La corrupción en la obra más promocionada por el gobernador: 450 millones de pesos y ya se inunda y hay accidentes

Compartir:

Mientras los vecinos denuncian que las obras del Acceso Sur a Paraná son un desastre, al ministro Benedetto, el principal responsable, lo premian con tres cargos, uno con un sueldo de 18 mil dólares, en lugar de reemplazarlo.

Aunque el presupuesto inicial era de 294 millones de pesos, la provincia invirtió 450 millones de pesos para llevar adelante la doble vía entre Paraná y Oro Verde, una obra que pretendía hacer más fluido el tránsito en la zona y mejorar el acceso sur a la ciudad, con la supervisión de la Dirección Provincial de Vialidad y del ministro de Planeamiento, Luis Benedetto.

Sin embargo, con aproximadamente un 95% de avance en los trabajos, los vecinos ya presentaron numerosos reclamos con respecto a los serios inconvenientes que el trazado genera en la zona tanto para los vehículos como para las viviendas aledañas.

Además, por la demora en la inauguración, las colectoras se usan como calles y la autovía en sí como paseo peatonal, en la que fue la obra más publicitada y promocionada de la gestión del gobernador Bordet.

La principal queja tiene que ver con las anegaciones que se producen durante los días de lluvia debido a la falta de bocas de tormenta y alcantarillas.

Durante las lluvias, la calle se cubre completamente de agua, lo que complica la circulación vehicular y genera serios inconvenientes en las casas de la zona.

Según señalan los vecinos, la obra cuenta solamente con tres bocas de tormenta para captar el agua que corre por todo el sector de Avenida de las Américas, por lo que los desbordes de agua son constantes ante cualquier lluvia de mediana intensidad.

Pero el problema no lo padecen solamente quienes circulan con sus vehículos por la zona, sino que también se mete, literalmente, a las casas.

Concretamente, afirman que sufren problemas que antes de que se realizaran las obras no ocurrían, ya que desde que comenzaron los trabajos suelen inundarse las viviendas por la falta de desagües en el nuevo trazado.

Un vecino comentaba que tuvo que refaccionar su casa de más de 30 años, ya que cuando empezó a llevarse adelante la obra, frecuentemente ingresaba agua al inmueble durante las lluvias, un problema que sería recurrente en el resto de las viviendas de la zona.

En ese sentido, afirman que, lejos de revalorizarse, a partir de la obra, los inmuebles de la zona perdieron notoriamente su valor.

Según los vecinos, el punto 0 de nivel allí se encuentra a la altura del Camping David Ben Gurion, a partir de allí hay tres bocas de tormenta: dos a la altura de una reconocida verdulería de la zona y otra frente al hotel alojamiento ubicado en esa avenida.

Evidentemente, la cantidad de agua que corre durante las tormentas, supera la capacidad de esos desagües, por lo que se provocan los anegamientos.

Por otra parte, señalan que parte del desagüe corre a cielo abierto por una zanja que está obstruida casi en su totalidad por malezas y basura, lo que impide el normal flujo de agua y provoca desbordes hacia la calle.

Habrá seis rotondas, dársenas, bicisenda y tendrá áreas iluminadas. Todos los detalles del proyecto.

Los 450 millones de pesos que requirió la obra, aunque el presupuesto inicial marcaba 294 millones, fueron financiados por el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Regional por intervención del Ministerio del Interior y el gobierno de la provincia de Entre Ríos se hizo cargo del crédito.

Desde Vialidad Provincial se informó en su momento que la Unión Transitoria de Empresa (UTE), conformada por las constructoras Dos Arroyos S.A. y Paulina C. de Demartin S.R.L., era la encargada de los trabajos dentro de los 16 kilómetros que comprende la obra desde la capital provincial hasta Arroyo Salto.

El principal responsable de la obra es el ministro de Planeamiento, Luis Benedetto, a cargo de toda la obra pública en la provincia, que es un desastre en ese sentido, en donde las denuncias por corrupción estructural, los negociados con los empresarios de la construcción, y montos descomunales por caminos que no se pueden transitar. Una situación vergonzosa.

Ahora Benedetto, fue designado por Gustavo Bordet al frente de la Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande, una de las cajas más grandes de la provincia, y el mandatario lo impulsa también para conducir la CTM, donde el sueldo es de 18 mil dólares más los me llevo.

Sin dudas, un premio increíble teniendo en cuenta las enormes falencias en la obra pública provincial, bajo la órbita de Benedetto.

La obra del Acceso Sur a Paraná todavía no ha sido terminada sobre algunos tramos hay por única señalización de advertencia o de prohibición de circulación unos tachos de metal para que los vehículos no ingresen a ciertos sectores.

En lugar de alertar a los conductores, los tachos provocan desconcierto y complican la normal circulación ya que no queda claro por cuál de las manos deben conducirse los automovilistas.

Los vecinos sostienen que los accidentes se dan con frecuencia, y este miércoles una camioneta terminó literalmente montada a una de esos tachos que funcionan de precaria señalización.

Afortunadamente, en este y en los casos precedentes no se debieron lamentar víctimas ni heridos de gravedad, pero los habitantes de la zona y los que la recorren habitualmente piden mayores medidas de seguridad y mejores señalizaciones para evitar accidentes más graves.

Sin embargo, con la típica picardía argentina para sacar lo mejor de cada situación adversa, los vecinos aprovechan la demora en la inauguración del acceso y la circulación vehicular restringida para tomar la zona como un circuito para caminatas, ciclismo, trote y demás.

Sostienen que, sin dudas, funciona mejor como paseo que como acceso vehicular, aunque lamentan que durante las lluvias igualmente es imposible manejarse a pie por la calzada por las inundaciones.

Irónicamente, los vecinos de la zona comentan que, sin dudas, cuando planificaron la obra, no llovía.

En tanto, al ministro de Planeamiento de la provincia, no solo lo premian con la CAFESG sino que además lo quieren designar en la CTM con un sueldo de 18 mil dólares más el me llevo.

Compartir:

5 comentarios

Esteban 16 enero, 2020 at 1:36 pm

Que verguenzaaa cualquier persona con un poco de sentido comun se daria cuenta de esas cosas una desidia total dan ascooo

Responder
Pablo Correa 16 enero, 2020 at 7:42 pm

Igual al chorro de agua q salta en la foto igual es el chorro de guita q se llevan estos delincuentes corruptos

Responder
Pepe pueblo artoo 16 enero, 2020 at 10:19 pm

ESTO ES VERGONZOZOOOO!!!!!!!!!

Responder
ELISEO BLANCO 17 enero, 2020 at 9:41 am

GOBERNANTES CON PIE DE BARRO Y MANOS DE OSAMENTA

Responder
Manjon maria 18 enero, 2020 at 7:55 pm

Son unos SIN VERGUENZAS

Responder

Dejar Comentario