Enrique Cresto, y su Vendetta en la Legislatura .

El Diputado Provincial Enrique Cresto se tomó revancha del mal momento que sufrieron su padre y madre días atrás en la Casa Rosada y esto desató el segundo conflicto institucional entre la oposición y el oficialismo, en vistas al desaire realizado por los Cresto hacia el Gobernador Jorge Busti cuando les pidió que se alineen detrás de Urribarri – Días atrás, el Intendente de Concordia Juan Carlos Cresto y su esposa, la Senadora Nacional Laura Martínez Pass de Cresto, fueron ignorados y ninguneados por los representantes del gobierno provincial en instancias de la firma de un convenio con la Nación por obras en cuanto a la Nueva Costanera de Concordia y esto no cayó nada bien en el seno familiar, repercutiendo en lo institucional y político.

El pase de factura de Enrique Cresto no demoró en venir y se dió anoche en la Legislatura cuando, éste legislador dejó en minoría a la bancada del PJ, no pudiéndose tratar la reforma del Código Procesal Civil y Penal. El oficialismo pretendía la inclusión obligatoria de un mediador, mientras que la oposición pretendía que fuesen dos los mediadores, algo que no se resolvió por la falta del visto bueno de parte de los legisladores opositores encabezados por Cresto: Bescos, Grimalt, además de quienes encabezan los bloques de la UCR y la Concertación Entrerriana.

Esto dejó al oficialismo en minoría y para que no se aprobasen nuevas leyes y normativas, a gusto de la oposición, al oficialismo no le quedó otra que levantar la sesión, quedando ésta sin quórum. Esta escena hizo recordar viejos tiempos en la Legislatura, cuando el entonces Presidente del Bloque Oficialista era Ricardo Troncoso. Hoy, este bloque es presidido por Castrillón, y fue él quien ordenó levantar a todos los legisladores que se habían hecho presentes en el día de ayer.

Ahora bien, esta situación torna más que complicado el panorama provincial, puesto que este conflicto institucional obliga a preguntarse cual será el modo de gobernar del oficialismo en vistas a la finalización del mandato de Busti, puesto que falta mucho tiempo aún y arrecian conflictos que nadie hubiese imaginado hoy. Desde Economía, se necesita que se aprueben partidas presupuestarias y que se amplíen otras tantas y desde ayer, se ha dado muestra que cualquier pedido que baje a la Legislatura puede frenarse, y de este modo será imposible que se apruebe cualquier pedido.

Habrá que ver que sucede en la próxima sesión en la Legislatura, pero ya son muchos los que se preguntan como hará Busti para gobernar sin plata, puesto que ningún pedido extraordinario podrá ser aprobado sin quórum y esto hace peligrar el futuro de muchas acciones de gobierno, algunas de las cuales deben salir lo antes posible y otras que han sido caballitos de batalla de la actual gestión pero que aún faltan cerrarse.

Dejar Comentario