Valenzuela redobla la apuesta: Confesión de un posible ilícito y un insólito descargo sobre su sueldo, “no cobro 175 mil, de bolsillo son solo 127 mil”

Compartir:

Tras el escándalo, el intendente quiso desmentir los exorbitantes números que se le adjudican como ingresos mensuales a pesar de la  crisis económica en el Municipio, aunque más que aclarar oscureció, no negó las cifras pero  sostuvo “no significa que sea plata para el intendente”.

El escándalo por los descomunales ingresos del intendente de BovrilVíctor Fabián Valenzuela, sigue dando de qué hablar.

Un Valenzuela que, según es harto comentado en la propia ciudad, se fue de la capital del gurí, en un momento muy difícil para la Provincia, allá por el 2000,  siendo un humilde preceptor de escuela.

Una vez arribado a Paraná, gracias a la intervención de un importante funcionario montielista,   pasó por el Túnel, luego LAER e incluso el IAFAS, comentándose en su ciudad que a partir de allí se habría incrementado notablemente su fortuna, con propiedades como casas, quintas, pisos e incluso sería dueño de una importante fábrica.

En aquel momento las fuertes versiones indicaban que varias inauguraciones de salas de juego de toda la provincia pasaron por las manos del actual intendente.

En horas del mediodía desde este Portal se daba a conocer que mientras  el Municipio, producto de una crisis financiera grave que acarrea de la anterior gestión de la cual Valenzuela formó parte,  adeudaba los sueldos de diciembre y el aguinaldo a los trabajadores municipales, el presidente municipal percibiría cifras extremadamente exorbitantes durante el 2020.

Entre el incremento de sueldo aprobado por unanimidad por el Concejo Deliberante previsto en la suma de 175 mil pesos y los gastos de representación incluidos en el presupuesto 2020 también aprobado por unanimidad por concejales de Cambiemos, bancada mayoritaria, y del PJ previstos en 125 mil pesos, las arcas municipales desembolsarían la suma de 300 mil pesos mensuales con destino exclusivo a Valenzuela.

Ingresos siderales a os cuales se le debían agregar, también en virtud de la ordenanza tributaria aprobada por los ediles, $68.750 mensuales en concepto de “viáticos y movilidad”,  $31.250 mensuales para gastos de “cortesía y homenajes” y 250.000 pesos mensuales en concepto de “gastos reservados”, es decir, otros 300 mil pesos más por mes.

Monto total de dinero a disposición del intendente, insistimos, por obra y gracia de los 11 concejales que integran el cuerpo deliberativo.

En la publicación de este mediodía se hacía alusión asimismo a los pormenores de la sesión extraordinaria, la cual fue convocada por el propio intendente para tratar temas urgentes del Municipio.

Cuando el déficit, el estado de cesación de pagos y la angustiante situación de los trabajadores viene siendo moneda corriente en Bovril, el presupuesto 2020, la tributaria 2020, el aumento de su sueldo y el de su vice, la designación del tesorero y el referéndum de la creación y designación del jefe de gabinete fueron las prioridades de Valenzuela y los ediles.

Tal era el apuro parece del jefe comunal por sus ingresos que a los 3 días de haber asumido, que, en connivencia, los ediles Claudia Schonfeld, Luciano Blochinger, Lina Iturralde, Raul Kuhn, Mabel Vogel Y Luis Dobler –Por Cambiemos- Y Laura Villalba, Xavier Bravo, Sandra Cisnero, Facundo Zamora Y Ailiñ Franco –Por el PJ- levantaron la mano otorgando la ansiada suma.

A los pocos días se aprobaba también unánimemente el presupuesto con los incrementos en el resto de los ítems que repercuten en los ingresos de Valenzuela.

Luego del gran revuelo por la publicación y el escándalo que significa para una ciudad pequeña en comparación con Paraná, Concordia, Gualeguaychú e incluso La Paz, las descomunales cifras que tendrá a disposición el intendente, vino su descargo, aunque más que aclarar, oscureció por completo.

