Pedido de informes por los 60 millones que la Provincia deja de percibir para la ayuda social en beneficio de Mautone

Compartir:

Los directores del IAFAS justificaron la reducción del canon en detrimento de las arcas públicas por “la grave situación económica financiera por la cual se encuentra atravesando la firma como consecuencia de la pesada carga tributario que viene sufriendo, tanto a nivel nacional como municipal”

Este martes con el título “11 millones de pesos menos para la ayuda social, 11 millones de pesos más para Mautone” este Portal se hacía eco de una grave denuncia que involucra al presidente y directores del IAFAS que beneficiaron económicamente a la empresa Casino Victoria S.A. de propiedad del Daniel Mautone.

Una firma dedicada a la explotación del juego de azar y apuestas y a los negocios conexos de la misma, como el alojamiento, expendio de comidas y bebidas, servicios de salones de baile, discotecas y similares, servicios de espectáculos artísticos, venta al por menor de artículos nuevos como casas de regalos, de artesanías, pelucas, de artículos religiosos -santerías-, recarga de matafuegos, etc., como así también la venta al por menor de productos en comercios especializados, el comercio al por mayor y al por menor, de reparación de vehículos automotores y motocicletas, alquiler de maquinaria y equipo y hasta construcción, reforma y reparación de edificios no residenciales, al cual incluye construcción, reforma y reparación de restaurantes, bares, campamentos, bancos, oficinas, galerías comerciales, estaciones de servicio, edificios para tráfico y comunicaciones, garajes, edificios industriales y depósitos, escuelas, etc.

Todas estas actividades declaradas ante la Administradora federal de Ingresos Brutos (Afip).

En la nota periodística se expone una supuesta y gravísima irregularidad suscitada a fines de mayo del 2018 cuando el presidente del IAFAS, el Cr. Silvio Vivas, el director político, el Cr. Guillermo Dubra y el director obrero, Gabriel Abelendo suscribieron la Resolución N°0501/18 aprobando la adenda de contrato de concesión para la explotación de máquinas tragamonedas suscripta entre en el 2005 entre dicho organismo y la empresa de Mautone.

Adenda que resultó, ni más ni menos, un beneficio económico para el Casino Victoria consistente en hasta lo que se tiene contabilizado una cifra superior a los 11 millones de pesos, monto que podría resultar enormemente superior.

Una cifra millonaria que el Estado entrerriano, a través de las firmas de Vivas, Dubra y Abelendo, renunció a percibir en favor que la empresa que maneja negocios altamente rentables y sin riesgos.

La maniobra consistió en una reducción del canon mensual establecido en el 2005 y que Casino Victoria S.A. se obligó a pagar como contraprestación de la explotación de las maquinas tragamonedas de la ciudad de Victoria.

Según las fuertes versiones, la firma de Mautone facturaría mensualmente sumas cercanas a los 55 millones de pesos solo por la actividad de las maquinitas, sin embargo, aduciendo la pesada carga tributaria del municipio y de la nación, mas puntualmente, la exigencia por parte del Municipio de Victoria del pago de la tasa comercial, tributo que por otro parte pagan todos los negocios en la localidad.

La exigencia, y la negativa de tributar, fue el motivo de la firma de Mautone para solicitar la reducción del canon mensual, redundándole en un beneficio patrimonial de más 11 millones de pesos.

La gran desconfianza recaída en la veracidad de los fundamentos dados por el IAFAS, el cual hace propios los de la empresa, fueron los motivantes de un pedido de acceso a la información pública ingresado este lunes por mesa de entradas del organismo estatal que tiene a su cargo el juego en la provincia.

No hay que olvidarse que la empresa Casino Victoria S.A. recientemente ha sido la adjudicataria de la licitación, aprobada por decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal, para la explotación de dos salas en la provincia de Buenos Aires, puntualmente las de Monte Hermoso y del Casino Central de Mar del Plata, con una retribución más que abundante, el porcentaje de cincuenta y cinco coma cinco por ciento (55,5 %) de la rentabilidad mensual.

Millonario emprendimiento al que habría que agregarle el resto de los ingresos de las empresas de titularidad o participación accionaria de Mautone con servicios en distintas localidades del país, caso de Mendoza por ejemplo, o incluso en la misma ciudad de Victoria como el recientemente inaugurado Hotel Sol.

Sin embargo, y a pesar de dichos millonarios emprendimientos, el Casino de Mautone sostiene venir en perdida aduciendo una “grave situación económica financiera”, panorama que también argumenta el IAFAS.

Entre los puntos del acceso a la información pública, suscripto por una abogada de Paraná, se le solicita al IAFAS que explique “1.- Desde la fecha del pedido de aplicación de la cláusula quinta del contrato de concesión realizado por la empresa Casino Victoria S.A. a la fecha de la presente, informe sobre los montos mensuales en dinero pagados por misma con la reducción realizada como también los montos mensuales que la misma debió haber pagado sin dicha baja, anexando la documentación certificada que justifique su respuesta”.

La lista de preguntas que las autoridades de IAFAS deberán responder bajo advertencia de acciones legales consiste en “2.- Fecha en que empezó a regir la reducción del canon y fecha de la efectiva aplicación del mismo”.

De suma importancia es el punto donde se le solicita que informe “3.- Montos mensuales en dinero en concepto de ingresos de la empresa desde la fecha de presentación de la solicitud de aplicación de la cláusula quinta realizada por la empresa a la fecha de la presente, anexando la documentación certificada que justifique su respuesta”.

Asimismo se le solicita al presidente del organismo del juego que indique “4.- Porcentaje del canon previo a la resolución 0501/18 y porcentaje del canon a partir de dicha resolución y los pagos mensuales realizados en dicho periodo, anexando la documentación certificada que justifique su respuesta”.

Por último, el pedido de acceso a la información pública hace mención m a distintos documentos públicos que deberá presentar para tenerse como respondido el formal escrito.

Un pedido de informes que sería correlativo, según indicaron a este Pretal, de una inminente denuncia penal contra los funcionarios del IAFAS, el Casino, su titular Mautone, su apoderado Leonardo Cattaneo por la serias sospechas de la comisión de ilícitos surgidos de la adenda y de la resolución suscripta por el organismo.

Compartir:

Dejar Comentario