Vergonzoso: Mientras a los contratados de ACARA les deben dos meses de sueldo, dos nuevos funcionarios hacen su ingreso en ATER

Compartir:

Según fuentes internas los fondos para afrontar los haberes están, sin embargo, no llegan a sus verdaderos destinatarios, crece el malestar en el organismo de Grané.

Este martes EL PORTAL daba cuenta de una nueva designación en la Administradora Tributaria de la Provincia de Entre Ríos en pleno colapso sanitario, con trabajadores judicializando un ajuste desmedido y la actividad privada totalmente paralizada.

No pasaron ni 24 horas y a la redacción del medio llegan dos noticias del organismo que aumentan la indignación y malestar de los estatales del mismo.

Y, tras las intimaciones impositivas, llegaron nuevas designaciones en ATER

El drama en ATER lo vienen padeciendo actualmente los contratados de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) que prestan funciones en la ATER.

El organismo tributario integra como socio la institución que representa a todos los Concesionarios Oficiales de Automotores del país, y, según indicaron a este medio fuentes internas de la ATER, es ACARA quien envía el dinero mensual para afrontar los haberes de aquellos contratados a la Provincia.

Se desconoce si el dinero efectivamente llegó, o si en el ínterin se extravió, o si alguna mano negra tomó intervención, lo cierto es que,  desde marzo, estas 35 personas y sus familias están padeciendo el drama de no percibir sus haberes.

Verdaderamente viven horas críticas, varios de estos han sobrevivido gracias a la solidaridad de los empleados de ATER que han realizado colectas de dinero para distribuir entre los mismos.

En junio, el dinero apareció, y los contratados de ACARA pudieron cobrar sus sueldos, sin embargo con el correr de los días otra vez aparecieron los conflictos.

Actualmente, a la fecha, a 35 personas le adeudan los meses de julio y agosto y, prevén, que también septiembre, 35 familias que no tienen para afrontar su propio sustento, una verdadera vergüenza.

Mientras estos ocurre en la propia ATER, donde este grupo de contratados padece la desesperación, este miércoles se conoce una nueva designación en el organismo tributario, o más bien, una renuncia seguida de una designación.

Aunque, muy lejos de reducir la plata de funcionarios, los cuales son muy pocos los que prestan funciones, en la ATER, una renuncia, implica un corrimiento, y en consecuencia, dos son los cargos a designar.

El pasado 7 de septiembre, luego de cierta polémica de la que se hizo eco este PORTAL, dimitió a la ATER el director de fiscalización, el contador Ramón Escobar.

ATER tierra de nadie: Un pedido de renuncia que no fue acatado, un cargo inventado y el vaciamiento con expedientes de “grandes” contribuyentes

Rápido de reflejos, para no perder tiempo, el director general Germán Grané, en la misma resolución de aceptación de renuncia ya definió el reemplazo, nombrándola a la Contadora Daniela Alonso como directora de fiscalización.

La contadora Alonso no es nueva en el organismo, ya ostentaba los privilegios de ser funcionaria, generándose en consecuencia una vacante en dicho cargo, aunque aún no trascendió quien será el nuevo beneficiario en este puesto.

Ahora solo resta que el gobernador ratifique las designaciones de Grané, acto administrativo que seguramente se llevara a cabo en los próximos día ya que para el crecimiento exponencial del número de funcionarios si hay premura y no existe ninguna emergencia.

Para los contratados de ACARA la realidad es otra, 35 familias que pueden afrontar su sustento, mientras tanto el Gobierno embiste con impuestazos, intimaciones, recortes y ajustes, para seguir designando compromisos políticos, siendo la ATER un fiel reflejo, un organismo que, lisa y llanamente, es tierra de nadie.

Compartir:

1 comentario

Jesus 9 septiembre, 2020 at 10:56 am

encima a una la rajaron de la cooperativa de diamante !

Responder

Dejar Comentario