En Entre Ríos la solidaridad es con el dinero ajeno, nunca con el propio

Bordet, Stratta, Velázquez y Romero se sacaron fotos con las ambulancias adquiridas con el fondo solidario de la Justicia, porque el del Ejecutivo todavía no se ha visto en el sistema sanitario.

El gobernador Gustavo Bordet, la vicegobernadora Laura Stratta, la ministra de Gobierno, Rosario Romero, y la de Salud, Sonia Velázquez, entregaron a dos municipios dos nuevas ambulancias adquiridas con el Fondo Solidario que creó el Superior Tribunal de Justicia (STJ) como colaboración para la atención del Covid 19.

En un primer momento, la iniciativa partió de parte del Poder Ejecutivo, cuando el gobernador Gustavo Bordet anunció el pasado 27 de marzo la creación de un fondo solidario para combatir el coronavirus mediante la reducción en un 50% de los sueldos de autoridades y funcionarios.

Sin embargo, con el paso del tiempo pudo verse que la decisión fue un anuncio para la tribuna, una estrategia política para sumar puntos en las mediciones de la alicaída imagen del gobernador, más que una solución pensada en pos de mejorar realmente el sistema sanitario.

A la vista está hoy, con las camas en los hospitales públicos al borde del colapso, con pacientes que son enviados a sus casas aunque no estén totalmente recuperados, que los fondos no se destinaron al sistema de salud.

Es más, el Ejecutivo provincial ni siquiera dio a conocer exactamente cuánto se recaudó, y tampoco lo hizo la Legislatura, que rápidamente se sumó a la iniciativa con los anuncios de Ángel Giano, presidente de la Cámara de Diputados, y Laura Stratta, del Senado.

El único poder que dio a conocer la suma recaudada fue el Judicial, que detalló cuántos funcionarios se sumaron al aporte y el monto exacto obtenido, con centavos y todo, lo que causó bronca en el Ejecutivo y en la Legislatura.

No era para menos, la precisión con la que informó los números el Poder Judicial, dejaba en claro las artimañas del Ejecutivo y el Legislativo para esconder, detrás de un gran anuncio, un pequeño aporte al sistema sanitario.

Del total de su presupuesto, la Cámara Baja aportaba al fondo apenas menos del 10%, mientras que en la Alta, el porcentaje descendía a menos de 3 puntos.

En el Ejecutivo, en cambio, en noviembre de 2019, junto con el Presupuesto 2020, se aprobó un aumento del 50% de los sueldos de los funcionarios políticos de la provincia. Por lo que el anuncio de la reducción de los salarios para aportar al fondo no hacía más que retrotraer la situación a los números del año anterior.

Bronca del Ejecutivo y Legislativo con la Justicia

El engañoso anuncio de Bordet ponía de manifiesto los enormes sobresueldos del funcionariado entrerriano, que tranquilamente puede subsistir con la mitad de lo que gana, y por otra parte desnudaba la precariedad del sistema de salud provincial, abandonado durante años.

Pero, dejando de lado eso, se puso en evidencia que para este gobierno provincial la solidaridad no es un acto real y desinteresado, sino que se utiliza para obtener rédito político a su nombre, pero sin sustento concreto.

Además, quedo en claro que la solidaridad es solo un anuncio para la tribuna, pero que las acciones pasan en realidad por los bolsillos de los otros.

En este caso, se hizo política y Bordet y Romero se sacaron fotos con las ambulancias obtenidas gracias al fondo solidario de la Justicia.

Previamente, se habló de solidaridad para aprobar la ley de Emergencia, que recorta los ingresos de trabajadores y jubilados para que el Estado pueda recaudar más, sin tocar el verdadero tema de fondo: el enorme gasto político de la provincia.

Durante la pandemia, no cesaron las designaciones, los nombramientos, el cumplimiento de compromisos políticos con amigos del poder. El Estado entrerriano le sigue pagando abultadísimos sueldos a funcionarios que hace meses que no trabajan y sigue costeando los gastos de alquiler de titulares de organismos que ni siquiera vienen a la capital provincial, de otros que son de Paraná, o al sobrino del gobernador.

Mientras se presiona e intima judicialmente a los contribuyentes a pagar los impuestos, aunque no hayan podido generar ingresos en medio año por el aislamiento, el Estado sigue siendo la fuente de enriquecimiento de un selecto grupo de funcionarios con dudosas capacidades para ocupar los puestos que ostentan.

En tanto, las autoridades de la provincia siguen hablando de solidaridad y haciendo política con ella, siempre y cuando pase por los bolsillos ajenos y no por los propios.

4 comentarios

DESILUCIONADO DE TODOS LOS POLITICOS 25 septiembre, 2020 at 10:02 pm

NO TIENEN CARA!!!!

Responder
tristan 25 septiembre, 2020 at 10:03 pm

lo dan a conocer xq no los compro el gobierno, jajason tan ridiculos

Responder
Súper héroe sin capa 26 septiembre, 2020 at 1:16 am

Unos de los peores gobiernos de la historia entrerriana.
Gracias Bodet!!!

Responder
CONDE 26 septiembre, 2020 at 12:22 pm

EN VIALIDAD PROVINCIAL LOS FUNCIONARIOS POLÍTICOS ES IMPRESIOANANTE EL APORTE SOLIDARIO QUE NO HICIERON….NO SE OLVIDEN DE ELLOS QUE SON MUY SOLIDARIOS CON ELLOS MISMOS …

Responder

Dejar Comentario