¿Protección oficial para el empleado de DDHH acusado de abusos sexuales?

Compartir:

Un sorpresivo anuncio de secreto de sumario y un comunicado de la ministra donde intenta despegarse aunque omitiendo referirse a los beneficios con que contaba el estatal sospechado de hechos aberrantes y los antecedentes por abuso, indicios de fuertes conexiones con importantes funcionarios.

Este jueves la capital entrerriana amanecía conmocionada por la detención de un empleado del ministerio de gobierno y justicia de la provincia acusado de abusos sexuales.

Según la información que llegaba a la prensa, el modus operandi del estatal perteneciente a la cartera que conduce Rosario Romero, tenía en su génesis el aprovechamiento de la necesidad laboral.

Así bajo promesa de trabajos futuros en la administración pública, citaba a mujeres a su domicilio, con la excusa de la presentación de curriculum vitae y una entrevista personal, momento donde las adormecía para posteriormente abusarlas.

Con las primeras informaciones sobre este hecho aberrante por donde se lo mire, aparentemente con una multiplicidad de víctimas, aparecían también las primeras imágenes del procedimiento de su detención y de los allanamientos dispuestos por la fiscalía en su domicilio y el posterior secuestro de elementos de interés para la causa.

Fue la propia policía de Entre Ríos quien hizo circular las fotografías de la vivienda y el material secuestrado, pudiéndose apreciar documentos con el membrete del gobierno de Entre Ríos, un carnet con el escudo provincial, como también curriculum de las potenciales o victimas del sospechado.

Llamativamente algunos de los medios tildados como “oficialistas” y que normalmente son utilizados por el Gobierno provincial para sus anuncios, operaciones y demás, eran quienes traían la novedad.

Prensa que, a pesar de haber contado con el nombre, curiosamente no lo publicaron, mucho menos la foto que posteriormente se hizo viral primero en los whatsapp y luego en facebook, lógicamente, junto con el sospechado e investigado por estos hechos aberrantes aparecía el gobernador Gustavo Bordet.

Nombre e imagen que, en virtud del derecho a la información que le asiste a los ciudadanos y más aún cuando  se tratan de hechos de un enorme interés social e institucional, si publicó este Portal.

La foto viral del empleado del ministerio de Romero detenido por presuntos abusos sexuales

No era para menos, el sospechado es un empleado de la administración pública que para perpetrar los hechos se valió, al menos eso indica la información inicial, de su puesto en el estado.

Con la difusión de la imagen, que insistimos, fue viralizada en las redes sociales como suele suceder en este tipo de hechos que indignan a la ciudadanía, totalmente repudiables, acciones que han venido creciendo en el país y que son generadas por el descontento popular y el descreimiento en la Justicia, llegaron las reacciones del gobierno.

El gobernador no habló del tema, durante la mañana de este jueves, cuando toda la capital entrerriana no se hablaba de otra cosa, provocando indignación y bronca los aberrantes hechos provenientes de uno de sus empleados y militante de su campaña policía, Bordet se dedicaba a homenajear en las redes sociales al Flaco Spinetta.

La única que salio a manifestarse, como o no podía ser de otra manera ya que el acusado pertenece a su cartera, fue la ministra Rosario Romero.

En horas del mediodía la abogada  hizo circular un muy tibio comunicado oficial donde parecía intentar despegarse del empleado de la subsecretaria de derechos humanos de la provincia dependiente de su cartera.

De manera muy llamativa, Romero declaraba que nunca cumplió funciones de jefatura, ni cargos políticos, y que si bien es empleado de planta de DDHH, había sido adscripto tiempo atrás a la secretaria de trabajo de la provincia.

Asimismo la ministra anunciaba que inmediatamente se le había iniciado un sumario administrativo para determinar las responsabilidades y sanciones que correspondan.

Intento inidóneo de la letrada, ya que la secretaria de trabajo también pertenece a la órbita de su cartera, algo que omite referir en su comunicado, silencio que también se trasladó al momento y decisión de la adscripción.

El 21 de agosto del 2018, el gobernador Gustavo Bordet, decretaba la adscripción del agente Antonio José Luis Cardoso a la secretaria de trabajo por el término de 12 meses, normativa que fue refrendada por Romero.

Fue justamente el comunicado de la ministra el que sorprendió a los trabajadores de la secretaria de trabajo, ya que, según manifestaron a este medio, nunca se presentó a trabajar, tal es así que, conocido el rostro del hombre, sostuvieron desconocerlo.

Los comentarios en la secretaria no se detuvieron allí, indicándose que fue la propia ministra quien solicitó la adscripción del empleado detenido a Oscar Balla que en aquel momento era el titular de la repetición.

Comunicado donde también se omite referencia alguna a la nota formal ingresada por mesa de entradas de la gobernación.

Con la firma de los organismos de Derechos Humanos meses atrás los mismos le advertían a Bordet sobre situaciones de abuso y maltrato suscitados en la subsecretaria que conducen Daniel Paduán y de la cual formaba parte Cardoso.

Y es que, si bien estaba adscripto, según consta en el decreto de adscripción,  la misma había vencido el 21 de agosto del 2019, circunstancias olvidada de manifestar en el comunicado oficial.

Descuido que algunos interpretan como señal de protección de la ministra,  primero a si misma, con un intento de desligarse, como también a Paduán, jefe directo de Cardoso, e incluso al propio empleado detenido.

Y es que, resulta increíble o improbable, que ni la ministra ni el subsecretario de desarrollo social, se hayan dada cuenta que algo muy turbio a manera de sospechas merodeaban sobre la persona del empleado detenido, máxime cuando este viernes trasciende que sujeto poseía antecedentes penales.