Pasado el medio día fue el propio Valenzuela junto a los ediles de Cambiemos, el viceintendente José Gillig y secretarios quien convocó a una rueda de prensa, posteándose la misma en las redes sociales del Municipio.

En el discurso el jefe comunal, no negó para nada los números publicados del presupuesto, precisó cuál será su sueldo de bolsillo aunque de manera insólita, llamativamente habló de “gastos fúnebres” y respecto del resto de los rubros que se le atribuyen sostuvo “de ninguna manera significa que vayan para el intendente”.

Pero sin dudas el yerro mayor del jefe comunal se suscitó en oportunidad de explicar los fondos en concepto de “otros servicios”, desnudando la posible comisión de un hecho ilícito.

Los convoque “para aclarar a nuestro querido pueblo de Bovril, y porque también se ha vitalizado esto”, inicia su discurso Valenzuela para luego despotricar contra la prensa “las noticias maliciosas cobran más protagonismo que las reales, en 16 días de gobierno hemos hecho más que está sarta de cosas que se dicen”

Agregando queremos “reconocer que somos un pueblo chico, pero no de tontos, no creo que nuestra sociedad sea tan tonta como para no levantarse si cree que esto es real,”, tampoco que “nuestras autoridades electas sean tontas, cuando hemos estado más de dos meses diagramado y analizando el presupuesto y fue aprobado por unanimidad por ambos bloques, lo cual garantiza que lo que se aprobó tiene una cierta equidad social”

“Al ser un hombre público, junto con los concejales, viceintendente, secretarios queremos aclarar lo que se dice maliciosamente habla maliciosamente que ganó 300 mil pesos y por ahí que llegan hasta 600 mil con las cifras que suman, que esto es totalmente erróneo, es un desconocimiento total del presupuesto que quien lo analiza no tiene la menor idea de lo que es la parte contable del municipio o hace caso omiso”, sostuvo Valenzuela cuestionando la información periodística aunque sin negar que existió un incremento en su sueldo.

Luego Valenzuela, justificó dicho  aumento, aludiendo a distintos antecedentes en el Municipio. “Decirle a la sociedad que este sistema de equivalencia de sueldos con los empleados es del 2005, ordenanza 5777 el intendente fijaba dos veces el promedio total de la categoría primera a la 10”.

Agregando luego que el intendente del 2012 en Bovril se fijó un equivalente a 9 sueldos de la categoría 1.

Claro, lo que no dijo Valenzuela, es que aquellos periodos no existía el descomunal desbarajuste de las cuentas municipales que datan desde el 2018 y que a la fecha no se han equilibrado.

Agregando “Y en este caso nosotros fijamos el mismo criterio”, intentando luego predicar con el ejemplo, “aunque, teniendo en cuenta el momento de crisis consideramos que teníamos que reducirlo y se redujo a solo 7 sueldos de la categoría 1”.

Lo que vino fue un descaro total, provocando aún más indignación en los bovrilenses y en la sociedad en general: “Hicimos un cálculo de lo que debería cobrar”, aclarando que aún no cobró, “el sueldo de bolsillo andaría en los 127 pesos”.

Vale decir, no percibirá 175 mil pesos mensuales como decía el informe, lo cual era en bruto, sino 127 mil en mano, luego de descuentos, la misma cifra.

Agregando “Una cifra que no nos parece exuberante y que ha sido analizada por todos los concejales y aprobada por unanimidad”

También hablo de los viáticos y gastos de movilidad “Nos parecen totalmente desafortunados los conceptos, aclarando a la población que quisimos hacer un cálculo de lo que podría llegar a ser mi sueldo que aún no he percibido, en lo que fueron los 8 años de Blochinger creo que no he cobrado más de cinco viáticos, en los 5 últimos años creo que tampoco cobre viáticos”

“Así que lo que analizan el presupuesto, sería bueno que también sepan que existe, aparte del presupuesto, la  ejecución presupuestaria y que miren aquellas partidas que son en realidad las que ahí denotan cuanto realmente se ha gastado”, cuestionó.

