Stratta reconoció el ilícito y repartió culpas

La vicegobernadora Laura Stratta eligió Radio LT 39 de Victoria para intentar minimizar el escándalo de los subsidios truchos que la tiene como protagonista y que ha generado un enorme escándalo en la ciudad de Victoria y en toda la Provincia.

A través una investigación exclusiva de este medio se reveló que había subsidios irregulares que estaban siendo auditados por el Tribunal de Cuentas, algunos otorgados a personas que nunca los recibieron, otros a personas que nunca lo recibieron y ni siquiera lo tramitaron, y una tercera categoría de personas fallecidas.

La vicegobernadora Laura Stratta, ex ministra de Desarrollo Social, repartió culpas que van desde su ex secretario privado Joaquín Oñativia hasta incluso la tesorería de la cartera que ella conducía, quien entregó los cheques al secretario “infiel”, aunque evitó decir quién otorgó y autorizó los subsidios.

      Entrevista a Stratta 1
      Entrevista a Stratta 2
      Entrevista a Stratta 3
      Entrevista a Stratta 4
      Entrevista a Stratta 5
      Entrevista a Stratta 6

La trama develada por este portal ha sido reconocida, ya que si bien solo admite que cinco (5) subsidios truchos han sido detectados, no “descarta” que de la auditoria del Tribunal de Cuentas salga una cifra superior.

Nuestra investigación estima que serían no menos de 8 millones de pesos de subsidios auditados y, de eso, la cifra irregular no sería menor a los tres millones de pesos año 2018 ($3.500.000), lo que con la inflación y la relación peso dólar significaría un perjuicio de casi veinte millones de pesos ($20.000.000).

Stratta hoy ha confirmado las irregularidades advertidas por este medio, con lo cual deja de ser versiones o trascendidos, pero si su interés real es la transparencia debería dar a conocer cuántos subsidios, por qué montos, y a quiénes se otorgaron en los períodos que hoy están bajo la lupa, y no continuar con el gran fraude y el negociado de la pobreza.

Resta saber cómo el Tesorero de la Provincia, que debía velar por los intereses del erario público, puso en juego su cargo al entregar alegremente los cheques a personas que no eran sus directas beneficiarias, más aún cuando se trata de Oñativia, que era un contratado que respondía directamente a la ministra pero que no era parte del personal permanente, por lo que se presume que alguien le ordenó entregar esos valores.

Hoy se necesita una auditoría que revele el monto y beneficiarios de los subsidios entregados por el Ministerio entre 2018 y 2019, para poder saber si hay más damnificados, porque Stratta no comprende que ella maneja dineros públicos y fue puesta en ese lugar para ejecutar políticas y velar por el gasto eficiente de los recursos, y por cada recurso de la gente que ella se llevó, hubo gente que no pudo acceder a una ayuda, por lo que por acción u omisión es tan responsable como Oñativia.

En la extensa nota, la ex ministra además demuestra su desprecio por la ciudad de Victoria, donde ha sido derrotada en todas las elecciones que ha participado, ya que considera que la viralización de memes es responsabilidad de la ciudadanía, que no solo ha sido estafada por sus empleados sino que además no le permite expresarse a través del humor.

La perlita de la amigable entrevista fue cuando la vicegobernadora reconoció que montó en la vice gobernación un seguimiento de medios, la versión devaluada del observatorio de medios de Miriam Lewin, lo que revela que la Licenciada en Comunicación Social tiene una obsesión con la prensa libre.

En un reportaje con demasiadas concesiones, la dirigente puso el ojo en su empleado y el tesorero, lo cual llama poderosamente la atención ya que el empleado ni siquiera era funcionario sino que era un contratado, por lo que es muy llamativo que haya operado sin complicidad de otros funcionarios de mayor jerarquía y poder para persuadir al tesorero a que accediera a entregar valores a una persona que no es la beneficiaria.

La hipótesis de Stratta es poco verosímil, incluso la tozudez de acudir a la ventanilla equivocada, ya que fiscalía de Estado no es el órgano encargado de auditar a las reparticiones del Estado, y tampoco tiene competencia en materia de hechos ilícitos, sino que la acción penal publica está en cabeza de Ministerio Público Fiscal.

Se equivocó de ventanilla: ¿Laura Stratta se autodenunció ante Fiscalía de Estado por las irregularidades con los subsidios?

En el círculo íntimo de Stratta afirman que la victoriense pretende evitar la intervención de fiscalía, ya que ahí uno sabe cómo empieza pero no dónde termina y a quiénes se lleva puesto en el camino.

7 comentarios

jose 11 mayo, 2021 at 9:29 pm

que raro que en ningun otro medio se dijo nada…$$ impresentables estos periodistas de parana¡¡ y la prodesion?? bien gracias..ya es un negocio solo pautas publicitarias del estado

Responder
Nanito 11 mayo, 2021 at 9:37 pm

Investiguen cómo estaba contratado Oñativia……………………….. dicen las malas lenguas que tenía más de un contrato (obra y cocinero suplente) como tantos otros que rondan el quinto piso del CGE………

Responder
marcos 12 mayo, 2021 at 9:44 am

Pablo bertochi ladron degenerado!! porque no lo denuncias mas david.

Responder
Natalia 12 mayo, 2021 at 10:30 am

Hay muchos que tienen dos o tres contratos en distintas reparticiones. Averigüen en senado y diputados los contratos que hay. Son unos sinvergüenzas corruptos

Responder
teresa 12 mayo, 2021 at 11:54 am

Urgwe una compra urgente de LAVANDINA AL POR MAYOR…¡FICHA LIMPIA…!!!

Responder
teresa 12 mayo, 2021 at 11:54 am

«URGE»

Responder
Hacete cargo 13 mayo, 2021 at 9:01 am

De los audios literalmente se reconocería el delito de malversación o robo de cheques y acá es obvio que están queriendo desligarse de responsabilidades enterrando a un contratado. Me pregunto: Y los funcionarios que autorizaron y luego no controlaron?
Stratta confesaría que desde el Ministerio se entregaron a un cheque a colaborador de su estrecha confianza y este se encargaba de hacérselo llegar al destinatario. Tan estrecha la relación que el colaborador seguía trabajando con ella en la Vicegobernación.
Ella firmó y otorgó los subsidios y también dio la orden para que su colaborador retire y entregue los cheques. Si esta persona cambio el destino o le fue infiel, ella debe asumir su responsabilidad, es como cuando te meten los cuernos, debes hacerte cargo.
Manda al frente a la Tesorería del Ministerio, pero los cheques oficiales se emiten con la leyenda NO A LA ORDEN y es con dos firmas. Acá de alguna manera se endosaron o vendieron los cheques y se quedaron con la plata. Él o la directora de Administración que ella misma designó en su función no controlo y era responsable de resguardar los fondos públicos.

Responder

Dejar Comentario