Una empresa denunciada por Sandra Pettovello estaría haciendo lobby para desembarcar en Entre Ríos

Audifarm, una de las prestadoras de salud que la ministra llevó a la Justicia, desembarcó en San juan y generó un terremoto político. La misma firma estaría haciendo lobby para aterrizar en Entre Ríos.

Una de las empresas proveedoras de la Dirección de Asistencia Directa por Situaciones Especiales (DADSE) denuncia por la ministra Sandra Pettovello fue contratada por la gestión del gobernador Marcelo OrregoAudifarm Salud SA ingresó a San Juan con una serie de privilegios que tras un breve escándalo público se dieron de baja esta semana.

A comienzos de año, una auditoría ordenada por la ministra de Capital Humano había descubierto una serie de irregularidades que terminaron con una denuncia en Comodoro Py. El área apuntada era la DADSE, el área que se encargaba de manejar los dineros destinados para la compra de medicamentos oncológicos y para enfermedades complejas.

El rol de Marcelo Orrego, gobernador de San Juan

Entre los beneficios con los que Audifarm empezó a operar en San Juan se cuenta la excepción de presentar documentación para cobrar por los insumos que le proporcionó a la obra social provincial. Los encargados de dar a conocer los hechos advierten sobre una “situación absolutamente irregular”. En paralelo, se rescindió el contrato de la empresa encargada de auditar planes especiales de medicación en la provincia.

El encargado de firmar esas resoluciones fue el flamante interventor de la obra social sanjuanina, Rodolfo Fasoli, hombre designado por Orrego, ante el cual llovieron las críticas al hacerse pública la situación en la que también están involucradas otras dos empresas prestadoras de la obra social sanjuanina.

Ante esa situación, Orrego instruyó a Fasoli a firmar una nueva resolución, que este viernes puso fin a los beneficios para la prestadora. En San Juan nadie se anima a anunciar el final de la historia.

La denuncia de Sandra Pettovello

La denuncia de Capital Humano no apunta a funcionarios específicos, pero sí advierte sobre irregularidades que se arrastran desde el gobierno de Mauricio Macri. “Negocios imperdonables a expensas de los más necesitados y por temas sumamente sensibles”, es la acusación formulada sobre los responsables de la DADSE a los que se les apunta por el mecanismo utilizado para la selección de proveedores, a través de los cuales “el Estado argentino adquiría medicamentos por miles de millones de pesos”.

“Se realiza vía e-mails (correos electrónicos simples y comunes, no encriptados, sin sobre cerrado ni seguridad) a una cadena de usuarios que no se actualiza periódicamente ni se certifica su titularidad”, dice la denuncia.

“Una vez recibidos dichos e-mails, ciertos supuestos proveedores remiten presupuestos informales sin firma ni rigorismo alguno y es, en virtud de tales presupuestos, que la administración correspondiente selecciona antojadizamente al proveedor al que comprarle los costosísimos medicamentos, sin siquiera un cuadro comparativo como exige dicha norma”, añade.

En la presentación que recayó en el Juzgado Federal número 11, que subroga Julián Ercolini, se denuncian los presuntos delitos de “defraudación contra la administración pública, abuso de autoridad y violación e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Dejar Comentario