De ministerio a miniserie, un culebrón que puede terminar en escándalo institucional

Duro enfrentamiento entre la secretaria privada del ministro y la subsecretaria administrativa, preocupada por el poder que la primera tiene sobre el funcionario, al que le hace firmar al funcionario expedientes irregulares para algunos familiares que están generando problemas legales.

Los pasillos del ministerio de Planeamiento de la provincia son un hervidero por los fuertes comentarios que circulan.

Es que la subsecretaria administrativa de la cartera, Juliana García Maciel, está que trina y no para de criticar a la secretaria privada del ministro Luis Benedetto, Yanina Blason.

La primera acompaña como funcionaria a Benedetto desde que era secretario de Obras Públicas del municipio de Concordia, durante las gestiones de Gustavo Bordet como intendente.

Cuando el concordiense se convirtió en ministro y se trasladó a Paraná, trajo consigo a la cartera a Maciel y su marido, Mauricio Oscar Marcogiuseppe.

Blasón, en cambio, afirman desde el ministerio, comenzó a trabajar con Benedetto ya en la capital provincial y se ganó rápidamente su confianza, al punto tal que la subsecretaria administrativa afirma que la secretaria privada “lo maneja como quiere”.

Tal es la cercanía entre ambos, según habría comentado la concordiense y se dice en los pasillos, que el ministro no se despega de su secretaria privada y que esta lo acompaña a todas las recorridas por el departamento Paraná y la provincia.

Los mentideros sostienen que, cuando el funcionario sale con su secretaria en algún viaje, Maciel pregunta a los gritos por qué lo acompaña a las recorridas si es contadora y no entiende de ingeniería.

El único departamento al que Blasón no va es justamente a Concordia, donde vive el ministro, según se comenta en los pasillos del ministerio, algo que habría trascendido de boca de Maciel.

Pero no solo las recorridas generan la indignación de la subsecretaria, sino que lo que más enojada comenta es que en la oficina de Benedetto, es Blasón la que se sienta en el sillón del ministro, mientras que el funcionario se sienta del otro lado, en las sillas de los invitados.

Además, comentan que Maciel escupe bronca especialmente porque sostiene que la secretaria maneja como quiere al ministro y que le hizo firmar expedientes para familiares que no cumplen con las normativas vigentes, totalmente irregulares.

Es por eso que más de un expediente fue observado y detenido por contaduría general, de acuerdo con lo que comenta la subsecretaria administrativa.

Justamente es en esa área que se desempeña el marido de Maciel, Mauricio Marcogiuseppe, que es subdirector del servicio administrativo contable de la cartera.

Si bien el enfrentamiento tiene ribetes de telenovela centroamericana, podría derivar en un escándalo institucional debido a los trapitos que suele sacar al sol la subsecretaria sobre la secretaria privada, que podrían comprometer al funcionario.

Los mentideros cercanos a la cartera comentan que en poco tiempo pasó de ministerio de Planeamiento a miniserie de Netflix. Lo preocupante son los expedientes irregulares que el ministro firmaría sin mirar, que podrían comprometerlo.

3 comentarios

obras publicas 19 junio, 2019 at 9:51 am

Una excelente trabajadora Maciel, responsable y comprometida

Responder
Latana 19 junio, 2019 at 10:07 am

Calumnias e injurias para ensuciar a la secretaria que es la única que quiso sacar el ministerio adelante en estos 4 años, cuando tanto la subsecretaria junto a su «marido» lo único que hicieron fue entorpecer el funcionamiento del mismo, siendo estos dos últimos funcionarios que al día de hoy no tienen ni la menor idea de como se tramita un expediente sin manos sucias

Responder
caro 21 junio, 2019 at 8:16 am

Las dos son trepadoras. Una viene pudriendo varios lugares UEP y Gobierno y ahora esto. La otra viene de la municipalidad de concordia con ganas de irse a vivir en parana. Destruyeron el ministerio y le manejan el poder a benedeto

Responder

Dejar Comentario