“Cuando se habla de viáticos y movilidad, que el intendente tiene 800 mil a su criterio no es así, el intendente es el responsable y quien tiene la potestad de dirigir los recursos, pero esto es para ser utilizado por los demás secretarios, el cuerpo y aún no utilizado”, se quejó Valenzuela.

Como si todo esto fuera poco, también habló de  “los gastos de representación”, manifestando “dicen que tengo un millón y medio de pesos a disposición”, lo que sigue a continuación fue insólito, Valenzuela parece confesar que detrae fondos públicos para pagarles a sus funcionarios que mantiene en negro.

Para el jefe comunal  “los gastos de representación”, afirma “es lo que perciben los funcionarios que no perciben un sueldo o un haber en blanco, sino que cobran de los gastos de representación”.

Si bien no existe un concepto de dicho rubro para la administración pública, encontramos una aproximación del mismo en la AFIP referidas al sector empresarial.

El organismo nacional la define como toda erogación realizada o reembolsada que reconozca como finalidad su representación fuera del ámbito de sus oficinas, locales o establecimientos o en relaciones. No están comprendidos en este concepto, los gastos dirigidos a la masa de consumidores potenciales, tales como los gastos de propaganda, ni los viáticos y gastos de movilidad que se abonen al personal.

Siguiendo las propias palabras del intendente, las usa para pagar aquello que no corresponde pagar, en su caso, a funcionarios.

Por último, el intendente, conceptualizó los “gastos de cortesía y homenaje”, según el presupuesto 375 mil pesos anuales a su disposición,  sus palabras fueron muy elocuentes, para Valenzuela, insólitamente, “tienen que ver con los momentos que se viven infructuosos,  como mandar una corona a algún doliente y que nos siempre es utilizada su partida en su totalidad”

Lo mismo con respecto a “otros servicios”, precisando “se habla de 3 millones de pesos, allí se incluyen el pago de cuenta de terceros donde no hay otra forma que no sea imputado en otro lugar, así que no es plata para el intendente”.

Para finalizar la rueda de prensa, que por cierto fue más bien un comunicado y no un ida y vuelta con preguntas, Valenzuela sostuvo “estos  son un poco los conceptos que se cuestionaban o que intentan enredar a la sociedad y que no queremos darle mayor trascendencia sino simplemente aclararlo, decir que no es así, que no hemos percibido ningún sueldo tampoco los concejales hasta el día de hoy”

“Es cierto que estamos en deuda con los empleados, y que le debemos gran parte del sueldo”, reconoció, aunque agregó “hemos llegado un acuerdo de la forma de cómo  lo van a percibir y no creo que tampoco sean tontos ellos de que estén pensando de que yo recibo 300 mil pesos y que ellos aún no han cobrado”

“Le hemos facilitado 5 mil pesos porque es lo que estaba al alcance”, afirmó sobre el ínfimo acuerdo alcanzado.

Por último, sostuvo sobre la conferencia de prensa convocada “lo hacemos por la trascendencia que ha tomado, no estamos ni preocupados por esto, ni tenemos tiempo para hacer las aclaraciones, ni ante cada medio que diga lo que se le antoje vamos a estar aclarando.  Estamos más preocupados por cortar las ramas de las palmeras, por ver el tema de los desagües, las cloacas y la bomba de agua”, dijo sin ningún tapujo el intendente.

 

Compartir:

4 comentarios

teresa 18 enero, 2020 at 9:37 am

“humilde preceptor de escuela”…¿¿¿????!!!!

Responder
pepino 19 enero, 2020 at 12:20 pm

que caripela papa, y es intendente , mama mia.

Responder
Lucecita 20 enero, 2020 at 3:37 pm

Y fue secretario de gobierno los 8 años anteriores

Responder
Lucecita 20 enero, 2020 at 3:36 pm

Tiene que recuperar lo que gasto para ganar en la campaña… o se pensaron que no lo iba a recuperar… ilusos

Responder

Dejar Comentario