Abominable: gastaron 50 millones argumentando “la densidad de población” y el “comercio incipiente” cuando habitan 13 familias y no existe un solo negocio.

Compartir:

Corrupción estructural

Las obras se realizaron por Vialidad en el Acceso Norte llamativamente donde supo residir el gobernador pudiendo dar fe sobre la falacia en la justificación del organismo que denuncia este Portal.

La corrupción estructural atacó de nuevo en Vialidad Provincial, en principio 50 millones, cifra que se fue incrementando en su ejecución por las obras complementarias del Acceso Norte, o mejor, por una tentativa de colectora, porque no es más que un simple “caminito”.

Una verdadera vergüenza con innumerables irregularidades que se cometieron desde el inicio y que se fue trasladando hasta la conclusión de aquel “caminito” por el cual se desembolsó una cifra millonaria.

“Atento a que este sector se encuentra densamente poblado, con actividad comercial incipiente”, menciona los considerandos de la Resolución N°2128/13 como argumento para el exorbitante gasto.

No más de 13 familias existen en la zona referida, esto es López Jordán y Monseñor Abel Bazán y Bustos de la capital entrerriana, es más, incluso pocas son las que realmente residen o habitan en dichas propiedades, utilizándolas el resto para el fin de semana.

Asimismo, de solo transitar por la zona, puede observarse que en el circuito propuesto en la resolución tampoco existe un solo comercio que justifique la tan mentada actividad comercial incipiente propuesta para justificar un millonario gasto público.

Más de 50 millones para una calle muy precaria que vialidad ejecuto tan solo en un día, es más, como se puede observar, por la callecita no caben dos coches juntos y paralelamente.

En aquel momento, la ejecución se justificó únicamente para el ingreso y egreso del gobernador de la provincia que en dicho entonces allí habitaba, mudándose luego a otra importante propiedad ubicada enfrente al comedor Charras, utilizada por Bordet para reuniones institucionales y políticas de fin de semana.

Para que la gente se ubique, en la loma donde debajo se rompieron recientemente los caños de agua y gas, es más, los vecinos y curiosos el día que se produjo la ruptura se preguntaban sorprendidos “ahí vive Bordet?”

Un gobernador que, no solo públicamente, sino también en privado, se ha comprometido incontable de veces en luchar contra la corrupción estructural, proclamando que iría a fondo para encontrar a los responsables para apartarlos y llevarlos a la justicia.

Un gobernador que conociendo la zona, residiendo en el lugar, sabiendo que no habitan más de 13 familias y que no existen comercios, permitió el gasto exorbitante sumamente innecesario.

Como se puede ver en las fotografías, ni la zona esta densamente poblada, ni tampoco existen comercios o negocios.

Si había que hacer una colectora debía realizarse más arriba, en la zona de la estación donde ya existe una colectora. Indudablemente había que justificar o más bien, dibujar, a como dé lugar el millonario despilfarro.

Tres años y cuatro meses van de gestión, o al revés, restan 8 meses para que culmine el mandato donde practicó su compromiso, y más allá de los amagues, ha reinado el “aquí no ha pasado nada”.

Ni un solo sumario administrativo, ni un solo funcionario apartado, tampoco ninguna actuación administrativa en el Tribunal de Cuentas que haya llegado a algún puerto en cuanto a las responsabilidades y, mucho menos, una sola investigación en la justicia iniciada por el actual gobierno provincial.

Los ejemplos de denuncias incluso con pedidos de informes siguen, el escándalo por los gastos millonarios que el Estado realizó por las obras irregulares por donde se las mire en la Ruta Provincial N°38 y 39 que al poco tiempo de haber sido inauguradas o ni siquiera sin haberlo sido, estaban intransitables.

Lo mismo que el acceso a Colonia Elia, en todos estos casos fueron los propios vecinos quienes denunciaron las irregularidades en cuanto a las medidas del asfalto por ejemplo, motivando dos pedidos de informes, tanto de legisladores como de particulares,

2.500 millones de pesos recibió Vialidad para realizar obras, entre las cuales estaban las mencionadas organismo que más allá de certificar las obras y haberlas pagado, sin ser inauguradas aun ya presentaban pavimentos levantados, que se han realizado con una capa asfáltica de 3 o 4 centímetros que ya se ha levantado o sin respetar las medidas con respecto a la banquina permitiendo el ingreso del agua a la ruta (pavimento abovedado).

Rutas destrozadas que ni siquiera han sido inauguradas y que ya presentan como consecuencia graves accidentes viales y que han obtenido las certificaciones de obras por parte de los funcionarios viales, quienes a sabiendas de las deficiencias en la ejecución, han certificado las mismas permitiendo el desembolso por parte del Estado de sumas millonarias a los privados.

Al conocer sobre las denuncias y los pedidos de informes Bordet ordenó al titular del organismo que se hiciera una instrucción sumarial, sin embargo, el mismo nunca prosperó y a la fecha no existen responsables del despilfarro millonarios a costa de la seguridad de los entrerrianos.

Otro ejemplo también paradigmático fue el desvío de fondos enviados a Vialidad para que la sede de Soever y Ospa Vial en Rosario de Tala construya un salón, que suele alquilarse para fiestas privadas, en un predio del estado provincial.

En todos estos casos, a pesar del compromiso asumido y los años transitados, nunca pasó nada, quedando nuevamente impune la corrupción estructural hoy un flagelo que nuevamente sacude en Vialidad provincial por los más de 50 millones de pesos que desembolsaron por una obra precaria utilizando falaces argumentos.

Compartir:

1 comentario

Insólito: Autoridades de Vialidad responsabilizan al Portal de Ricardo David por su inoperancia - El Portal Ricardo David 2 mayo, 2019 at 12:32 pm

[…] que recientemente con el título “Abominable: gastaron 50 millones argumentando “la densidad de población” y el “comercio in…, este Portal dio a conocer una gravísima irregularidad en la construcción de una calle precaria […]

Responder

Dejar Comentario