Increíblemente trabajaba en derechos humanos cuando había sido condenado a 7 años de prisión por el  abuso sexual de un niño de 8 años.

Insistimos una persona que es desconocida en el área que debía cumplir funciones, y que, según las primeras investigaciones, se nutrió, se valió de la estructura del poder, de su cargo, de sus conexiones políticas para brindar una promesa de trabajo a chicas con necesidades laborales, para después drogarlas y abusarlas sexualmente.

No resulta posible imaginarse como ni la ministra ni el subsecretario o algún otro funcionario no pudieron darse cuenta de lo que estaba ocurriendo bajo sus narices.

Máxime cuando las conexiones con el poder por parte de Cardoso parecen ser ciertas y concretas.

El año pasado, puntualmente el 25 de junio del 2019, a pocos días de que al empleado se le venza la adscripción, mediante decreto N°1727, Bordet lo ascendía en el escalafón, nuevamente Romero refrendaba el beneficio para Cardoso.

En otras palabras, en un año Cardoso era adscripto, según la información de este medio, por pedido de Romero y posteriormente ascendido, aunque sin tener concurrir a su puesto de trabajo.

Es conocido en el ámbito de la administración que no cualquiera tiene dichas ventajas, accesibles solo por la cercanía a algún funcionario de importancia.

La pregunta obligada ¿porque tantos beneficios para el empleado de planta escalafón 7 de la subsecretaria de derechos humanos?.

Las sospechas de protección fueron creciendo en el transcurso de este jueves, llamativamente, a pesar de la magnitud de los hechos y la importancia publica que se desprende de la propia calidad del detenido y la forma que se sospecha que habría perpetrado los abusos, utilizando la estructura del estado provincial, se decretó el secreto de sumario de la investigación.

En otras palabras, los ciudadanos y la prensa tienen vedado conocer como sigue la causa, si el hombre declaró o se abstuvo, si quedara privado de su libertad o si accederá a la libertad, cantidad de víctimas, y demás datos de sumo interés público.

Secreto de sumario llamativo por donde se lo mire, primero por quien fue el encargado de anunciarlo, el director de investigaciones de la Policía de Entre Ríos, Fabio Jurajuria.

Fue Jurajuria quien declaró ante la prensa que no se podía brindar más información por la medida decretada por la fiscal Ileana Viviani, mas allá de que fue la propia policía quien se encargó en dar a conocer difundiendo los elementos secuestrados, entre los cuales se encontraban fotografías de supuestas o potenciales víctimas.

Curioso secretismo para las actuaciones que no tiene como fin reservar las identidades de las víctimas, protegerlas, algo que desde un primer momento se debe hacer y es loable que así se haga y no se hizo, publicándose las imágenes de los curriculum vitae,  sino que se interpreta como una medida de protección para el imputado.

Un Cardoso que, relatan en la administración pública y dentro de la militancia justicialista, que es conocido por jactarse, vanagloriarse, presumir sin ningún tipo de tapujo, sus conexiones con el poder político.

Alardeo que, se presume, insistimos, fue su punto de partida para convencer a mujeres de que podían obtener un trabajo, la génesis para acercarse a las mismas.

Entre su pavoneo, indicaron a este medio, el empleado del ministerio de gobierno y justicia, aparecían los nombres de Bordet, Romero e integrantes de la cúpula policial.

Luego de que trascendiera su nombre y su fotografía como posible autor de estos hechos aberrantes, a la redacción de este Portal, llegó otra grave denuncia aunque de corrupción que desnuda el grado de conexiones e influencias que mantendría el empleado detenido con la cúpula policial y la ministra.

No sería la primera vez que sospechas de protección judicial y mediática se posan sobre el ministerio de gobierno y justicia y la policía.

Este sábado se cumple un año ya del grave hecho que sufrió el director de este medio, una banda de delincuentes demostrando una enrome estructura y logística, con dispositivos de última tecnología, con un notorio conocimiento de los movimientos familiares y del lugar,  a pesar de la fuerte custodia en la zona donde a 30 metros vive Bordet, en plena luz del día ingresaba al edificio, mantenía privada de su libertad a una persona, para hacerse de un maletín que contenía dinero si pero también importante documentación contra un alto funcionario provincial.

Y no solamente eso, a pesar de contar con las imágenes de uno de los delincuentes, extraídas por las cámaras de seguridad de los propios vecinos, transcurrido un año, aun el hecho no fue esclarecido.

En el ínterin, las dilaciones de la Policía de Entre Ríos fueron manifiestas, dejando transcurrir el tiempo sin concretar actuaciones con el único fin de paralizar de la investigación, indudablemente para que no se pueda determinar quienes fueron los responsables.

En el caso del empleado del ministerio de gobierno y justicia llaman la atención varias circunstancias que rodean la causa, con las consecuentes sospechas de protección para un acusado al que se le infieren  fuertes conexiones y una estructura estatal puesta a disposición para desplegar conductas aberrantes y totalmente repudiables sobre mujeres necesitadas de un sustento laboral.

 

 

Compartir:

4 comentarios

Pingocho 24 enero, 2020 at 3:22 pm

Investigue sr david. Hay en dhh mas de uno no es trigo limpio

Responder
Margarita 24 enero, 2020 at 8:22 pm

Seria bueno que se presentes familiares de la gente dañada por este hdp

Responder
Margarita 24 enero, 2020 at 8:23 pm

Hay que hacerlo hilacha a él y a sus e cubridores solo no actuaba

Responder
teresa 25 enero, 2020 at 6:05 pm

“El gobernador no habló del tema”” Nunca habla del TEMA de la corrupción de sus amigos

Responder

Dejar Comentario