Dudoso: El IAFAS venderá softwares de 15 mil tragamonedas a Taiwán

Uno de los principales exportadores de tecnología del mundo comprará sistemas informáticos en Argentina, más precisamente al Iafas, una multimillonaria operación con una empresa de juego online que levanta sospechas; además tomaría un crédito de 500 millones de dólares.

El Instituto de Ayuda Financiera para la Acción Social vuelve al centro de la polémica en lo que tiene que ver con manejos dudosos de fondos públicos.

En esta oportunidad, según trascendió el IAFAS le vendería software de 15 mil máquinas tragamonedas a la empresa Sport Lottery de Taiwán, cuyas autoridades recientemente visitaron la sede del instituto.

Lo dudoso y extraño de la operación es que el país de origen de la compañía es uno de los mayores desarrolladores y productores de tecnología, incluidos sistemas informáticos.

Es por eso que la maniobra resulta rara y levanta sospechas entre propios y extraños, como si Entre Ríos decidiera exportar toronjas al Paraguay.

Los softwares involucrados en la transacción serían de tragamonedas pertenecientes al empresario del juego Carlos ‘Cacho’ Ferrari, prófugo de INTERPOL por una causa de coimas en Río Negro.

Ferrari fue dueño del poderoso grupo Interworld Corporation, que incluía casinos en Río Negro y un hotel en Tandil. También tuvo bingos en Avellaneda y Florencio Varela, que ya vendió, e intentó ingresar las tragamonedas de Cristóbal López al Hipódromo de San Isidro.

En 2013, previendo su difícil futuro judicial, Ferrari comenzó a desprenderse de sus propiedades y negocios y le vendió los casinos de Formosa y Paraná, así como el Bingo Zárate, a los hermanos Cirigliano, los concesionarios del Ferrocarril Sarmiento cuando fue la “Tragedia de Once”.

La vinculación entre Ferrari y el Iafas es Silvio Vivas, que fue empleado del empresario en el sur, antes de trasladarse primero a la provincia de Buenos Aires y finalmente a Entre Ríos.

La empresa taiwanesa Sports Lottery, que compraría los softwares de Ferrari, con el IAFAS como comisionista, se dedica al juego online mediante apuestas sobre eventos deportivos en diferentes partes del mundo.

El juego a través de internet fue reglamentado para la provincia de Buenos Aires la semana pasada, pero está presente en otros puntos del país sin control alguno, y la provincia de Entre Ríos no escapa a esa situación.

Sin embargo, según los expertos, el juego online puede traer serios problemas de ludopatía. Los factores son varios: la inmediatez de la recompensa, la velocidad de las apuestas, el fácil acceso, la intimidad y el volumen de las publicidades.

La ludopatía, es decir, la adicción al juego y las apuestas, es una patología que afecta a gran cantidad de personas, principalmente de los sectores más vulnerables de la sociedad, que ven en el azar una esperanza para salir de situaciones económicas complejas, principalmente en tiempos de crisis como este.

Sin embargo, esto se termina convirtiendo en una trampa de la que es muy difícil salir, ya que lleva al empobrecimiento del jugador y su familia, genera numerosos problemas a nivel psicológico y social, y suele derivar en otras adicciones.

A pesar de eso, los empresarios del juego se aprovechan de la vulnerabilidad de ciertos sectores para lucrar y armar millonarios negocios a costas de llevar a la ruina a familias enteras.

En las salas de juego y casinos de toda la provincia, la mayor parte de los jugadores llegan en moto, en remis o en autos con varios años y achaques, son los menos los que llegan en autos de alta gama y cero kilómetro, por lo que puede deducirse que la mayoría de los que van a las salas son trabajadores que apuestan al azar para intentar mejorar su condición económica.

El gobernador Gustavo Bordet, que fue contador en un casino, conoce de cerca las consecuencias de la ludopatía y las adicciones al juego, principalmente en los sectores más vulnerables de la población, pero hasta el momento su gestión está lejos de tomar medidas al respecto.

Es más, la provincia gasta millones de pesos cada mes en publicidades que incentivan al juego, considerado por psicólogos y sociólogos tanto o más perjudicial que las drogas farmacológicas.

El mismo IAFAS cuenta con un departamento de juego responsable, destinado a brindar “asistencia y apoyo a personas que padecen síntomas y/o conductas inadecuadas resultantes del descontrol y uso indebido de los juegos de azar, excediendo el aspecto recreativo y social de los mismos”.

De todos modos, en la mayoría de sus publicidades no advierte acerca de la necesidad de jugar responsablemente y los problemas que la adicción al juego puede acarrear.

En definitiva, es como si el propio gobierno provincial incentivara a su población al consumo de drogas.

Por otra parte, a través del IAFAS, ingresarán a la provincia 500 millones de dólares, a modo de endeudamiento.

Lo que ocurre es que el gobernador, para poder emitir bonos en los mercados internacionales, necesita la aprobación de ambas Cámaras Legislativas.

Pero tanto diputados como senadores afirmaron, consultados por este Portal, que no ha ingresado ningún proyecto del Ejecutivo pidiendo autorización para contraer deuda.

Es allí donde entra el IAFAS: al ser un organismo descentralizado, con directorio y administración propios, no necesita recurrir a la legislatura para salir en busca de acreedores.

Más allá de eso, se especula que una parte de esos 500 millones de dólares, serán cedidos por el IAFAS al Ejecutivo, que a días de las elecciones generales no quiere que la palabra deuda aparezca en el radar de la ciudadanía y los medios.

Esta maniobra y la triangulación Ferrari-IAFAS-Taiwán, en la que el instituto provincial sería el comisionista, levantan una vez más un manto de sospecha con respecto a los movimientos de dinero que se realizan en el organismo que, como fin último, tiene la ayuda a la acción social.

Lejos de cumplir esa misión, el IAFAS parece más una caja mediante la cual empresarios y funcionarios hacen negociados multimillonarios, obteniendo beneficios económicos siderales.

En el medio, las víctimas, directa e indirectamente, son los entrerrianos que, por recreación o en las garras de la adicción, buscan en el juego, físico y virtual, un escape a la dura realidad.

7 comentarios

nené 31 mayo, 2019 at 10:46 am

loco xq a toda esa astucia para ver donde se puede afanar no la usan para el bien de la gente???

Responder
DIEGO 31 mayo, 2019 at 10:48 am

UNA MAS Y VAN…???????’ DEJEN DE ROBAR YA ESTA YA SE HICIERON MILLORIOS YA BASTA CHE, PAREN UN POCO

Responder
Daniela 31 mayo, 2019 at 12:33 pm

telefono para la justicia, ya que el gobernador seguro esta en la repartija por favor solo nos queda confiar en la justicia, y por supuesto en la justicia divina q esa si nunca falla y nunca nos defrauda

Responder
raul 31 mayo, 2019 at 12:58 pm

jajajajajaja muy buen chiste, que nosotros le vendamos a ellos tecnologíaaaa???????? jajajajaja buenisimo, me alegro el finde david

Responder
fernando 31 mayo, 2019 at 2:01 pm

che a mi se me esta ocurriendo un negocito, con quien tengo que hablar?

Responder
Enrique A. García 31 mayo, 2019 at 5:51 pm

Ningún político o miembro de la justicia tomará cartas en el asunto?

Responder
Enrique A. García 31 mayo, 2019 at 5:54 pm

O están todos enganchados, como siempre?

Responder

Dejar Comentario