El mensaje que Bordet no quiso escuchar: organismos de DDHH habían advertido situaciones de abuso y maltrato en la subsecretaría de Paduán

Compartir:

El diálogo hoy con las instituciones defensoras está cortado, la única acción de la ministra para destrabar el conflicto fue la creación de un cargo.

La noticia de un empleado del Ministerio de Gobierno acusado de presuntos abusos sexuales conmocionó a la sociedad paranaense y entrerriana y causó un fuerte cimbronazo en la estructura del gobierno provincial, ya que el acusado habría usado la estructura de la cartera para perpetrar los aberrantes hechos sobre mujeres con necesidades laborales.

Tal es así que entre los elementos secuestrados en el allanamiento de este miércoles por la noche, se encontraron documentos del Ministerio de Gobierno, Justicia y  Seguridad que conduce Rosario Romero.

En ese marco, representantes de organismos de Derechos Humanos de la capital provincial recordaron que meses atrás habían advertido al gobernador acerca de una preocupante situación que ocurría en ese ámbito del gobierno provincial.

En un mensaje dirigido directamente al mandatario, a través de una nota presentada formalmente en gobernación, expresaban sus críticas sobre el manejo y funcionamiento de la Subsecretaría de Derechos Humanos, a cargo de Néstor Daniel Paduán.

Sin embargo, Bordet desoyó los reclamos y apenas le recriminó al funcionario las quejas recibidas, pero no tomó mayores medidas al respecto, por lo que el diálogo entre las instituciones y el área del gobierno responsable de los derechos humanos se cortó totalmente.

Para intentar calmar las aguas, la ministra Rosario Romero tomó la decisión de crear el cargo de coordinadora de la subsecretaría, por debajo de Paduán, aunque sin involucrarse demasiado en el tema. En ese lugar, la ministra designó a Cristina Ponce.

De todos modos, esa acción poco hizo para mejorar la relación entre Paduán y las organizaciones de los Derechos Humanos.

Hoy, luego de que se conociera la noticia de los aberrantes hechos ocurridos con un empleado de esta área del gobierno provincial, se reavivan las críticas hacia sus superiores.

Desde los organismos que defienden los derechos humanos recordaron la nota que enviaron dirigida directamente al gobernador Bordet, que desoyó los reclamos.

El comunicado completo afirma:

Estimado Sr. gobernador, Gustavo Bordet:

 Desde los organismos de Derechos Humanos de Paraná nos dirigimos a usted con el fin de que tenga a bien considerar brindarnos una audiencia para poder acercarle un informe de situación sobre la crítica y peligrosa situación que atraviesa la Subsecretaría de Derechos Humanos de su gobierno.

 Hoy, como en la reunión que mantuvimos con usted a fines de 2015, volvemos a manifestarle nuestro interés y preocupación por las políticas que su gobierno lleva adelante desde el organismo competente. El vaciamiento de políticas de protección y de promoción de derechos; el maltrato a trabajadoras y trabajadores; la negación de los derechos y el maltrato a la población travesti y trans; el asesoramiento en la defensa a acusados de violencia y abusos a menores; y la revictimización de niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia, son algunas de las gravísimas situaciones que conforman el día a día de este organismo que debiera velar por los derechos de los entrerrianos y entrerrianas. 

Nos reconocemos como organizaciones de la sociedad civil capaces de aportar a la construcción de una sociedad mejor para todos y todas, es por esto que no queremos dejar de manifestarle nuestra preocupación ante esta grave situación, pues entendemos que tanto quien esté a cargo de esta repartición, como su personal con responsabilidad institucional deben cumplir con un perfil respetuoso de los estándares internacionales de derechos humanos.

 Sin otro particular lo saludamos respetuosamente.

 

Al momento de la emisión de esa nota, todavía no habían trascendido los graves hechos por los que fue detenido Antonio Cardoso, que sería la persona sospechada de haber perpetrado los abusos.

Ahora, la noticia de que el jerarquizado habría utilizado la estructura del ministerio de Gobierno en general, y de la secretaría de Derechos Humanos en particular, genera conmoción en la sociedad y desde estos organismos sienten que si sus reclamos hubieran sido escuchados a tiempo, quizás la situación hubiera sido diferente.

Sin embargo, el gobernador Bordet, ante las serias críticas realizadas contra el responsable del área de Derechos Humanos, prefirió mirar para otro lado y hacer oídos sordos.

Una vez más, Bordet optó por la postura del negacionismo y, como suele actuar ante las graves denuncias que salpican su gestión, se mantuvo impasible.

Hoy se conoce que un jerarquizado, que sería de apellido Cardoso, amparado y ayudándose de la estructura del gobierno provincial, habría perpetrado abusos sexuales sobre mujeres con la excusa de brindarles trabajo.

Los organismos de Derechos Humanos ya habían advertido al gobernador sobre situaciones de abuso y maltrato que habrían ocurrido en la secretaría de Paduán, fiel a su postura negacionista, Bordet miró para otro lado.

Compartir:

4 comentarios

DEBORA 23 enero, 2020 at 12:23 pm

CHAU PINOCHO

Responder
Despierte gibernador 23 enero, 2020 at 2:03 pm

Que raro nuestro gobernador haciendo oidos sordos a los reclamos de la gente???? El solo escucha a sus amiguitos y no tiene idea de lo q en realidad pasa en su gobierno

Responder
Fernando 23 enero, 2020 at 4:10 pm

Bordet y Romero escuchan lo que quieren escuchar y dale que va, todos saben lo que pasa

Responder
Olga 23 enero, 2020 at 10:31 pm

Sra ministra pude hacer algo nos están robando todos los días vecinos de calle Sebastián Vázquez y Montevideo… Ayudaa nose puede vivir más así…

Responder

Dejar Comentario