios decidieron buscar la mejor oficina de todo el edificio, que era nada más ni nada menos que la que repararon los mismos trabajadores.

Las nuevas autoridades, que son cargos políticos y por lo tanto circunstanciales, buscan imponerse mediante una resolución por sobre los empleados de carrera, que llevan años poniendo el lomo para que la educación de la provincia salga adelante.

El comentario trascendió a toda la familia educativa, una de las amplias y numerosas de empleados públicos de la provincia, que ya comenzaron a mostrar su indignación hacia las autoridades.

Los empleados no quieren dar el brazo a torcer y no quieren dejar la oficina que les costó tanto esfuerzo poner en buenas condiciones, pero los nuevos vocales no tienen contemplaciones para desalojarlos.

“Atropellan con todo”, comentan los trabajadores del CGE, indignados por la actitud cuasi patoteril de las nuevas autoridades y por la soberbia con la que se manejan.

Lo que genera la indignación de los empleados es que ellos llevan toda una vida en el Consejo y quienes hace menos de un mes que ostentan cargos los pasan por arriba sin contemplaciones.

La familia educativa ya tomó nota de la forma soberbia en la que se manejan las autoridades y no se la dejarán pasar.

En tanto, los trabajadores que pusieron plata de sus bolsillos para reparar la oficina, no quieren ceder ese espacio que sienten suyo y se resisten al despiadado desalojo al que pretenden someterlos.

Compartir:

9 comentarios

martin 10 enero, 2020 at 12:59 pm

Como siempre !!! predomina la delincuencia y obsecuencia politica !!!

Responder
Marisa 10 enero, 2020 at 9:34 pm

Que graciela bar devuelva la sala que se adueñó. Se cree la presidenta hasta secretario tiene es un alcaguete..
Cuánto curra del estado esta señira?

Responder
Juana 10 enero, 2020 at 9:37 pm

Hay un error en la nota.falta nomvrar el vocal politico javier jose.o el mandó a escribir la nota? Cuidadooo..es ideal para pasar info

Responder
Juli 10 enero, 2020 at 10:36 pm

Cuando en la historia el Presidente del CGE a tenifo asesor? Esto es un curro
.sigue Bar y Strata robando al estafo.y Muler un monigote

Responder
ibrahim 10 enero, 2020 at 11:11 pm

Así son algunos del interior,ya basta de xenofobia

Responder
ibrahim 10 enero, 2020 at 11:12 pm

Basta de pueblerinos soberbios.

Responder
Maru 11 enero, 2020 at 1:04 pm

Quién es la presidenta? Bar o Müller? Quien paga el contrato de Bar asesora? 150.000???? Y los docentes piden aumentos

Responder
Danilo Raul 14 enero, 2020 at 5:45 am

Que los empleados rompan todo y dejen la oficina como estaba antes. Y chau problema.

Responder
Marisa 14 enero, 2020 at 12:23 pm

Empezó el acomodo en el CGE..Bar pone a su nuera directora de planeamiento..eso no es acomodo? Bar quedatw ya en tu casa.esto es el recambio generacional que pide Bordet?

Responder

Dejar Comentario