La corrupción estructural provocó más desplazamientos de funcionarios en Vialidad

Se viene la privatización de DPV, con un importante empresario detrás; el origen de los recursos para las obras generará un fuerte ruido.

La corrupción estructural en la provincia de Entre Ríos una vez más le cuesta el cargo a funcionarios provinciales y hace saltar fusibles de un lado a otro, mientras que los verdaderos responsables de los graves daños a las arcas públcias no aparecen.

En tanto, un proyecto para la privatización de la Dirección Provincial de Vialidad, detrás del cual estaría un importante empresario entrerriano, está en manos del gobernador.

Los accidentes automovilísticos en la Ruta Provincial 38 se dan con una frecuencia alarmante, en algunos casos con víctimas fatales, lo que ha generado numerosos reclamos por el mal estado del trazado, que se encontraba muy deteriorado incluso antes de ser inaugurado.

El Estado entrerriano invirtió 249 millones de pesos en las obras de esa ruta que, sin embargo, presentó numerosas irregularidades que, además de costar vidas, les costaron el cargo a varios funcionarios.

A la salida de Antonino Bellotti, que con el cambio de gestión provincial dejó de ser el director subadministrador, se suman la del ingeniero jefe Juan Arias y el director de construcciones, David Coronel.

Las firmas de ambos funcionarios aparecen en la recepción final de las obras de la ruta 38, a pesar de que claramente no se encontraba las condiciones adecuadas.

El hasta ahora subdirector general de Estudios y Proyectos, German Ruiz Díaz, asumirá el cargo de ingeniero jefe en lugar de Arias, que, de todos modos, no fue echado sino que un ministro cercano al gobernador Bordet pidió que le crearan un área nueva.

La resolución 011 de la DPV, con fecha del 6 de enero de 2020, crea la Dirección de Obras por Administración y designa al frente al ingeniero Juan Arias, que deberá nominar los funcionarios que quedan a su cargo.

Las firmas de Arias y Coronel para la Ruta 38 se deben a que, cuando se finalizaron los trabajos, entre agosto y septiembre de 2019, Alicia Benítez se encontraba de viaje en Barcelona, a donde fue a visitar familiares.

A raíz de eso surgen especulaciones entre los mentideros viales. Unos sostienen que la administradora no quería firmar y los funcionarios aprovecharon su ausencia para arreglar con la empresa constructora y hacerlo, mientras que otros afirman que Benítez no podía poner su rubrica debido a otras causas que afronta en la Justicia, por lo que habría dejado que Arias y Coronel firmaran, para lo cual habrían tenido millones de razones.

Lo concreto es que, en el caso de Arias, no es castigado por haber firmado la recepción de una obra que presentaba serios inconvenientes, causó un grave daño a las arcas públicas y costó vidas sino que llamativamente es premiado con la creación de un nuevo puesto.

El comentario es que el funcionario cuenta con la protección de un ministro muy cercano al gobernador Gustavo Bordet y por eso accedió a este beneficio, en donde tendrá a cargo las balanzas y la conservación, otro gran negociado ya denunciado.

En tanto, la Dirección Provincial de Vialidad presenta un estado lamentable. Antes de la mitad del año pasado, se había gastado todo el presupuesto previsto para el ejercicio 2020.

Ahora, desde las zonales de diferentes puntos de la provincia coinciden en que no hay prácticamente ningún recurso y que se está vaciando al organismo.

Los trabajadores se preguntan qué ocurrió con la arena, broza y demás materiales de construcción que adquirió la DPV y que no están por ninguna parte, lo que llevó a que en más de una oportunidad se taparan baches en las rutas provinciales con tierra.

Es más, luego de la denuncia sobre el sistema YPF Ruta, que permitía un desfalco millonario al erario público provincial, denuncian que las maquinarias y vehículos no tienen combustible y estarían parados.

La preocupación crece en los operarios viales ya que temen por sus fuentes de trabajo debido a la falta de materiales en las zonales.

Según comentan, es el Estado provincial el que permite este vaciamiento y no repone ni repara los elementos necesarios como una justificación para la privatización de la Dirección Provincial de Vialidad.

Se habla de que detrás de la creación del proyecto se encontraría el empresario Miguel Marizza, quien está involucrado en varias investigaciones que lleva adelante la Justicia por negociados con el Estado

El origen de los fondos para costear al ente privado generaría un fuerte revuelo y mucho ruido entre los entrerrianos.

Para obtener los recursos se le exigiría a los frentistas que adelanten impuestos durante cinco años, aunque no se conoce cómo se aplicará, porque el proyecto estaría en manos de Bordet.

A eso se sumará también el presupuesto de la DPV para hacer obras y demás.

Por el momento, la Dirección Provincial de Vialidad se sigue vaciando, mientras los trabajadores viales lamentan que los responsables son trasladados de un cargo a otro.

En tanto, avanzan las tratativas para una privatización que le costará muy caro a los entrerrianos y será un negocio redondo para unos pocos.

7 comentarios

teresa 15 enero, 2020 at 4:51 pm

SERÁ LA BELANZA DE LAS JUSTICIA LASQUE TENDRÁ A CARGO???

Responder
CONDE 16 enero, 2020 at 9:54 am

CAMBIAN DE SILLÓN PARA SEGUIR ROBANDO. EL GREMIO AUSENTE O COMPLICE DE LA ENTREGA DE VIALIDAD. LOS FUNCIONARIOS POLITICOS AHORA ESTÁN EN PLANTA PERMANENTE. CORRUPCIÓN TOTAL

Responder
CONDE 16 enero, 2020 at 9:57 am

ARIAS, INVESTIGUEN LA PINTURA PARA SEÑALAMIENTO QUE EL COMPRO Y NO SIRVIO. MILLONES DE PESOS TIRADOS A SU BOLSILLO.

Responder
Osvaldo 16 enero, 2020 at 6:17 pm

Arias cobra sus dos jubilaciones y el cargo de Vialidad, es una verguenza.

Responder
Juan 17 enero, 2020 at 12:28 am

Con Arias tomala vos y dasela a Braulio jajajajajja

Responder
juan 17 enero, 2020 at 12:31 am

Arias tiene que quedarse en su casa que le de lugar a otro mas inteligente que él

Responder
PEPITO 21 enero, 2020 at 12:18 pm

Y CON LOS PASANTES QUE HACEMOS???

Responder

Dejar Comentario