El gobierno nacional adjudica la disparada del dólar a las encuestas electorales

Compartir:

Diferentes sondeos muestran a Cristina Kirchner delante de Mauricio Macri en varios escenarios y el presidente afirma que el nerviosismo de los mercados se debe al incierto resultado de los comicios de octubre

La moneda argentina volvió a depreciarse este miércoles como sucedió en la región, aunque en mayor magnitud. El dólar aumentó de $ 43,52 a $ 44,92 y subió 3,2%. En Brasil el aumento de la divisa fue 1,8%. En Chile, Colombia y Perú también sus monedas quedaron rezagadas frente el dólar que volvió a fortalecerse a nivel global.

El tipo de cambio en el mes subió 1,1% y 15,6% en lo que va del año. Desde que arrancó el plan Sandleris, en octubre de 2018, la divisa se incrementó 7,2%.

El aumento del riesgo país, la caída de las cotizaciones de las acciones argentinas y la suba del tipo de cambio se explican, básicamente, por una serie de datos salidos de encuestas. Un trabajo de Isonomía mostró a Cristina Kirchner delante de Mauricio Macri en un balotaje. Una tendencia similar mostró la consultora RTD en un trabajo que, durante los primeros 100 días de 2019, señala que la intención de voto de Cristina Kirchner ha ido creciendo progresivamente desde algo más del 30% -durante los primeros días de enero- hasta cerca de 39% en lo que va de abril.

En la Casa Rosada la lectura que hacen sobre las encuestas que andan dando vuelta y el presente financiero se resume con dos palabras: falta y depende.

“Falta” es el término que utilizan para señalar que las encuestas muestran (en el mejor de los casos) una foto de hoy y que restan al menos dos meses para conocer la lista de los participantes que irán a competir en las PASO. Con “Depende”, responden en el Gobierno sobre cuál creen que es el impacto de la recesión y la inflación de cara a las elecciones. El objetivo es que el dólar se mantenga lo más estable posible y de ahí que la semana pasada hubo anuncios del Banco Central (se eliminó el piso de la zona de no intervención y se dejó de actualizar el techo), del Ministerio de la Producción (un acuerdo de precios con el que quedaron congelados por seis meses los precios de 64 productos) y, este lunes, del Ministerio de Hacienda con el sobrecumplimiento de la meta fiscal del primer trimestre del año con el FMI.

Por último, en el Gobierno están convencidos que si hubiera certeza de Cristina Kirchner no fuera candidata el riesgo país bajaría a 500 puntos.

El dólar mayorista cerró este miércoles en $43,98. El tipo de cambio debería aumentar 17% para alcanzar el techo d e la banda ($ 51,48). Si cruzar el umbral el Banco Central podría vender hasta US$ 150 millones para defender la cotización de la divisa. Dentro de la zona de no intervención, el Gobierno tiene margen de acción para aplacar la tensión cambiaria a través de las subastas diarias de US$ 60 millones que hace el Tesoro y la venta de dólares futuro del BCRA.

Uno de los temores principales de los inversores sobre la gestión que arrancaría en diciembre de 2019 tiene que ver con la sosteniblidad de la deuda externa. Específicamente, sobre la necesidad o no de refinanciar el monto que se deberá devolver al FMIa partir de 2022. De hecho, hace unas semanas atrás, así lo dio a entender el representante del FMI en Buenos Aires en un encuentro con bancarios y clientes en el que mencionó que el organismo cuenta con un programa del tipo extended fund facilities para economías que necesitan reformas y extender el plazo de repago de sus deudas. El propio FMI, en sus últimos staff report, advirtió sobre el impacto de la carga de un variación en el dólar.

Mauricio Macri atribuyó ayer al clima electoral el nerviosismo de los mercados, ante el incierto resultado de los comicios de octubre, cuando aún no están definidos los candidatos de la oposición. “A Argentina los movimientos globales le pegan por dos”, afirmó ayer el analista económico Fausto Spotorno. Un informe de esta semana del Instituto para las Finanzas Internacionales señaló que, de cara a octubre, “los flujos de capitales no oficiales son débiles y la salida de reservas podría resurgir”.

Compartir:

Dejar Comentario