Con el voto a favor de Kueider, se aprobó el aborto en la Argentina

La sesión culminó con 38 votos a favor y 29 en contra.

Tras más de doce horas de duración, el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo y aprobado por la Cámara de Diputados el 11 de diciembre último fue sancionado por 38 votos a favor y 29 en contra, una abstención, con cuatro senadores ausentes.

El voto fue transversal, ya que de los 38 votos a favor 26 fueron aportados por oficialista Frente de Todos mientas que 12 llegaron desde la oposición.

El resultado fue casi un calco del que, en sentido contrario, se registró hace poco más de dos años atrás, cuando Mauricio Macri permitió que el Congreso debatiera por primera vez un proyecto de legalización del aborto. En aquella oportunidad, el texto fue rechazado por 38 votos en contra y 31 a favor.

Después de la sanción de la legalización del aborto, siguió el mismo camino la Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, conocido como el Plan de los mil días, que establece el pago de una Asignación Universal por Hijo a concretarse una vez por año para ayudar al cuidado de cada niño menor de tres años.

Apenas iniciado el debate, y para garantizarse los votos que lo acerquen de manera definitiva a la sanción de la norma, el Gobierno había anunciado su disposición a modificar el texto de la eventual ley al momento de su promulgación. El objetivo era evitar que el proyecto vuelva modificado a Diputados, lo que demoraría su sanción.

Con esa modificación apostó a garantizar el voto de dos legisladores que en las últimas horas habían coqueteado con la posibilidad de abstenerse: el provincial Alberto Weretilneck (Río Negro) y Edgardo Kueider (Entre Ríos). La efectividad de la jugada, en ambos casos, se develó durante la madrugada. Ambos votaron a favor.

El legislador entrerriano se había manifestado siempre como a favor de la vida, pero en el último tiempo condicionó su voto a favor a cambio de arreglos en la Justicia provincial con causas que lo tienen a mal traer.

Legalización del aborto: Kueider condicionaría su voto a favor a cambio de arreglos en la Justicia

Además de la puja dialéctica de posturas irreconciliables entre la defensa de la vida, que esgrimieron los «celestes», y el derecho de la mujer a disponer de su cuerpo, que sostuvieron los «verdes», durante el debate se escucharon fuertes cuestionamientos políticos por el «oportunismo» del Gobierno de usar el debate del aborto para tapar el fracaso de sus políticas en otras áreas.

«Todos están siguiendo lo que sucede acá mientras en la Cámara de Diputados se está perpetrando el ajuste a nuestros jubilados», denunció la radical María Belén Tapia (Santa Cruz), para quien el debate simultáneo en ambas cámaras legislativas formó parte de un plan del oficialismo.

Aunque menos virulentas, desde el sector «celeste» del Frente de Todos también se escucharon reproches al Gobierno. El chaqueño Antonio Rodas aseguró que el proyecto viola la Constitución Nacional y se quejó porque no se realizó una consulta popular. «Estamos dejando de lado la opinión del pueblo argentino en su totalidad», protestó.

3 comentarios

DESILUCIONADA DE NUESTROS LEGISLADORES 30 diciembre, 2020 at 8:55 am

QUE TRISTEZA… EN VEZ DE ABORTAR, PORQUE NO EDUCAR Y PREVENIR??

Responder
AnTUAN 30 diciembre, 2020 at 1:11 pm

Compartyo totalmente el anterior comentario.Gristeza y bronca….

Responder
Donato Spacavento 30 diciembre, 2020 at 3:51 pm

Asesinos de bebès.

Responder

Dejar Comentario