Sistema sanitario entrerriano en crisis: Suspenden cirugías programadas y no hay enfermeras

Las inversiones del gobierno provincial de los fondos recaudados con la Ley de Emergencia y el Presupuesto fueron para los autos de alta gama, viáticos, oficinas, pero no a salud.

El sistema sanitario provincial afronta momentos críticos debido a la ocupación casi total de camas en terapia intensiva e intermedia, por lo que se decidió suspender todas las cirugías programadas para liberar camas.

Por otra parte, el Hospital de la Baxada «Doctora Teresa Ratto» de Paraná publicó una convocatoria para incorporar enfermeras y enfermeros a su personal de salud.

En más de un año de pandemia, y en varios años, el gobierno provincial fue dejando de lado al sistema sanitario de forma descarada, lo que llevó a la alarmante situación que se vive actualmente.

De los 2.200 millones de pesos que se recaudaron con la Ley de Emergencia, que recorta ingresos de trabajadores y jubilados, nada se vio reflejado en inversiones reales para el sistema de salud, que además cuenta con un presupuesto de 19 mil millones, aunque no se sabe en qué se gasta.

Hoy hay 100 camas de terapia intensiva en la provincia, menos incluso que en 2010, y hay apenas 25 profesionales capacitados y formados para brindar servicios en esta especialidad.

Tampoco hay enfermeras, como puede verse con la convocatoria lanzada por el gobierno provincial, y las que hay, están exhaustas, al igual que médicos y todos los profesionales de salud que deben hacer guardias eternas para hacer frente a la pandemia.

Evidentemente, las tan pregonadas y anunciadas inversiones en el sistema sanitario no fueron tales, y el gobierno provincial destinó los fondos a otro tipo de gastos totalmente innecesarios en este contexto.

A lo largo de la pandemia, aún con la Ley de Emergencia vigente, la provincia compró autos de alta gama y camionetas 4×4, gastó en reparar oficinas, pintar paredes, publicidades y demás, mientras médicos, enfermeros, personal de salud en general y ciudadanos pedían mayores inversiones en salud.

Así, el colapso del sistema sanitario con esta segunda oleada de contagios no solo era previsible, sino también esperable, pero a pesar de todos los indicios y de lo que ocurre en el resto del país y del mundo, el gobierno continuó con su política de desinversión y vaciamiento de la salud provincial.

En medio de esta situación, además, hubo más de 17 mil personas que accedieron a las vacunas contra el coronavirus a través del vacunatorio vip provincial, sin presentar ningún factor de riesgo ni ser personal de salud, sino que son políticos y administrativos junto con sus familiares y amigos.

Vergüenza: los nombres de los vacunados vip en Entre Ríos

Si esa enorme cantidad de vacunas se hubiera destinado a quienes realmente las necesitan, la preocupante actualidad del sistema sanitario seguramente no sería tan grave como lo es en estos momentos.

Según prevén los profesionales de salud de la provincia, en la segunda oleada, la situación todavía no llegó al pico, sino que se estima que mayo será mucho peor que lo visto hasta el momento.

El sistema sanitario provincial no está preparado para afrontar más pacientes de coronavirus, sumados al resto de las patologías que se tratan en terapia intensiva, algo que vienen advirtiendo los profesionales de salud desde hace tiempo.

Las inversiones del gobierno provincial se destinaron a otros gastos, totalmente superfluos, y hoy el sistema sanitario provincial afronta una tragedia, de la cual, sostienen los profesionales, las autoridades no saben cómo salir.

Penoso peregrinaje de una importante ex funcionaria del gobierno para conseguir una cama en terapia

Desastre sanitario: no hay más camas en terapia en los hospitales públicos ni en los sanatorios privados

1 comentario

Fiorella 29 abril, 2021 at 6:24 pm

A cuidarse muchooo, porque ahora asi estamos en el horno

Responder

Dejar Comentario